5 cosas que probablemente no sabías de la artritis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 1 febrero, 2019
Okairy Zuñiga · 7 mayo, 2016
Aunque generalmente la asociemos a personas con sobrepeso o a ancianos, lo cierto es que la artritis puede afectarnos a cualquier edad y aunque tengamos un peso adecuado

La artritis es la inflamación de las articulaciones que causa dolor y rigidez, y suele empeorar con la edad. Pero, ¿solo los adultos mayores pueden sufrir artritis? Qué nos dices de las mujeres, ¿solo ellas lo padecen? ¿Es cierto que no se puede prevenir?

Es importante conocer más acerca de la artritis para tomar más precauciones en tu día a día.

1. La artritis no entiende de edades

Aunque muchos así lo piensan, esta enfermedad no la padecen únicamente los ancianos. Pueden padecerla también jóvenes. Por eso es necesario tomar las precauciones adecuadas.

La primera medida que se debe tomar es acudir al médico cuando se presenten los primeros síntomas, como fiebre, dolor de cabeza o debilidad. Generalmente las primeras zonas afectadas suelen ser las rodillas y los dedos.

No hay edades, cuando se habla de artritis. La artritis remautoide, por ejemplo, se presenta en su mayoría hacia el final de la adolescencia y luego en la edad adulta, hasta máximo de 35 años de edad.

No se conoce cuál es la causa con certeza, sin embargo algunos estudios indican que puede estar relacionada con la falta de vitamina C.

Lee también: 6 remedios alternativos para mitigar el dolor causado por la artritis

2. Se puede tratar

La artritis se puede tratar.

Muchas personas piensan que no existen métodos para mejorar la condición del individuo que padece artritis. ¡Y sí los hay! Con fisioterapia, los ejercicios adecuados y tratamientos para el dolor, la persona puede mantenerse activa y disminuir los malestares que producen la artritis.

Hay ocasiones en las que el afectado se puede recuperar por completo si la enfermedad se encuentra en una etapa temprana.

Sin embargo, no todos los casos implican una eliminación total de este problema. En aquellos en los que la enfermedad está en una etapa avanzada, hay una degeneración de la articulación y del tendón que la recubre.

La buena noticia es que con constancia en el tratamiento que indique el médico podrás llevar una vida normal y calmar el dolor, lo que te posibilita realizar más actividades.

3. ¿Por qué duelen los huesos?

La verdad es que no son los huesos los que duelen, sino que más bien son las articulaciones. La articulación, al estar ubicada entre dos huesos, produce tal dolor que quienes tienen artritis asumen que es en los huesos.

Si el dolor fuera en los huesos, se trataría de otra enfermedad: osteoporosis. También se dice que las condiciones climáticas influyen en el dolor de las personas que tienen artritis.

Visita este artículo: Cuidado: Subir y bajar de peso afecta a la salud de tus huesos

4. Las mujeres no son las únicas víctimas

Puede que no supieras que la artritis es una afección que ataca a ambos sexos. Sin embargo, en la mayoría de los casos las mujeres son más vulnerables a padecer artritis que los hombres.

Para evitar o disminuir los riesgos de padecer artritis es importante que lleves un estilo de vida sano y equilibrado sin importar tu sexo.

5. No solo la padecen las personas con sobrepeso

No solo la padecen las personas con sobrepeso

El sedentarismo es un enemigo del cuerpo humano que puede ser el promotor de muchas enfermedades, como las cardiovasculares, el cáncer o el sobrepeso.

En este último aspecto, se dice que el sobrepeso puede ser un factor causante de la artritis. Esto es cierto, pues existe la degeneración de la articulación debido al peso de la persona.

No obstante, las personas delgadas no están exentas de padecer esta enfermedad. En su caso, las razones pueden ser:

  • Presencia de bacterias.
  • Fracturas o lesiones mal tratadas o mal cuidadas.
  • La práctica de deportes o actividades que desgastan la articulación cuando no se tiene la alimentación correcta.
  • Falta de exposición a la luz solar.
  • Falta de una dieta poco sana o poco equilibrada.

Ahora que ya conoces más sobre esta afección seguro podrás mantenerte alejado de ella. Recuerda que la mejor prevención siempre es llevar una vida sana.

  • Mikirova N. Effect of high dose intravenous ascorbic acid on the level of inflammation in patients with rheumatoid arthritis. Mod Res Inflamm. 2012;
  • Lee YC. Effect and treatment of chronic pain in inflammatory arthritis. Curr Rheumatol Rep. 2013;
  • J. L, J. S, R.W. C, L.S. E-J, P.A. S, M.-W. S, et al. Less time spent in sedentary behavior is associated with better future physical function: Objective data from the osteoarthritis initiative. Arthritis Rheum. 2013;
  • McAlindon T, Formica M, Schmid CH, Fletcher J. Changes in Barometric Pressure and Ambient Temperature Influence Osteoarthritis Pain. Am J Med. 2007;