¿Conservar los huevos dentro o fuera de la nevera?

10 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Marta Guzmán
¿Los huevos es mejor conservarlos dentro o fuera de la nevera? Es mejor conservarlos dentro, en este artículo te explicaremos por qué.
 

¿Te has preguntado alguna vez por qué en el supermercado están los huevos a temperatura ambiente y en nuestra casa los guardamos en la nevera? ¿Quieres saber si lo huevos tienen que estar fuera o dentro de la nevera? En este artículo te lo contamos, así como otros aspectos a saber para una correcta conservación de los mismos.

¿Los huevos mejor dentro o fuera de la nevera?

Los huevos son un alimento óptimo para el consumo humano. Se considera que contienen la mejor proteína dietética y un alto contenido en vitaminas y minerales esenciales, según un artículo publicado en la revista «Advances in Food and Nutrition Research». Por ello, también es conveniente saber cómo conservar los huevos de una forma correcta.

En casa, lo más recomendable es conservar los huevos en el frigorífico, sobre todo en verano. Además, la clara del huevo es muy densa y, con el paso de los días, van entrando pequeñas cantidades de aire en el interior del huevo que la empujan y reducen su densidad.

Es mejor dejar los huevos en su envase y en un estante de la nevera. Aunque solamos ponerlos en la huevera, no es el lugar más recomendable, ya que es la parte con mayores variaciones de temperatura del frigorífico.

Dejando los huevos en su envase, están protegidos de cambios de temperatura, de olores, de golpes y del contacto con otros alimentos. Además, el envase tiene la información sobre la fecha de consumo preferente, que no es obligatorio que se indique en la cáscara del huevo, y es esencial para saber cuándo debemos consumirlos.

 
Con qué frecuencia es sano comer huevos

Entonces, ¿por qué en el supermercado están a temperatura ambiente?

Esto es así porque los huevos no necesitan frío para mantenerse, mientras que la temperatura ambiente sea de 25 ºC. De hecho, es conveniente que en el supermercado no estén refrigerados ya que la cutícula, es decir, la capa fina que envuelve al huevo por debajo de la cáscara, puede romperse con un cambio brusco de temperatura.

Por lo tanto, es conveniente mantener el huevo a una temperatura constante. Y esto es más fácil si en el supermercado están a temperatura ambiente y se mantienen así hasta que llegan a tu casa.

Lee también: Métodos industriales y métodos caseros de conservación de alimentos

¿Huevos mejor dentro o fuera de la nevera? Más preguntas

¿ Cómo puedo saber si un huevo es fresco?

Una forma de evaluar la frescura es comprobando la consistencia de la clara. Un huevo fresco tiene dos zonas en la clara; una más consistente y otra líquida, que se distinguen bien. Cuando el huevo es más fresco, la clara densa es más firme y gelatinosa y pierde esa firmeza al perder frescura. Cuando es difícil distinguir las dos zonas, el huevo es menos fresco.

 

Otra fórmula de evaluar la frescura es meterlo en un vaso de agua. Si se hunde quiere decir que ha pasado poco tiempo, por lo que tiene poco aire y está fresco.

huevos frescos

¿Pueden comerse los huevos después de la fecha marcada?

Los huevos se pueden comer unos días después de la fecha de consumo preferente si se han mantenido refrigerados y tienen la cáscara intacta y limpia. Esta fecha de consumo preferente, que no es lo mismo que la fecha de caducidad, es como máximo de 28 días desde la fecha puesta. Los huevos se pueden considerar frescos siempre y cuando:

  • Estén bien conservados.
  • Mantengan su calidad y seguridad.

Recomendamos leer: ¿Qué huevos son mejores para la dieta? ¿Marrones o blancos?

¿Hay que lavar los huevos?

Los huevos se pueden lavar antes de su consumo, pero no cuando los compramos. Esto es porque la presión del agua podría romper la cutícula y, así, estar más expuestos a la salmonella.

Esta bacteria es capaz de causar molestias y problemas en el tránsito intestinal, que van desde leves hasta graves, según un estudio publicado en la revista «Clinical Microbiology Reviews».

La infección por salmonella puede producirse si no se dan unas buenas practicas de higiene en la cocina. Por lo tanto, es imprescindible:

 
  • Lavarse las manos al manipularlos.
  • Limpiar los utensilios después de tocar los huevos.
  • Cocinar los huevos a una temperatura suficiente.
  • Mantenerlos en el frigorífico tras su preparación, si no son para consumo inmediato.
  • No dejarlos a temperatura ambiente, sobre todo en verano.

La conservación de los huevos es sencilla

No es difícil mantener los huevos conservados en buen estado. La única precaución que hay que tomar es no lavarlos y volverlos a dejar en el envase sin consumirlos inmediatamente después. En cuanto al lugar de conservación, lo ideal es en la nevera, aunque dentro de su envase se adaptan bien a muchas condiciones de temperatura y humedad distintas.

 
  • Estrada, M. M., Galeano, L. F., Herrera, M. R., & Restrepo, L. F. (2010). Efecto de la temperatura y el volteo durante el almacenamiento sobre la calidad del huevo comercial. Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias23(2), 183-190.
  • Fernandez, M. L. (2010). Effects of eggs on plasma lipoproteins in healthy populations. Food & function1(2), 156-160.
  • Instituto de estudios del huevo.