Consideraciones acerca del uso de protectores diarios

4 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Mantener una buena higiene íntima es fundamental para evitar contraer infecciones vaginales.

Los protectores diarios tienen como objetivo mantener la ropa interior libre de fluidos,  humedad y malos olores. Por ello, en líneas generales, se puede decir que su objetivo es brindar una mayor sensación de limpieza y protección.

Existen muchas marcas que han lanzado al mercado protectores diarios de diversas formas (para adaptar a los distintos estilo de ropa interior) y características. Con alas, sin alas, de absorción estándar, etcétera.

Veamos más a continuación.

Acerca del uso de los protectores diarios

En sí, los protectores diarios no generan infecciones. Solo cuando se hace un uso inadecuado de ellos aparecen los problemas. Los ginecólogos explican que cuando no se cambia el protector con frecuencia, aumenta la temperatura de la zona vaginal (lo que viene a ocasionar la alteración del pH) y la humedad, lo cual hace que la zona quede expuesta a contraer infecciones.

Si una mujer desea utilizar protectores diarios debe tener presente que es necesario cambiarse, como mínimo, 3 veces al día para evitar la acumulación de humedad y los malos olores. Asimismo, se recomienda lavarse con agua y jabón (apto para la higiene íntima) al momento de realizar el cambio.

Protectores diarios

Los protectores diarios ayudan a mantener la ropa interior limpia y, si se usan adecuadamente, reducir el riesgo de contraer infecciones vaginales.

A tener en cuenta

  • Al momento de adquirirlos, es necesario revisar bien las etiquetas y asegurarnos de que los protectores estén hechos con materiales que permitan la transpiración; los que están hechos de algodón son los más recomendables. 
    • Es recomendable elegir los protectores que estén libres de plástico y cloro, que no tengan fragancias y que sean hipoalergénicos y biodegradables.
  • El correcto lavado de manos antes y después de ir al baño y al manipular las toallas higiénicas es también muy importante a la hora de prevenir infecciones.

Otras recomendaciones

  • No se debe lavar la zona íntima con jabones de tocador, ya que pueden alterar el pH de la vagina, los jabones neutros o aquellos que se venden especialmente para esta zona son los más indicados para la higiene y protección.
    • Los mejores jabones son los de pH ácido porque mantienen la zona limpia y protegida.
  • Preferir siempre la ropa interior hecha de algodón y evitar los tejidos sintéticos, ya que dificultan la transpiración.
  • Evitar utilizar prendas de ropa muy ajustadas (desde ropa interior hasta pantalones), porque provocan el aumento de la temperatura y humedad en la zona vaginal, creando así el ambiente ideal para que ocurra una infección.
  • Dormir con ropa holgada y, en la medida de lo posible, evitar dormir con ropa interior. 
  • No utilizar desodorantes íntimos, las fragancias solo disfrazan los olores y pueden producir irritación.

Signos de que se están utilizando de forma inadecuada

Cuando se hace un uso inadecuado de los protectores diarios, pueden presentarse:

  • Cambios en el color, olor, consistencia, etcétera, del flujo vaginal.
  • Cambios en la cantidad de flujo vaginal.
  • Dolor y ardor al orinar.
  • Molestias y dolor al tener relaciones sexuales.

Conclusión

El buen uso de los protectores diarios puede contribuir al mantenimiento de la salud vaginal. Por ello, es indispensable tener en cuenta las medidas comentadas anteriormente y, ante la duda, consultar siempre con el ginecólogo.

  • Eckert LO, Hawes SE, Stevens CE, Koutsky LA, Eschenbach DA, Holmes KK. Vulvovaginal candidiasis: clinical manifestations, risk factors, management algorithm. Obstet Gynecol 1998;92(5):757–65.
  • Farage, M., Bramante, M., Otaka, Y., & Sobel, J. (2007). Do panty liners promote vulvovaginal candidiasis or urinary tract infections?. European Journal Of Obstetrics & Gynecology And Reproductive Biology, 132(1), 8-19. doi: 10.1016/j.ejogrb.2006.11.015
  • Runeman B, Rybo G, Larko O, Faergemann J. The vulva skin microclimate: influence of panty liners on temperature, humidity and pH (2003).  Acta Derm Venereol;83(2):88–92.