4 cosas que puedes hacer para fortalecer tu cerebro

Óscar Dorado·
29 Julio, 2020
Fortalecer el cerebro es posible si se hace de manera adecuada. Incluir un estilo de vida saludable es una de las maneras de hacerlo posible.
 

El cerebro humano es un órgano que, desde la juventud hasta la vejez, se adapta en cada etapa de la vida. Esto significa que, si  recibe la estimulación correcta, es posible aumentar la capacidad cognitiva, aprender cosas nuevas y mejorar la memoria. Sin embargo, para fortalecer el cerebro, es necesario incorporar algunos hábitos y ejercicios diarios.

Ciertamente, el cerebro se parece mucho a cualquier músculo del cuerpo. Si no se usa y se fortalece con regularidad, podría perder parte de su capacidad funcional. Mejorar la calidad de vida está en tus manos, y hay ciertas medidas que puedes tomar al respecto.

¿Qué puedes hacer para fortalecer el cerebro?

Si deseas mantener el cerebro fuerte, debes tener en cuenta los siguientes consejos. ¡Toma nota, ya que pueden marcar la diferencia!

1.-Para fortalecer tu cerebro: reduce el estrés

Mujer realizando yoga.
El estrés causa desórdenes en el cerebro, aumentando su envejecimiento.

El primero de nuestros consejos para fortalecer el cerebro es reducir el estrés. Algunos estudios como el publicado en 2017 por la revista Science han demostrado que sufrir estrés cuando somos jóvenes nos hará más susceptibles a sufrir estrés en un futuro, y más aún: esto se verá acompañado de una susceptibilidad en una parte de nuestro cerebro en concreto.

 

Una de las maneras de evitar el estrés es practicando la meditación y la atención plena. De hecho, no necesitas demasiado tiempo, con 10 o 20 minutos al día bastará. También puede implicar la práctica de ejercicios centrados en la respiración, meditación o yoga.

También puedes leer: Beneficios del yoga para el cuerpo, la mente y el espíritu

2.-Ejercicios de entrenamiento cognitivo

La mente se mantiene activa cuando se trabaja la plasticidad del cerebro. Esta última es la capacidad que tiene nuestro cerebro para regenerar sus neuronas. Es una condición que puede mantener, e incluso mejorar, mediante la participación de ejercicios de entrenamiento cognitivo.

Así lo confirman estudios como el publicado en 2009 por la revista Journal of the American Geriatrics Society. En esta investigación, el programa experimental basado en la plasticidad cerebral mejoró la memoria y la atención en los participantes.

Asimismo, puedes volver a estudiar o aprender un nuevo idioma. Incluso, participar en los juegos de mesa ayuda estimular tu pensamiento y tu coordinación mano-ojo. Estos pasatiempos pueden brindar la capacidad de promover de manera efectiva tanto el pensamiento como la coordinación.

Otras cosas simples que puedes hacer son escribir con la mano opuesta, manipular objetos difíciles, aprender nuevas direcciones, etc. 

3.-Un buen descanso

Mujer durmiendo.
El cerebro necesita el sueño y el descanso para reorganizar su estructura y mantenernos sanos.
 

El descanso es esencial para un cerebro fuerte y el hecho de no dormir lo suficiente puede afectar a nuestra función cognitiva Ten en cuenta que se considera que la reparación y el crecimiento del cerebro tienen lugar mientras las personas duermen.

Así lo confirma una investigación llevada a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley, en California. Según este estudio, un buen descanso resulta clave para coordinar la codificación, consolidación e integración de nuestras memorias.

Asimismo, es fundamental que el sueño se convierta en una prioridad para quienes desean tener un cerebro fuerte. Incluso para las personas mayores. Eso es debido a que con los años disminuye la melatonina, una sustancia natural que tiene propiedades reguladoras del sueño.

Quizás pueda interesarte: 9 alimentos ricos en melatonina para mejorar la calidad del sueño

4.-Cuida tu cuerpo para cuidar tu mente

En último lugar, te sugerimos que si quieres cuidar tu mente, primero debes empezar cuidando tu cuerpo. Esto significa que si quieres fortalecer tu cerebro, deberías comenzar trabajando tu salud física.

Ya sea salir a caminar, incorporar alimentos más saludables a tu dieta o renunciar a cualquier mal hábito, como puede ser el consumo de alcohol o tabaco, beneficiará la salud de tu mente. Es cierto que algunos de estos pueden ser más difíciles que otros, pero tu cerebro te lo agradecerá.

Investigaciones como la publicada en 2007 por la revista Medicine and Science in Sports and Exercise han demostrado que aquellas personas que participan en comportamientos saludables, como hacer ejercicio regularmente y mantener una alimentación adecuada, son menos susceptibles a las disminuciones cognitivas asociadas con el proceso de envejecimiento.

 

Para acabar, recuerda que fortalecer tu cerebro implica incorporar a tu rutina buenas hábitos y evitar llevar una vida sedentaria. Si usas constantemente el cerebro de nuevas maneras y lo desafías, permitirás que se mantenga sano. ¡Te invitamos a desafiar a tu cerebro!

  • Romero, R, Cueva, H, Barboza, L. La gimnasia cerebral como estrategia para el desarrollo de la creatividad en los estudiantes. Omnia [Internet]. 2014;20(3):80-91. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=73737091006
  • Velásquez Burgos, BM, Remolina de Cleves, N, Calle Márquez, MG. EL CEREBRO QUE APRENDE. Tabula Rasa [Internet]. 2009;(11):329-347. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=39617332014
  • Ferris, L. T., Williams, J. S., & Shen, C. L. (2007). The effect of acute exercise on serum brain-derived neurotrophic factor levels and cognitive function. Medicine & Science in Sports & Exercise, 39(4), 728-734.
  • Peña, C. J., Kronman, H. G., Walker, D. M., Cates, H. M., Bagot, R. C., Purushothaman, I., ... & Goodman, E. (2017). Early life stress confers lifelong stress susceptibility in mice via ventral tegmental area OTX2. Science, 356(6343), 1185-1188.
  • Smith, G. E., Housen, P., Yaffe, K., Ruff, R., Kennison, R. F., Mahncke, H. W., & Zelinski, E. M. (2009). A cognitive training program based on principles of brain plasticity: results from the Improvement in Memory with Plasticity‐based Adaptive Cognitive Training (IMPACT) Study. Journal of the American Geriatrics Society, 57(4), 594-603.
  • Walker, M. P. (2009). The role of sleep in cognition and emotion. Annals of the New York Academy of Sciences, 1156(1), 168-197.
  • Ferris, L. T., Williams, J. S., & Shen, C. L. (2007). The effect of acute exercise on serum brain-derived neurotrophic factor levels and cognitive function. Medicine & Science in Sports & Exercise, 39(4), 728-734.