Consigue una cintura de avispa en 30 días

Aunque la dieta es el ingrediente clave a la hora de conseguir una cintura de avispa debemos estar mentalizados y saber combinarla correctamente con una adecuada rutina de ejercicios

¿Te preocupa tu cintura? Lo ideal para reducir volumen es, sin duda, hacerlo con el seguimiento de un especialista que te proponga un régimen gradual de pérdida de peso.

moldear tu cintura

Sin embargo, hay ocasiones en las que deseamos acelerar el ritmo, ya sea porque tenemos un acontecimiento, o porque ha llegado el verano sin darnos cuenta.

Para dichos casos, te ofrecemos una serie de estrategias que te permitirán tener esa cintura de avispa tan deseada en 30 días.

Primero la mente, luego el cuerpo

Siempre que queremos introducir un cambio en nuestra vida, tenemos que prepararnos mentalmente, incluso aunque tenga que ver con nuestro físico. Es importante que estés muy motivada para tener la disciplina necesaria.

Para ello, te recomendamos que hagas actividades de diálogo interno todos los días: habla contigo mismo todos los días y recuérdate por qué lo haces, lo mucho que valoras tu meta, y lo mucho que disfrutarás con los resultados.

Ver también: 7 características de las personas mentalmente fuertes

Haz ejercicio diario

ejercicios para cuando estamos cansados

Corre o camina, al menos, durante una hora diaria. Cuando se trata de bajar tallas, el ejercicio aeróbico es el mejor para este objetivo.

Al tratarse de una actividad de baja intensidad pero de larga duración, necesitarás más oxígeno y, por tanto, quemarás grasa.

  • Además de caminar o correr, puedes combinar estos ejercicios con ciclismo o natación.
  • Lo importante es selecciones el deporte en función de tus gustos personales, sobre todo porque influirá mucho en tu motivación y, por tanto, en tu predisposición a la constancia.
  • No olvides hidratarte.

Como estamos hablando de alcanzar una cintura de avispa en un mes, puedes alagar el tiempo de la práctica deportiva, siempre dentro de los límites saludables.

Comer adecuadamente para modelar nuestra cintura

1. Vade retro, azúcar

azúcar

El azúcar aporta sabor a la comida pero eso no es todo. A pesar de no tener ningún valor alimenticio fomenta el almacenamiento de grasa, ya que contiene muchas calorías.

Además, se trata de un elemento muy difícil de eliminar por lo que está presente en nuestro organismo durante mucho tiempo, ralentizando nuestro metabolismo.

2. Una comida, un ingrediente

Se trata de que cada plato contenga un solo ingrediente, preferiblemente verdura o huevos ecológicos. El tipo de cocinado puede ser hervido, a la plancha o sofritas.

Si optamos por pescado, el ideal es el azul y cocinarlo lo menos posible. Para saber cómo hacerlo, contamos con gran cantidad de recetas, ya que este tipo de alimentación está muy de moda, sobre todo la japonesa.

3. Chao, carne roja. Hola a las carnes magras

Lavar las carnes

La carne roja tiene demasiada grasa por lo que tiene muchas calorías, así que es imposible quemar las que necesitaríamos para tener una cintura de avispa en tan poco tiempo.

En cualquier caso, al menos durante estos días deberías olvidarte de la carne y optar por la verdura ecológica y por el pescado con cocción baja, ya que incluso el pollo o el conejo tienen una carga de grasa que no te conviene en absoluto en un proceso de choque.

4. No olvides el sabor: busca recetas

Ya que vamos a ingerir pocas cantidades, no podemos renunciar al placer de comer, entre otras razones porque disminuirá nuestra motivación casi de un modo irremediable.

Además del aceite de coco, hay condimentos como la canela o el picante que alegrarán nuestros platos para que podamos deleitarnos con la comida de la misma forma que hacíamos anteriormente.

5. Diferencia entre el bien y el mal

No todas las grasas engordan. Al contrario, hay algunas que te llevarán a la meta te conseguir una cintura de avispa. Las “malas” son:

  • los alimentos transgénicos
  • las grasas animales, (concretamente la de la carne roja)
  • las grasas saturadas

Por su parte, la grasa buena la encontramos en los productos horto-fructícolas procedentes de cultivos extensivos y orgánicos y en productos elaborados, como el aceite de oliva.

No olvides leer: Los 5 errores más comunes al utilizar aceite de oliva

6. Come 5 veces al día y respeta los horarios

Beneficios de la manzana

Esto es muy importante: si no haces cinco comidas, tu metabolismo seguirá lento para guardar energía. Se guarda grasa como medida de prevención, por si no volvemos a ingerir alimentos durante un tiempo largo.

Por el contrario, si habituamos a nuestro aparato digestivo a recibir comida regularmente, comenzará el proceso de digestión mucho antes y se deshará de más elementos, consciente de que pronto recibirá una carga de energía.

Tienes por delante una tarea complicada pero, con estas pautas como base, será bastante más sencillo.

¿Aceptas el reto?