Consideraciones al querer eliminar las manchas de la piel

9 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Aplicar zumo de limón, vinagre de manzana o agua oxigenada puede causar reacciones adversas y empeorar el problema, en lugar de solucionarlo. Por ello, lo más recomendable es evitar los remedios naturales, acudir al dermatólogo y seguir sus indicaciones.

Los remedios caseros más populares  para eliminar las manchas de la piel son el zumo de limón, el agua oxigenada, el vinagre de manzana, tres sustancias que, lejos de darle solución al problema, pueden agravarlo y generar mayores molestias. Sumado a estos, se han recomendado diversas mezclas exfoliantes, como la de café molido y miel, azúcar y fresas, entre otras.

Las manchas de la piel son un problema estético que puede surgir por distintas razones, como los cambios hormonales, por ejemplo. Es precisamente por la diversidad de causas que no existe una única forma de tratamiento general para todos los casos. Por ello, cada paciente debe seguir las indicaciones de su dermatólogo, ya que están pensadas especialmente para atender las necesidades y el estado de salud de su piel.

Remedios para eliminar las manchas en la piel: riesgos varios

La procedimiento en sí de los remedios viene a ser peligroso. Después de la preparación de los ingredientes, se le pide a la persona que se aplique la mezcla sobre el rostro. A veces incluso se le pide que se exfolie mientras tiene la mezcla puesta. Entonces se da uno de los pasos más riesgosos: el tiempo de reposo.

Independientemente de si se indica que se deje la mezcla sobre el rostro unos 5, 10, 15, 20 e incluso 30 minutos, el tiempo siempre será un factor comprometido por algunas de las siguientes razones:

  • No todas las pieles son iguales ni tienen las mismas necesidades.
  • Mientras más tiempo se deje sobre, peores pueden llegar a ser las lesiones.

En algunos casos, se indica que se debe dejar la mezcla toda la noche y enjuagar el rostro por la mañana. Sin tener en cuenta el efecto de los ingredientes sobre la piel ni mucho menos, el tipo de la misma.

Veámoslo con un ejemplo simple: aplicarse zumo de limón y dejárselo toda la noche para eliminar las manchas del rostro, no solo puede causar irritación, comezón, enrojecimiento y otras molestias por el ácido, sino que también puede hacer la piel aún más sensible a nuevas y peores quemaduras solares.

No es recomendable aplicar zumo de limón sobre la piel.

Llegado a este punto, conviene aclarar que es completamente falsa la idea de que el limón ayudará a «unificar el tono de la piel» gracias a sus propiedades aclarantes. En pieles blancas, el zumo de limón, por su contenido de ácido cítrico, puede dejar la piel incluso más clara de lo que estaba y en el caso de las pieles más oscuras, puede diversificar el tono aún más. Por lo tanto, es contraproducente aplicarlo.

Descubre: ¿Por qué no necesitas desintoxicar el cuerpo?

La exfoliación

La exfoliación es un procedimiento cuyo objetivo es proporcionar una piel más limpia, brillante, lozana. Por ello, es lógico que muchas personas deseen realizársela a diario para lucir una piel más atractiva. Sin embargo, no todos los tipos de piel pueden verse beneficiados con una exfoliación regular. 

Las pieles sensibles, por ejemplo, no deberían exfoliarse, ya que son mucho más propensas a lesionarse. En cambio las pieles propensas a acumular grasa, impurezas o queratosis, pueden beneficiarse de una exfoliación química periódica, siempre y cuando el procedimiento lo lleve a cabo un profesional en dermatología.

La piel se exfolia de manera natural cada 28 días y no todas las pieles tienen las mismas características y necesidades. Por ello, las exfoliación no es recomendable en todos los casos, ni mucho menos con la misma regularidad.

Mezcla de azúcar y avena, para exfoliar la piel.

Te puede interesar: ¿Beber agua tibia de limón cada mañana brinda beneficios?

Entonces, si además de aplicar una mezcla de zumo de limón con vinagre sobre el rostro o agua oxigenada con cualquier otro elemento, exfoliamos la piel, lo único que lograremos será lesionarla y hacerla lucir peor de lo que considerábamos que estaba. 

Hay que tener en cuenta que si la exfoliación se lleva a cabo con café molido, azúcar, sal u otros afines, las partículas serán mucho más agresivas para la piel y causarán lesiones que luego darán como resultado una piel seca, enrojecida y maltratada. Por esto y todo lo dicho anteriormente, está claro que lo mejor es acudir a un dermatólogo y seguir sus indicaciones. No emplear remedios caseros. 

Los remedios caseros pueden ser fáciles de preparar y aplicar, pero no son seguros. Sí pueden causar diversas interacciones.