Controla los síntomas de la bronquitis con estos 6 remedios caseros

Es importante hacer frente a los síntomas de la bronquitis tan pronto como aparezcan para evitar que la afección derive en otras complicaciones y se convierta en crónica

La bronquitis es una afección aguda que se produce por la inflamación de las vías aéreas bajas, también conocidas como conductos bronquiales.

Su aparición puede ocurrir por la infección de algunos virus y bacterias, pero también como respuesta del sistema inmunitario ante la presencia de otros agentes dañinos.

Su síntoma principal es la tos y las dificultades para respirar, aunque tiende a acompañarse con cuadros de fiebre, sensación de presión en el pecho y flemas.

En sus etapas iniciales afecta los conductos nasales y la garganta pero, con el paso de los días, se extiende hacia los pulmones.

A pesar de que la mayoría de los casos se producen de forma leve y esporádica, es muy importante brindarle algún tipo de tratamiento para que no se convierta en algo crónico.

Aquellos que ignoran sus síntomas y no hacen nada para corregirlo, pueden llegar a desarrollar una enfermedad altamente mortal conocida como neumonía.

La buena noticia es que existen soluciones de origen natural que, sin exponer la salud a efectos secundarios, ayudan a hacerle frente a este problema antes de que genere otras complicaciones.

En esta ocasión queremos compartir en detalle las 6 mejores para que no dudes en probarlas.

¡Apunta!

1. Aceite de eucalipto

Vahos de menta y eucaliptus

La fragancia del aceite de eucalipto tiene un interesante efecto calmante que ayuda a despejar las vías respiratorias ante cuadros agudos y crónicos de bronquitis.

Sus compuestos volátiles tienen propiedades antiinflamatorias y expectorantes que, de paso, reducen la irritación de los conductos y el exceso de producción de flemas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega unas gotas de aceite de eucalipto en agua caliente e inhala los vapores durante 5 u 8 minutos.
  • También puedes aplicarlo sobre el pecho y la espalda y realizar masajes hasta que se absorba.

2. Aceite de orégano

El aceite de orégano es un producto antibiótico y antiinflamatorio que se ha utilizado desde hace cientos de años como complemento en el tratamiento de la bronquitis.

Sus compuestos combaten los gérmenes que ocasionan esta enfermedad y, a su vez, despejan los conductos respiratorios irritados.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega de 8 a 10 gotas de aceite de orégano en una taza de agua caliente y consume la infusión una vez al día.
  • Aplica el aceite sobre el pecho y la espalda para obtener un efecto relajante.

3. Jarabe de ajo y miel

ajo y miel

El jarabe natural de miel de abejas y ajo une dos potentes antibióticos naturales que, en poco tiempo, ayudan a combatir los virus y bacterias que afectan la salud pulmonar.

Sus compuestos emolientes y expectorantes disminuyen la irritación de los bronquios y, al mismo tiempo, promueven la eliminación de las flemas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pica varios dientes de ajo y combínalos con miel de abejas en un frasco hermético.
  • Deja que el producto se macere durante una semana y, pasado este tiempo, procede a consumirlo.
  • Puedes tomar hasta 4 cucharadas diarias.

4. Aceite de sándalo

El aceite de sándalo tiene compuestos orgánicos que ayudan a controlar los síntomas respiratorios que se derivan de la inflamación de los bronquios.

Su acción antiséptica y antibacteriana promueve la eliminación de los microorganismos y, de paso, brinda una barrera protectora contra otros compuestos externos que irritan los conductos respiratorios.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega 10 gotas de aceite de sándalo en una olla con agua hirviendo y, en seguida, inhala sus vapores durante 5 minutos, con cuidado de no quemarte.
  • Repite el tratamiento 2 o 3 veces al día.

5. Bebida de cúrcuma

limonada de cúrcuma

La curcumina, el compuesto activo de la cúrcuma, es una sustancia antiinflamatoria y antibiótica que puede ayudar a mejorar los síntomas de la bronquitis.

Su ingesta mediante infusión es un remedio calmante para mejorar la respiración y reducir la inflamación.

¿Cómo utilizarla?

  • Agrega una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de agua hirviendo y consúmela 2 veces al día.
  • De forma opción, endúlzala con una cucharada de miel o mézclala con jengibre fresco.

6. Té de malva

La malva es una planta con propiedades expectorantes, antiinflamatorias y calmantes que resultan apropiadas durante el tratamiento de la tos y la bronquitis.

Ingredientes

  • 1 taza de agua caliente (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de malva (10 g)

¿Cómo utilizarla?

  • Calienta una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrega una cucharada de hojas de malva.
  • Deja que se realice la decocción durante 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, filtra el líquido con un colador y consúmelo a sorbos.
  • Tómalo hasta 3 veces al día.

Al elegir cualquiera de estos remedios podrás combatir los síntomas más molestos de la bronquitis.

Sin embargo, si estos persisten después de varios días, consulta al médico.

 

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar