Consejos y remedios naturales para tener un hígado sano

En ocasiones, debido a la complejidad de sus tareas, el hígado termina saturándose o contrayendo algún tipo de enfermedad. Al consumir determinados alimentos e infusiones podemos ayudar a desintoxicarlo

El hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo —seguido de la piel—, además de ser indispensable en los procesos digestivos y de desintoxicación, pues este realiza aproximadamente 500 tareas diferentes, y entre una de las principales está la de filtrar alrededor de un litro de sangre por minuto cuando se encuentra en un estado óptimo. Durante esta filtración, el hígado limpia la sangre de sustancias como hormonas, drogas, medicamentos, sustancias químicas, gérmenes y toxinas.

Cerca de 500 millones de personas están infectadas por una hepatitis vírica crónica en todo el mundo, y casi  un millón de ellas muere cada año por fallo o cáncer hepático. No obstante, muchas de esas muertes pueden evitarse mediante una dieta que permita cuidar este órgano y, sobre todo, garantizar la realización óptima de la función que desempeña. Queremos concienciarte del cuidado que debes tener para mantener tu hígado sano, todo se basa en seguir una dieta saludable, evitar el alcohol y prevenir lo máximo posible alguna de las hepatitis.

Síntomas de un hígado con problemas

  • Ictericia, manchas, nariz enrojecida, acné, y diversas enfermedades cutáneas. Boca pegajosa, mala digestión, náuseas, gases, escalofríos durante las primeras horas de la digestión.
  • Mala evacuación, estreñimiento o diarrea, heces con mucho color, espasmos intestinales, inflamación, picor anal, parásitos, desmineralización, anemia, diabetes, obesidad o delgadez, apendicitis, dificultad para conciliar el sueño.
  • Orina turbia, dolor debajo de las costillas del lado derecho, dolores de cabeza, cirrosis, abscesos, cálculos en el hígado,  defectos en la visión, en el oído, piernas hinchadas, reumatismo, esclerosis, desequilibrio glandular, molestias durante la menstruación.
  • Esterilidad o impotencia masculina, problemas e inestabilidad emocional, bronquitis crónica y tuberculosis, tendencia a las hemorragias, propensión a las picaduras de mosquitos, y hasta cáncer.

De vez en cuando es vital ayudar a sanar tu hígado. Son tantas las tareas y tan complejas, que este puede tener problemas para su correcta  función y, también se pueden adquirir enfermedades infecciosas; sin embargo existen productos naturales que pueden conservar la buena salud del hígado.

Productos naturales que ayudan a tu hígado

El Boldo

Como.tomar.el.te.de.Boldo

Llamada la planta del hígado, es conocida por sus propiedades que ayudan a la regeneración y cuidado de este órgano. Esta planta contiene boldina, un alcaloide que estimula la producción de bilis, la secreción de ácido úrico y los jugos gástricos, lo cual le facilita el trabajo al hígado, por lo que lo hace más eficiente. Además, esta planta es fungicida y antioxidante, y lo más importante, anti-inflamatoria. Podemos consumirlo en modo de infusión o té de las hojas, además el boldo se puede encontrar en comprimidos vendidos en casas naturistas. Podemos tomarlo después de la comida y la cena para mejorar la digestión y la función hepática. Además, por la noche es cuando el hígado aumenta su función y la infusión tras la cena ayudará a una eliminación de toxinas más eficiente.

El ajo

Sin lugar a dudas, el ajo es uno de los mejores alimentos que limpian el hígado de forma natural. Activa las enzimas que eliminan las toxinas, mientras que la alicina y selenio encontrados en el ajo mantienen el hígado limpio y sano. También es muy fácil de añadir a la comida, por lo que comer más ajo es una costumbre sana que mejorará la salud de tu hígado.

Granos enteros

Arroz-integral

El arroz integral y otros cereales contienen altos niveles del complejo de vitaminas B. Éstas ayudan a la función del hígado de múltiples maneras, incluyendo la mejora de la metabolización de grasas, la descongestión del hígado y su función en general. Trata de evitar los alimentos hechos con harina blanca y opta por alternativas de trigo integral en su lugar.

Verduras crucíferas

Estos vegetales son potentes desintoxicantes del hígado, pues contienen sustancias químicas que neutralizan ciertas toxinas, como las nitrosaminas, que se encuentran en el humo del cigarrillo. También contienen glucosinolatos que ayudan al hígado a producir las enzimas que necesita para su proceso de desintoxicación. Algunas verduras crucíferas son brócoli, coles de Bruselas, coliflor, repollo.

Antioxidantes de los frutos

Según un estudio realizado por  la Universidad de Tuffs, se encontró que la siguiente lista de frutas tenían los niveles más altos de antioxidantes:

  • Ciruelas.
  • Pasas.
  • Arándanos.
  • Moras.
  • Fresas.
  • Frambuesas.
  • Ciruelas.
  • Naranjas.
  • Pomelo rosa.
  • Melón.
  • Manzanas.
  • Peras.

Los antioxidantes ayudan a proteger el hígado de los altos niveles de radicales libres que son producidos naturalmente durante el proceso de desintoxicación. Así que no dudes en incluirlas en tu dieta.

Y tú, ¿Qué haces para mantener tu hígado sano?

Te puede gustar