Cómo convivir con una persona con trastorno bipolar

21 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
¿Has imaginado alguna vez lo que significa convivir con una persona con trastorno bipolar? Quienes lo hacen comprenden que no es una tarea sencilla. Descubre más al respecto.

La mayoría de las personas que se preguntan cómo convivir con una persona con trastorno bipolar es porque ya han pasado por estas situaciones y saben que es todo un reto.

Incluso, quienes conviven con alguien que tiene esta condición lo han definido como subir a una montaña, dado que las emociones son cambiantes. Es decir que mientras en algunas ocasiones se puede estar arriba, en otros momentos las caídas pueden ser abrumadoras.

Ya de por sí, las relaciones que entablamos con el resto de las personas son complejas. Ahora imagina si es con una persona cuyo estado de ánimo cambia constantemente.

Son muchos los factores que pueden incidir en el cambio de ánimo de una persona con trastorno bipolar, pero es cierto que las personas alrededor pueden ser de gran ayuda.

¿Qué es el trastorno bipolar?

Mujer con trastorno bipolar
Las personas con trastorno bipolar presentan constantes fluctuaciones en su estado de ánimo. En ocasiones manifiestan manías, mientras que otras veces se ven deprimidos.

El trastorno bipolar es aquel que caracteriza por alteraciones en el estado de ánimo, las cuales se manifiestan con estados de manía, seguidos por episodios depresivos o mixtos.

Las personas con trastorno bipolar tienen cambios súbitos en el estado de ánimo; pese a que hay varios subtipos, este puede oscilar entre episodios maníacos o depresivos.

Estos cambios pueden darse anualmente entre dos y tres ciclos; en otros casos puede ocurrir que un episodio se dé seguido de otro, en varios días.

Lee también: Trastorno narcisista de la personalidad

¿Qué se puede esperar durante los episodios maníacos?

Cuando la persona atraviesa episodios maníacos puede sentirse de la siguiente manera:

  • Mucha alegría, optimismo, fuerza y ánimo.
  • Ansiedad, nerviosismo o sentirse alterada.
  • Puede hablar con rapidez e ir de un tema al otro, sin hacer pausas.
  • Puede sentir que es capaz de hacer muchas tareas.
  • Creatividad y mucha energía.
  • Las horas de sueño disminuyen y hay menos descanso.
  • Si las personas sienten que sus necesidades no son satisfechas o no consigue lo que anhela, entonces podría tener una actitud irritable.
  • Es posible que se arriesgue con algunos proyectos, o asuma conductas poco frecuentes, como hacer compras excesivas o gastar dinero innecesariamente.
  • Suele sentir mucho mayor interés sexual.

¿Qué se puede esperar durante los episodios depresivos?

  • La persona siente tristeza.
  • Excesiva preocupación y sensación de abandono.
  • Pérdida de interés en las actividades que antes le entusiasmaban.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Cansancio, apatía.

Tal como se observa, las personas con trastorno bipolar pueden pasar de sentirse como “lo máximo” hasta “sentirse abandonados completamente”. Pues, esto ocurre por el cambio de episodio maníaco al depresivo.

No te pierdas: Cuáles son las enfermedades mentales más comunes

¿Cómo convivir con una persona con trastorno bipolar?

Cómo convivir con persona con trastorno bipolar
La convivencia con una persona con trastorno bipolar puede ser bastante difícil. Sin embargo, el apoyo familiar y de la pareja es determinante para el bienestar del paciente.

Convivir con una persona que padece trastorno bipolar no es fácil, tal como bien señalan estudios existentes. En muchos casos, las personas que están alrededor pueden sentir que se les ofenden o que invaden su espacio.

La sensibilidad de las personas que están alrededor también puede verse lastimada, sobre todo con las exigencias sexuales, pero las investigaciones sugieren que el apoyo es importante.

Un detalle importante que deben tener presente todas las personas que convivan con alguien que padece este trastorno es que esforzarse por modificar su conducta no cambiará las cosas.

Algunas personas, especialmente las parejas, suelen observar con atención sus hábitos, sus miradas o cohibir ciertas formas de comportarse para impedir que quien padece el trastorno se encolerice o deprima. No obstante, esto no evitará las reacciones.

Consejos para convivir con alguien que padece trastorno bipolar

  • Buscar ayuda profesional: tanto para la persona que padece el trastorno, como para su pareja o las personas que tiene alrededor.
  • Si la pareja, o la persona con quien se comparte, no tiene un diagnóstico, es importante hacerle ver la necesidad de acudir por ayuda para que, luego del tratamiento, las cosas fluyan mejor.
  • Recurrir al amor y la comprensión: para dar apoyo, en lugar de juzgar, o “regañar”. La mejor recomendación es hacer comprender a la persona que nos preocupamos por ella y solo deseamos lo mejor para su bienestar.
  • Eliminar el estigma respecto a los trastornos mentales: entender que está bien ir al psicólogo o al psiquiatra, ya que estos profesionales pueden ayudarnos a cambiar para mejorar nuestra vida.
  • Incentivar a que haga actividades físicas: sobre todo cuando se sienta deprimido. Esto le ayudará a sentirse mejor y le hará ver que está acompañado. Debemos transmitir siempre quietud y tranquilidad.
  • No lo conviertas en una víctima: no te sientas responsable por lo que ocurra. Si lo deseas, puedes participar en las psicoterapias para que sienta apoyo.

¿Qué más podemos hacer nosotros?

  • En primer lugar, debemos cuidar también nuestra salud mental para no sentirnos desgastados.
  • Cuidarnos físicamente, hacer ejercicios, alimentarnos de forma saludable y hacer actividades que sean gratificantes.

Siguiendo estas pautas podremos sentirnos mejor, no solo nosotros mismos, sino también aquellas personas que están pasando momentos difíciles a causa del trastorno bipolar.

Quien padece de trastorno bipolar algunas veces pudiese herirnos, pero usualmente esto no ocurre porque ellos lo desean; por lo tanto, es importante buscar ayuda profesional para manejar estos episodios.

  • Gutiérrez-Rojas, L., Martínez-Ortega, J. M., & Rodríguez-Martín, F. D. (2013). La sobrecarga del cuidador en el trastorno bipolar. Anales de Psicologia. https://doi.org/10.6018/analesps.29.2.124061
  • Herrero Villanueva, J. A., & Serrano Parra, M. D. (2006). Planes de cuidados al paciente con depresión y trastorno bipolar. Oferta Terapéutica En Enfermería de Salud Mental.
  • María, D., Lic, P., Perinot, L., & Gagliesi, P. (2015). Trastorno Bipolar Guía para pacientes, Familiares y allegados. Fundación Foro.
  • Suárez, M. Z., Montes, M. G., Jarabo, D. S., & Forteza, G. L. (2015). Trastorno bipolar. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2015.08.003