Cookies de fresa y chocolate blanco

Belén Gisbert 23 junio, 2015
Si deseas que tus galletas queden menos rústicas y caseras puedes utilizar moldes para darles forma. Una vez frías puedes congelarlas hasta tres meses sin que pierdan sus propiedades

El chocolate blanco y las fresas son dos ingredientes que se combinan a la perfección, por lo que unirlos en un postre es todo un acierto que encantará a niños y no tan niños.

En esta receta, te mostramos como hacer unas deliciosas cookies de fresa y chocolate blanco de diversas formas:

Cookies de fresa y chocolate blanco

Ingredientes

  • 4 fresas grandes
  • 50 g de chocolate blanco
  • 100 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 100 g de azúcar en polvo o azúcar glas
  • 250 g de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

Modo de preparación

ingredientes dulce

  • Precalienta el horno a 180 ºC y prepara dos bandejas de horno con papel para hornear (vegetal).
  • Deja que la mantequilla se ablande a temperatura ambiente y luego pásala a un recipiente grande, donde la mezclaremos con el huevo y el azúcar con la ayuda de una batidora.
  • Después ponemos la harina y la levadura tamizadas y, con una espátula, creamos una masa suave pero firme.
  • Lavamos y secamos las fresas, quitamos los tallos y las cortamos en dados pequeños. Después las vamos a añadir a la mezcla de galletas y la trabajaremos hasta que se forme una bola grande y homogénea. Deja reposar unos minutos.
  • Procedemos a continuación a darle forma a nuestras cookies: tomamos una pequeña cantidad de masa, la aplanamos y le hacemos con el dedo un hueco en medio y lo llenamos con trozos de chocolate blanco.
  • A medida que vamos dándole forma a las cookies de fresa y chocolate blanco, las vamos poniendo en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal o para hornear. Seguimos así hasta que la masa se acabe. Deja espacio entre galleta y galleta.
  • Hornea las galletas a 175 ºC durante 11 o 12 minutos. No deben oscurecerse mucho y el chocolate debe quedar derretido.
  • Dejar enfriar y servir.

Nota:

Puedes añadir tu toque personal e incorporar después de enfriar las cookies de fresa y chocolate blanco una cucharadita de mermelada de fresa encima del chocolate blanco derretido.

Formas de cookies

En esta receta, hemos explicado cómo hacer una cookie casera, redonda y gruesa, con relleno o centro de chocolate blanco. Pero puedes hacerlas de otras formas:

  • Redondas y muy finas, con la ayuda de un rodillo. Haz una cookie como base y otra como tapa, e incorpora el chocolate blanco en medio, a modo de galleta tipo Oreo o Príncipe.
  • En vez de redondas, puedes hacerlas cuadradas y poner en el centro el chocolate blanco.
  • Si dispones de moldes para galletas de diversas formas (árbol, muñeco, casa, etc.) puedes hacerlas con estas formas. Tan solo deberás poner un poco de masa en el interior del molde, para luego aplastarlas bien para fijar con la ayuda de un rodillo.
  • También puedes añadir colorante alimentario rojo a la masa de las galletas, de manera que quedarán con un color muy vistoso y divertido sin perder ni un ápice de su dulce y exquisito sabor.

A continuación compartimos contigo esta versión deliciosa para hacer unas cookies de fresa con chocolate blanco.

Galletas rellenas de crema de fresa con cobertura de chocolate blanco

galletas grabadas

Estas galletas quedan en forma de galletas Príncipe, con dos galletas como base y tapa, con una crema de fresa como relleno y con cobertura (parcial o total, como quieras) de delicioso chocolate blanco. ¡Prueba  a hacerla!

Ingredientes

  • Masa para galletas
  • 150 g de queso blanco cremoso
  • 60 g de mantequilla sin sal
  • 350 g de azúcar glas
  • 2 fresas
  • Colorante rojo (opcional)
  • Chocolate blanco de cobertura

Preparación

  • Preparamos las galletas siguiendo la receta de la masa. Quedarán unas galletas finas y crujientes, ideales para rellenar con cremas.
  • Reservamos las galletas frías y preparamos la crema de fresa:
  • Con una licuadora, batiremos la mantequilla a temperatura ambiente, con las varillas a velocidad media, hasta que aumente su volumen y esté blanquecina. A continuación, añadiremos el queso y batiremos de nuevo.
  • Batimos las fresas y las hacemos puré. Lo incorporamos a la crema anterior junto con el azúcar glas, sin dejar de batir.
  • Introducimos la crema en una manga pastelera y la dejamos reposar en la nevera 90 minutos.
  • Después, rellenamos las galletas como un sándwich.
  • Fundimos el chocolate blanco en el microondas o al baño María, lo dejamos templar y mojamos en él la mitad o el total de cada galleta rellena. Escurrimos el exceso de chocolate y las ponemos sobre un papel antiadherente hasta que el chocolate se endurezca.

Servir en una fiesta o merienda, ¡o donde tú quieras!

Te puede gustar