Consume acedera si tienes deficiencia de vitamina C

Elena Martínez · 19 julio, 2018
La acedera es una planta silvestre suyas hojas, que podemos tomar en infusión, guisadas o crudas, son ricas en vitamina C, fibra y flavonoides, por lo que es ideal para nuestra salud.

La vitamina C es un nutriente imprescindible para la salud. Hoy en día, resulta conveniente aumentar su consumo para evitar deficiencias nutricionales. Una excelente manera de aumentar esta vitamina consiste en consumir hojas de acedera.

Descubre en este artículo por qué es importante consumir vitamina C, qué trastornos nos puede provocar su déficit y por qué podemos prevenirlo y tratarlo con acedera. Esta planta medicinal comestible, que pertenece a la familia del alforfón y el ruibarbo, es muy rica en antioxidantes. ¡Descúbrela!

La vitamina C

El ácido ascórbico o vitamina C es uno de los mejores antioxidantes que tenemos. Por ese motivo, no solamente es importante para prevenir muchos trastornos de salud, si no también para tener una larga vida.

La cantidad diaria recomendada de vitamina C es de 75 mg para la mujer y 90 mg para el hombre. No obstante, podemos llegar a los 200 mg diarios sin ningún riesgo para combatir un posible déficit. Además, las personas fumadoras también deben saber que este mal hábito (o incluso solamente su exposición al humo) provoca una mayor deficiencia de esta vitamina, por lo que deberían aumentar su ingesta.

La vitamina C permanece en nuestra sangre hasta 5 horas. En este sentido, si consumimos alimentos que la contengan en cada comida, nos aseguraremos tener esta necesidad cubierta siempre.

No te lo pierdas: Crema de vitamina C: antioxidante y regenerador cutáneo

¿Qué nos pasa si nos falta vitamina C?

La deficiencia de vitamina C en nuestro organismo puede provocar las siguiente enfermedades y trastornos:

  • Escorbuto: Puede llegar a ser mortal si no lo tratamos, ya que esta enfermedad produce hemorragias internas y externas.
  • Gingivitis o inflamación de las encías.
  • Dificultades en la cicatrización de las heridas.
  • Cansancio y debilitamiento muscular.
  • Anemia, ya que ayuda a asimilar bien el hierro.
  • Debilidad de las articulaciones, tendones, cartílagos, etc.
  • Envejecimiento y arrugas prematuras.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cabello seco y puntas abiertas.
  • Tendencia a sufrir hematomas.
  • Facilitar para padecer infecciones.

Aunque esta vitamina es fundamental para una buena salud, las personas que la toman como suplemento deben saber que si se exceden en la dosis diaria recomendada pueden sufrir efectos secundarios. Los más comunes son el dolor de estómago y la diarrea. En los niños puede llegar a ser peligroso su exceso y afectarles a la función renal, hepática y cardíaca.

acedera para disminuir las arrugas

¿Quiénes necesitan más vitamina C?

Todas las personas necesitamos obtener las cantidades necesarias de vitamina C a diario. Con una alimentación equilibrada y completa, rica en frutas y verduras crudas, no vamos a arriesgarnos a sufrir su déficit.

No obstante, hay grupos que necesitan una cantidad extra de este nutriente:

  • Personas fumadoras, tanto activas como pasivas
  • Mujeres durante el embarazo y la lactancia
  • Diabéticos
  • Asmáticos
  • Personas que sufran alergias a muchas frutas
  • Consumidores habituales de bebidas alcohólicas
  • Personas mayores
  • Personas que tomen de manera habitual algunos medicamentos como anticonceptivos, antibióticos o cortisona

La acedera

La acedera es una planta silvestre con propiedades medicinales que crece en zonas calurosas durante todo el año. Se consumen sus hojas tiernas crudas, guisadas o en infusión. En la antigüedad también se comía su raíz a modo de purgante.

Las hojas de acedera, de sabor ácido y dulce al mismo tiempo, son muy ricas en vitamina C. También contienen otros nutrientes como beta-carotenos, flavonoides, antraquinonas y fibra. No obstante, debemos tener en cuenta que también contienen oxalatos.

Propiedades medicinales

La acedera tiene las siguientes propiedades beneficiosas para la salud:

  • Combate los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro.
  • Facilita la digestión, ya que estimulan los jugos gástricos y el apetito.
  • Favorece el tránsito intestinal gracias a sus propiedades laxantes.
  • Su contenido en flavonoides y potasio previene la retención de líquidos y la hinchazón.
  • Alivia la tos.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y el colesterol elevado.

Descubre: 7 recomendaciones para cuidar las manos del envejecimiento

Otros alimentos con vitamina C

Para aumentar el consumo de vitamina C podemos incorporar a nuestra dieta los siguientes alimentos:

  • Acerola
  • Escaramujo
  • Guayaba
  • Frutos rojos (fresas, grosellas)
  • Frutas cítricas (limón, naranja, pomelo, mandarina, lima, kumquat)
  • Pimiento
  • Verduras crucíferas (rabanito, nabo, rúcula, coliflor, brócoli, col de Bruselas)
  • Melón
  • Plantas aromáticas (cilantro, tomillo, albahaca, perejil)

Es importante destacar que para aprovechar al máximo la vitamina C, debemos evitar cocinar demasiado las verduras. Lo ideal es dejarlas un poco crujientes, con poca agua o al vapor.