Cómo conservar los condimentos y especias

07 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
Las hierbas y especias son ingredientes que se utilizan para dar sabor, color y aroma a la comida. Se consumen en pequeñas cantidades y forman parte de los ingredientes más apreciados y costosos en muchas cocinas.
 

Para darse cuenta de la importancia de conservar los condimentos y especias se puede hacer un pequeño experimento en casa. Se trata de guardar un poco de pimentón dulce en un tarro de cristal en medio de la cocina y cerca de los fogones. Otro pequeño tarro irá en la despensa (si es oscura) o dentro de un armario.

Al cabo de unas pocas semanas se pueden observar algunas diferencias debidas a las dos maneras de preservarlas. Aunque quizás son poco perceptibles, de ello puede depender el buen aroma y sabor de un plato o el aprovechamiento de los beneficios que algunos de estos productos brindan a la salud. Conocemos todo lo necesario para conservar en buenas condiciones estos apreciados ingredientes. 

¿Qué afecta la integridad de condimentos y especias?

Es importante saber que las especias y condimentos no caducan en el sentido de que representen un peligro para la salud si se consumen. Se trata más bien de una fecha de consumo preferente, después de la cual no se puede asegurar el mantenimiento de su calidad organoléptica.

Todas las plantas, incluidas las aromáticas y las que tratamos en el presente artículo, empiezan a estropearse en el mismo momento que se recolectan, se muelen o se tuestan. El deterioro que sufren es más o menos rápido según algunos factores:

  • El tipo de especia de la que se trate: algunas pueden durar años y otras pierden propiedades al cabo de unos meses.
  • Procesamiento: cuanto menos procesadas están, más larga es su vida útil. Todas aquellas que se mantienen enteras tienen menos superficie expuesta a la oxidación y el deterioro es menor. Así se garantiza su calidad por más tiempo.
 
  • Almacenamiento: los agentes que más perjudican las especias son la luz, el calor, el oxígeno y la humedad. Por esto, los puntos clave en los que hay que centrar la atención son los recipientes y los lugares donde se van a guardar y la forma en que se manejan a la hora de cocinar.

Por norma general, las especias y condimentos que llegan al mercado están libres de patógenos y contaminantes alimentarios. La Food and Drug Administration de Estados Unidos recomienda mantener los hábitos de higiene básicos en casa a la hora de manipularlas.

Mano lanza pimienta sobre comida.
Los condimentos pueden durar varios años si se conservan de manera adecuada, de manera que aporten su calidad a las comidas.

Lee más: Hábitos de una buena higiene alimentaria

Trucos prácticos para conservar condimentos y especias

Respecto a estos ingredientes, lo importante es prevenir la pérdida de sus compuestos aromáticos. Este es uno de los principales puntos débiles, pues son muy volátiles y se evaporan de manera rápida. Los siguientes consejos permiten preservarlos mejor y durante más tiempo:

  • A la hora de comprar, elegir siempre que sea posible las especias enteras en lugar de las molidas. Esto es hojas, semillas o granos. Como no están tan procesadas, mantienen por más tiempo su aroma. Si se desea cocinar con especias en polvo, se pueden triturar con un molinillo de café en casa. 
 
  • Las especias y condimentos deben guardarse en tarros de cristal, bien tapados y al abrigo de las fuentes de luz. Si se exponen fuera de los armarios, es mejor conservarlas en botes opacos.
  • El espacio óptimo para almacenarlas es un lugar fresco, seco y oscuro. Es por esto que se recomienda tenerlas dentro de los armarios de cocina. No es aconsejable depositarlas cerca de los aparatos que emiten calor, como el microondas, el horno, el lavavajillas o el frigorífico. 
  • A la hora de surtir la cocina de condimentos y especias para cocinar, se aconseja hacerlo en pequeñas cantidades, sobre todo cuando se usan por primera vez o muy de cuando en cuando.

Otros consejos 

No es adecuado pensar que las especias no se estropean. Es importante llevar un seguimiento de su estado e ir desechando las más viejas.

Algunas señales de que ya no son válidas son la pérdida de color o la aparición de un sabor almizclado. En algunas especias más delicadas pueden, incluso, aparecer pequeños bichos. Un buen truco es apuntar la fecha en la que se han adquirido en un lugar visible y mantenerlas bajo un orden de antigüedad.

Cuando se usan cucharas y otros utensilios para servir los condimentos y especias, deben estar bien secos. Si se humedecen, lo primero que se ve afectado es el aroma. Y sin él no se consigue el toque especial en las recetas. Se ha de vigilar también con el molinillo o el mortero cuando se trituran en casa. 

¿Cuánto tiempo pueden durar?

 
Condimentos y especias en cucharas.
Es mejor realizar el proceso de triturada en casa para que las especias duren más tiempo tras su adquisición en el mercado.

Si se tienen en cuenta los condicionantes que se han comentado y los consejos para conservar condimentos y especias, la duración en tiempo real de los diferentes condimentos puede ser larga. Además, es diferente según el grado de procesamiento y del tipo del cual se trata.

Las plantas y hierbas secas como el romero, la albahaca, la menta, la salvia o el perejil pueden durar entre 1 y 2 años. Las especias en polvo como la cúrcuma, el curry o la paprika unos 2 años. En cambio, si se trata de las enteras, ya sea en grano o en semillas, su vida se alarga hasta los 3 años. Este es el caso de las ramas de canela, el clavo de olor o las semillas de comino y cardamomo.

No obstante, es importante estar atentos a su aspecto y desechar todas aquellas que pierdan color o las que dejan de tener olor. Se aconseja no ingerir aquellas que han llegado a su fecha de consumo preferente. Aunque no son nocivas para la salud, no están en óptimas condiciones y el resultado esperado en cocina puede no ser el deseado.

Descubre: Beneficios del cardamomo respaldados por la ciencia

Aprender a conservar condimentos y especias

 

Estos ingredientes aportan una infinidad de matices a múltiples platos y recetas. Se pueden mantener por largo tiempo de forma segura si se siguen los consejos básicos de almacenamiento. Preservarlas de la luz, el oxigeno, el calor y la humedad son los puntos clave para disfrutar cada día de sus beneficios, aromas y sabores.

  • Food and Drug Administration. Risk profile: pathogens and filth in spices. Center for Food Safety and Applied Nutrition Food and Drug Administration. U.S. Department of Health and Human Services. 2017.
  • McGee H. La cocina y los alimentos. Editorial Debate. 2017
  • United States Department of Agriculture. Food Safety Information. Food Producing Data.
  • PEÑA, CARMEN WILSON. LAS ESPECIAS INDIAS DE USO EN LA COCINA ESPAÑOLA Y SUS BENEFICIOS PARA LA SALUD. Diss. UNIVERSIDAD COMPLUTENSE.
  • Herrero, María Teófila Vicente, et al. "Especias, hierbas medicinales y plantas. Usos en medicina: Revisión de la bibliografía científica (medline)." Medicina balear 28.2 (2013): 35-42.