Copa de serradura: prepara este delicioso postre y sorprende

Jesús Bordones · 14 mayo, 2018
Dale una oportunidad a la copa de serradura porque es tan fácil de preparar que resulta difícil de creer que su sencillez guarde tanta delicia. ¡Anímate!

Si hay un postre sumamente fácil de preparar y que no quita nada de tiempo, ese es, indudablemente, la copa de serradura. Y sí, te retamos. ¡De hecho, puedes cronometrar el tiempo si quieres comprobarlo por ti mismo!

Por otra parte, su receta incluye varios pasos que cualquiera puede realizar, casi con los ojos cerrados. Si te animas a prepararlo junto a los más pequeños del hogar, te aseguramos que no tendrás pérdida alguna en cuanto a diversión y entretenimiento se refiere. Recuerda que al integrarlos en esta actividad como esta ayuda a fortalecer los vínculos y, por qué no, a inspirarles cierto interés por la buena cocina.

Ahora bien, es importante que conozcas un poco la historia de la copa de serradura. Para empezar tiene origen en Portugal. Inicialmente, se realiza y sirve frío en ocasiones muy especiales, tales como: aniversarios, cumpleaños, víspera de Navidad y de Año Nuevo. Por supuesto, también se puede disfrutar de una forma casual cuando simplemente deseemos salir de la rutina.

Si deseas hacer algo distinto; bien sea para ti mismo o deseas que tu hijos dejen a un lado tantas golosinas, te recomendamos una rica copa de serradura casera. Comprobarás que es un postre que vale la pena disfrutar en compañía y que encaja perfectamente tanto si las temperaturas son muy altas como en caso contrario.

Lo que sí debes tener en cuenta es que la receta tradicional de copa de serradura tiene un alto contenido de azúcar, por lo que puede resultar muy empalagosa. Al llevar leche condensada, lo mejor será moderar las proporciones de los demás ingredientes para evitar los excesos. Por otra parte, recordemos que con una buena porción, por comensal, es más que suficiente. En otras palabras, ¡date el gusto pero no abuses!

Cómo debes preparar copa de serradura

Este delicioso manjar portugués no tiene mucha complicación, pero sí precisa de unos ingredientes en específico para conseguir su sabor característico. ¿Y cuál es ese sabor? Para empezar, ese dulce, crujiente y suave de las galletas tipo María. Sin duda alguna, estas son unas de las galletas más populares en la repostería latinoamericana y Occidental, por lo que es muy fácil conseguirlas.

La harina de avena es muy saludable.

La copa de serradura se sirve en un recipiente de vidrio y consta de un envoltorio de cuatro galletas hechas con leche, mantequilla y harina de trigo. Se distribuye por niveles los ingredientes, de tal forma que quede como si fueran franjas: una de sólido y otra de líquido, y así sucesivamente hasta rellenar el recipiente.

Ya que estás enterado de todos los detalles que existen detrás de este dulce, ahora sí que es tiempo de que lo realices tú mismo. Guíate con nuestros pasos, sin miedo, y ponte manos a la obra. ¿Listo? ¡A por ello!

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas María (250 g).
  • 3 y 1/2 tazas de crema de leche (400 mL).
  • 2 y 1/2 tazas de leche condensada (300 mL).
  • Para la decoración: 1 cucharada de azúcar pulverizada (25 g). Ojo, puedes prescindir del azúcar o sustituirla por algún otro elemento, como puede ser un trozo de fruta fresca, semillas o media cucharadita de coco rallado.
Galletas maría en un plato.

Preparación

  • Para empezar con la preparación de tu postre portugués casero, debes colocar todo el contenido del paquete de galletas en un bol y luego proceder a pulverizarlas. Para este propósito puedes usar tanto un licuadora como un triturador. La idea es obtener un polvo de galletas fino, para que nos resulte más fácil mezclarlo luego.
  • Ahora es tiempo de, batir la crema de leche con la cucharada de azúcar pulverizada (recuerda, esta es opcional). Debes hacerlo hasta que notes que la mezcla te ha quedado espumosa y densa; con textura de merengue.
  • Inmediatamente, agregarás a la mezcla anterior todo el contenido de las tazas con leche condensada y continuarás batiendo.
  • Finalmente, queda armar la copa serrana como tal. Para esto debes vertir una capa de merengue, después una de galletas trituradas y así completar toda la superficie de la copa. Una vez listo, ya podrás deleitar tu paladar con esta rica y fácil preparación.
  • Como recomendación adicional, te sugerimos que utilices la leche condensada a temperatura ambiente, y que utilizarla refrigerada dificulta la acción de remover e integrar bien los ingredientes (dado que la consistencia es más sólida).