Cómo convertirte en donante de médula ósea

El donante de médula ósea no corre ningún riesgo y sus células se regenerarán en un 100%, al igual que ocurrirá con las del paciente que reciba el trasplante si todo va bien

Cada año los índices de personas diagnosticadas con enfermedades hematológicas incrementan y, por desgracia, se estima que la cifra continuará aumentando de forma considerable.

Patologías como la leucemia, la anemia aplástica, el linfoma y déficits inmunitarios pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, mejor conocido en el mundo como trasplante de médula ósea.

El problema es que, por ejemplo, en Estados Unidos, solo entre un 25% y 30% de los afectados tienen la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar.

Así, los demás se ven en la obligados a esperar un donante no emparentado.

Por fortuna el número de voluntarios también va en aumento y se estima que ya son más de 22 millones de personas en 48 países.

La cosa es que la médula ósea donada debe ser compatible en un 100% con la del paciente afectado y, según los expertos, eso solo ocurre con una persona entre cuarenta mil.

¿Qué es la médula ósea?

La médula ósea es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de algunos huesos del cuerpo y cuya función principal es producir células sanguíneas.

También contiene células inmaduras o células madres que desempeñan un papel muy importante en otros tejidos del cuerpo.

No olvides leer: Ciruelas contra la pérdida de masa ósea

¿En qué consiste la donación de médula ósea?

En qué consiste la donación de médula ósea

La donación de médula ósea es un proceso mediante el cual se extrae una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera.

Con una pequeña jeringuilla y anestesia general o epidural ,los profesionales proceden a hacer la extracción en el hospital especializado.

El procedimiento no deja secuelas en el donante, ya que las células de la médula ósea tienen la capacidad de regenerarse en un 100%.

A su vez, si el trasplante es exitoso, el paciente tiene la posibilidad de regenerar su médula hasta remplazar sus propias células.

¿Tiene riesgo la donación?

La donación como tal no conlleva a un riesgo específico, aunque existen los que provoca la anestesia aplicada.

Tras realizar la extracción se puede producir un pequeño dolor en la zona intervenida, pero por lo general desaparece en cuestión de días.

¿Quiénes pueden donar?

Cómo convertirte en un donante de médula ósea1

El procedimiento para convertirse en donante de médula ósea suele ser sencillo, aunque con algunas exigencias:

  • Tener un excelente estado de salud.
  • Tener entre 18 y 55 años.
  • Pesar como mínimo 50 kilogramos.
  • Completar una ficha con información relevante y donar una unidad de sangre.
  • No tener enfermedades transmisibles por sangre.
  • No haber sido sometido a cirugías, tatuajes, piercings o estudios invasivos en el último año.
  • No haber tenido relaciones sexuales de riesgo.
  • No haber tenido fiebre, diarreas, ni vómitos en los últimos 10 días.
  • No ser consumidor de drogas.
  • No se deberá ingerir alimentos sólidos hasta 5 horas antes de la extracción de sangre.

¿Qué significa ser donante de médula ósea?

La donación de médula ósea es voluntaria y altruista en todos los países del mundo.

Está regida por el principio de la solidaridad internacional y cualquier donante está a disposición para ayudar a cualquier persona del mundo con la que sea compatible.

Tan solo en España se diagnostican más de 5000 casos nuevos de personas con leucemia al año, y 3 de cada 4 pacientes no tendrá un familiar compatible.

Convertirse en donante es brindar la única curación posible para cientos de personas que la necesitan.

Se trata de una decisión personal que les puede dar esperanzas de vida a muchos enfermos de leucemia y otras enfermedades de la sangre.

¿La donación está retribuida?

celulas-leucemia

El donante no recibe ningún tipo de compensación económica por su donación, ya que, como lo mencionamos, es un acto de solidaridad y altruismo.

Los centros médicos especializados y las fundaciones promotoras son quienes asumen los gastos que se derivan del proceso requerido para la donación.

¿Quieres conocer más? Lee: Noticia esperanzadora: este implante podría recuperar la movilidad en los lesionados medulares

¿Puedo retirarme del registro?

Dado que las circunstancias personales y físicas de una persona están en continuo cambio con el paso del tiempo, los donantes tienen la libertad de darse de baja del registro si así lo desean en algún momento.

Sin embargo, siempre se recomienda meditar todo tipo de posibilidades antes de llenar el proceso de inscripción, dado que se espera que el donante no cambie de idea si está en juego la vida de otra persona.

¿Interesado? Si has decidido convertirte en donante, consulta en los centros especializados de tu país y amplía esta información.

No olvides que tienes la posibilidad de salvar vidas, o bien, hacer el intento.