¿Cómo controlar las náuseas del embarazo con remedios naturales?

Para la mayoría de las mujeres las náuseas suelen ser temporales, pero para otras no. Sin embargo, hay remedios naturales y determinadas prácticas que pueden ayudar a aliviarlas. Conoce algunos de estos remedios y estrategias.

Las náuseas del embarazo forman parte del camino a ser madre. La mayoría de las mujeres las sufren, unas con más intensidad que otras. Y aunque son comunes durante el primer trimestre, hay algunas que pueden padecerlas durante todo el embarazo.

Sin duda, son desagradables pero hay que vivirlas, no podemos ofrecer que desaparecerán. Como dijimos: debemos aceptar que son parte del proceso que se está viviendo y que llegado el momento, pasarán.

Si se es consciente de ello, es más fácil entender los cambios que experimenta el cuerpo y encontrar el alivio que se necesita. ¡Así que no te desanimes!

¿Por qué se producen las náuseas del embarazo?

Mejorar la digestión y eliminar las náuseas

Por lo general, las náuseas comienzan en la semana 6, pero pueden adelantarse un par de semanas y empeorar en el siguiente mes. Sin embargo, a la mayoría de las embarazadas se les desaparece a partir de la semana 14.

La causa: la explosión hormonal que significa el comienzo del embarazo. El cuerpo de la mujer embarazada comienza a producir grandes cantidades de la hormona gonadotropina coriónica humana (HGC), la cual es fundamental para el desarrollo del bebé en las primeras semanas.

Una vez que la placenta se hace cargo de la alimentación del bebé, los niveles de HCG disminuyen y las náuseas van desapareciendo. La producción de estrógeno también se dispara y parece estar asociada a la sensibilidad en el olfato que sienten las embarazadas.

Ello hace pasar malos ratos por olores que se tornan en extremo desagradables. El calor también puede afectar a una embarazada y producir náuseas y mareos.

Lee también: 6 remedios naturales contra las náuseas por altura

¿Cómo controlar las náuseas del embarazo?

Embarazo

  • No comas tanto. En vez de las típicas tres comidas, haz varias comidas pequeñas en el transcurso el día.
  • Deja en tu mesa de noche una galleta de soda para que sea la primera comida del día que consumas, apenas abras los ojos y sin levantarte de la cama.
  • No mezcles alimentos líquidos con sólidos en una misma comida, así evitarás la sensación de llenura.
  • Si tienes problemas con las comidas sólidas, cuando tengas náuseas solo bebe líquidos.
  • No comas alimentos muy grasosos, ni muy condimentados.
  • No te recuestes después de comer, es mejor permanecer sentada.
  • Presta atención a lo que te dice tu olfato: si el perfume que usas te molesta, mejor no lo uses; si te disgusta el olor de un lugar, evita estar allí.
  • Debes estar bien hidratada, pero toma sorbos de agua durante todo el día. Deja un vaso de agua al lado de tu cama para tomar antes de dormirte y al despertarte.
  • Toma aire fresco cuando te sientas abrumada.
  • Es importante limpiar los dientes después de comer y, por supuesto, si has vomitado. A algunas mujeres incluso les molesta la pasta o crema dental, entonces es mejor cambiarla o usar enjuague bucal.
  • Si estás tomando vitaminas prenatales, es mejor hacerlo en la noche cuando las náuseas son menos frecuentes. También, es bueno que las tomes junto con una comida pequeña.
  • Prefiere las bebidas frías.

¿Qué remedios naturales son recomendables?

jengibre

  • Incluye en tus comidas alimentos ricos en vitamina B6, como el aguacate y  el plátano (banano o cambur).
  • Una ensalada de papaya madura rociada con un poco de miel puede ser una excelente merienda entre comidas.
  • Una sopa clara de pollo con patatas (papas) aderezada con sal ayuda a estabilizarte después de las náuseas. No la condimentes demás.
  • Puedes tomar agua de coco, que no solo es excelente para hidratarse sino que también tiene importantes nutrientes.
  • Prepara un batido o licuado fresco con zanahoria, pepino, manzana y unas hojas de menta.
  • Prueba con la aromaterapia. Olores a menta, yerbabuena, limón, mandarina o naranja pueden calmar las nauseas.
  • El jengibre es un reconocido remedio contra las náuseas. Tomar una infusión con limón, ralladura de jengibre y miel puede ser muy reconfortante; pero no hay que abusar con el jengibre, ya que puede ser contraproducente por el picor que tiene. No se recomienda los suplementos de jengibre.

Visita este artículo: 13 razones para usar jengibre a diario

¿Cuándo preocuparse?

Qué indican los cólicos durante el embarazo

No necesariamente aquello que te moleste durante esta etapa inicial del embarazo, te seguirá incomodando después. Así que acepta con tranquilidad lo que hoy dejó de gustarte, es muy probable que lo retomes luego.

Con nauseas, sin duda, es difícil comer. Incluso es normal que pierdas algunos gramos o kilos en el primer trimestre del embarazo. A muchas les pasa. Mientras estés bajo control médico, no hay por qué preocuparse por esa pérdida inicial de peso pues no afectará el desarrollo del bebé.

Si las náuseas persisten y vienen acompañadas de vómitos frecuentes, consulta a tu médico porque puede ser necesario que te suministre algún tipo de medicamento.