Copa menstrual: ¿qué deberíamos saber?

Uno de los únicos inconvenientes que tiene la copa menstrual es el de elegir una talla adecuada ya que, de lo contrario, es posible que el contenido se desborde

Si bien no ha sido una moda que se impuso en España, en otros países la copa menstrual es bastante popular.

Con sus ventajas y sus inconvenientes, en este artículo te contaremos todo sobre una alternativa para los “días femeninos” que incluso puede ayudar al planeta.

Características de la copa menstrual

Se trata de un recipiente con forma de copa que se introduce en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo. No absorbe la sangre como los tampones, sino que queda contenida en el interior hasta extraerla y desecharla.

Si bien este “invento” parece ser bastante nuevo, lo cierto es que las primeras se originaron en 1867.

La producción industrial data de 1930, aunque para la década de 1960 las ventas no prosperaron debido a una cuestión cultural: las secreciones vaginales, el flujo menstrual y la manipulación de los genitales era algo indecoroso.

En 1987 comienza la fabricación en látex y en dos tamaños de una copa menstrual más acorde a la anatomía femenina.

En los últimos años han salido al mercado opciones de silicona para evitar alergias, así como también varios colores, formatos, modelos y hasta precios.

  • Para la utilización se debe insertar doblada en la vagina.
  • Al soltarla recupera la forma natural y retiene el flujo.
  • Se coloca más “abajo” que los tampones, es decir, en la parte baja de la vagina, no por encima del cérvix.
  • Se debe vaciar cada 8 horas aproximadamente y no modifica en nada la rutina diaria.

Entre las ventajas de la copa menstrual podemos destacar:

Ver también: 5 consejos para tratar los dolores menstruales

Es económica

Aunque el coste inicial puede ser mayor que los productos tradicionales en 2 o 3 meses se recupera la inversión. Por otra parte, tienen una vida útil de mínimo 10 años si se cuida como corresponde.

Es cómoda

Es cómoda

  • Se puede usar tanto de día como de noche sin tener problemas de derrames o incomodidad.
  • No importa la abundancia del flujo ni de las actividades que se realicen porque no se mueve ni “sale”.
  • Incluso se puede usar al hacer ejercicio de alto rendimiento como atletismo o ciclismo.

Es amigable con el medio ambiente

Al generar menos desechos que las compresas o tampones es ideal para aquellas amantes de la ecología.

La copa menstrual se reutiliza por meses, por lo que evita arrojar a la basura la celulosa de las demás opciones que no son biodegradables y contienen productos químicos contaminantes.

Es práctica

Es práctica

Se trata de una alternativa muy discreta que cabe en una bolsa y se puede llevar donde queramos. Al no tener que vaciarla por varias horas se puede usar cuando estamos en el trabajo sin complicaciones.

Es ideal para viajes

Uno de los problemas que tienen las mujeres al momento de viajar es que quizás no encuentran la marca o modelo de tampón o compresa que usan habitualmente, o bien se tienen que llevar sus propios productos en la maleta.

En caso de usar la copa menstrual es más práctica porque casi no ocupa espacio.

Visita este artículo: ¿Qué es el síndrome de shock tóxico asociado con los tampones? ¡Cuidado!

Es antigérmenes e infecciones

Es antigérmenes e infecciones

Muchas mujeres tienen alergia a los químicos contenidos en los tampones o compresas. Al estar confeccionada con silicona que, además, no permite que se acumulen gérmenes, la copa evita las infecciones.

Entre los inconvenientes de su uso podemos indicar:

  • Puede darnos vergüenza si tenemos que limpiarla en lugares públicos.
  • Al principio puede ser complicada la colocación.
  • Si no se lava o hierve después de usarla puede parecer sucia.
  • Puede haber pérdidas en caso de no usar la talla correcta.

Copa menstrual: tabúes, prejuicios y autoconocimiento

Llevamos varios años usando tampones y compresas. Por ello este elemento “revolucionario” puede parecernos un tanto extraño o incluso natural.

Quizás esta sea la razón por la cual aún no ha tenido el éxito esperado en muchos países.

Este invento fue creado por mujeres para mujeres y, sin embargo, solo tiene aceptación en un pequeño porcentaje de la población femenina.

Según quienes inventaron la copa menstrual se debe a que nos falta naturalizar el conocimiento de los órganos genitales y realizar una observación más minuciosa del aparato reproductor.

A muchas les da asco la sangre menstrual y mucho más tener contacto con ella. Como todas las opciones en relación al ciclo, esta también tiene sus pros y sus contras.

Por ejemplo, el hecho de “olvidarse de que se tiene la regla” puede ser algo bueno, pero también algo malo.

  • Si se está acostumbrada a los tampones quizás sea más sencillo que si se emplean compresas. Porque el principio es similar.
  • La diferencia reside en que con la copa menstrual se tiene contacto con el sangrado y es necesario lavarla para usar nuevamente.

Las quejas más comunes entre las usuarias es que existen pérdidas o rebalses. No obstante, esto tiene solución: usar la talla correcta (hay diferentes opciones para elegir según la edad, si se ha tenido parto natural, la cantidad de sangrado, etc.).

Con las compresas parece que el flujo es mucho. Sin embargo, cuando se usa la copa menstrual podemos ser más conscientes de la cantidad y la capacidad del contenedor. Además no irrita ni raspa como los tampones.

Se recomienda quitarla cada algunas horas, aunque no hay límite temporal para llevarla. Lo más complicado es el vaciado y lavado.

Si estamos en casa es mucho más simple, pero si tenemos que hacerlo en la oficina o en un baño público, todo se complica.

  • Además de quitar el contenido también hay que lavar bien la copa para poder colocarla de nuevo.
  • Algunas optan por hervirla y otras por limpiarla con productos específicos.
  • También podemos optar por enjuagarla con aceite de árbol de té que es un desinfectante y antiséptico natural.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/la-copa-menstrual-alternativa-a-los-tampones/”]