Controla tus niveles de azúcar en la sangre con estos 5 remedios caseros

En caso de estar siguiendo algún tratamiento médico para mantener los niveles de azúcar estables es primordial consultar con el médico, antes de consumir cualquier remedio natural.

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden producirse cuando el páncreas no segrega de forma adecuada la insulina, o bien, se produce una resistencia a la misma.

Es un trastorno que, en general, disminuye la calidad de vida, puesto que interfiere, sobre todo, en la salud visual, renal y cardiovascular.

Puede originarse por la práctica continua de malos hábitos alimenticios, aunque también se asocia con el sedentarismo, la obesidad y factores genéticos.

Lo más preocupante es que no suele manifestarse con síntomas contundentes en sus etapas iniciales y, debido a esto, es fácil que genere complicaciones en el organismo.

Controla tus niveles de azúcar en la sangre

La buena noticia es que, con la práctica de hábitos saludables así como el buen mantenimiento de las indicaciones del médico, se pueden regular y controlar los niveles de azúcar en la sangre. Sumado a esto, existen ciertas medidas auxiliares, como los remedios naturales.

Dadas las propiedades diuréticas y depurativas de sus componentes, varios remedios facilitan la regulación de la glucosa. A continuación, te comentamos cuáles son las cinco mejores opciones.

1. Infusión de hojas de guayaba

te-de-hoja-de-guayabo

Las hojas de guayaba se han utilizado en la medicina natural gracias a su elevado contenido de sustancias antioxidantes que favorecen el control de los niveles altos de azúcar en la sangre.

Sus extractos concentran un flavonoide conocido como quercetina, el cual tiene un efecto hipoglucémico que beneficia a los pacientes con diabetes.

Ingredientes

  • 5 hojas de guayaba.
  • 2 tazas de agua (200 ml).

Preparación

  • Incorpora las hojas de guayaba en una olla y cúbrelas con una taza de agua.
  • Déjalas cocer durante 5 minutos y apaga el fuego
  • Deja reposar a temperatura ambiente unos minutos y luego, cuela la bebida.
  • Ingiere una taza de esta infusión antes de cada comida principal.

Descubre: 7 hierbas que te ayudan a tratar la diabetes tipo 2

2. Vino de salvia

Los antioxidantes que contiene el vino de salvia ayudan a regular los niveles de glucosa en la sangre, con lo cual, se mejora la utilización de la insulina por parte del organismo.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de hojas de salvia (50 g).
  • 3 tazas de vino tinto (750 ml).

Preparación

  • Incorpora las hojas de salvia en una olla y cúbrelas con el vino tinto.
  • Déjalas cocer a fuego bajo durante 2 o 3 minutos.
  • Pasado este tiempo, espera que se enfríe la bebida y luego, cuélala.
  • Almacena en un frasco de cristal oscuro.
  • Bebe una copa de vino de salvia después de cada comida principal. No administrar a menores de edad.

3. Agua de alcachofas y pomelo

alcachofa y pomelo

El agua de alcachofas y pomelo contiene un glúcido conocido como inulina, el cual favorece el equilibrio de los niveles de azúcar en la sangre.

Esta bebida aporta fibra dietética y antioxidantes que, entre otras cosas, regulan la cantidad de lípidos que se acumulan en las arterias.

Ingredientes

  • 1 alcachofa (50 g).
  • El jugo de 2 pomelos (60 ml).
  • 3 tazas de agua (300 ml).

Preparación

  • Limpia y trocea la alcachofa.
  • Coloca una olla con agua a hervir. Introduce las alcachofas antes de que alcance su punto de ebullición.
  • Deja cocer las alcachofas hasta que estén blandas.
  • Apaga el fuego y deja reposar unos minutos en la olla.
  • Extrae el zumo de los pomelos y mézclalo con el agua de alcachofas.
  • Bebe 2 o 3 veces al día, preferiblemente después de comer.

4. Té verde

El consumo regular de té verde puede disminuir el riesgo de diabetes, gracias a su capacidad para aumentar la sensibilidad del cuerpo a la insulina, por lo que mejora las funciones metabólicas.

Cabe mencionar que, el té verde es una bebida que ayuda a prevenir o combatir la obesidad, que es una de las causas principales de los desequilibrios en los niveles de azúcar.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (100 ml).
  • 1 cucharadita de té verde (5 g).

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua.
  • Agrega el té verde.
  • Deja reposar la bebida durante 8 minutos y cuélala.
  • Toma una taza de té verde en ayunas, a diario. 

5. Infusión de fenogreco

Semillas de fenogreco

Los nutrientes que contienen las semillas de fenogreco son estimulantes de las células del páncreas, lo cual ayuda a mejorar la producción de insulina.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de semillas de fenogreco (30 g).
  • 2 tazas de agua (200 ml).

Preparación

  • Lleva a hervir el agua y agrégale las semillas de fenogreco.
  • Deja reposar la bebida toda la noche y, a la mañana siguiente, aplasta las semillas.
  • Cuela la mezcla.
  • Bebe el agua de semillas de fenogreco, en ayunas, mínimo 3 veces a la semana.

Recomendaciones

Recuerda que, aunque estas bebidas están hechas a partir de ingredientes naturales y son capaces de brindar múltiples beneficios, no pueden tomarse como un tratamiento principal ni como una cura para ningún trastorno. Se trata simplemente de una ayuda complementaria a un estilo de vida basado en hábitos saludables y coherentes.

Ten en cuenta que, además de ingerir alguno de estos remedios, es fundamental evitar el consumo de azúcar refinado en todas sus presentaciones. En lugar de recurrir a los dulces, lo mejor es aumentar la ingesta de alimentos frescos, como las frutas y vegetales.