6 cosas que tu pareja nunca debería pedirte

Okairy Zuñiga·
29 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
21 Noviembre, 2018
Hay ciertos comportamientos tóxicos que están disfrazados de gestor de amor, pero que pueden comprometer nuestra dignidad. No los dejemos pasar.

El amor es un sentimiento muy bonito que a todos nos gustaría experimentar. Esa alegría, ese bienestar y esa calma que desprende son sensaciones únicas. De hecho, es común sentir que uno se prestaría a lo que fuera por el amor que siente hacia la otra persona. No obstante, existen algunas cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras.

Así es, por mucho amor que sientas existen ciertos límites que no se deben sobrepasar. Por ello, es importante que estés atento, pues bajo el hechizo del enamoramiento puede que dejes pasar algunos comportamientos y peticiones que comprometen tu dignidad. Los más comunes son los siguientes.

Cosas que tu pareja no debería pedirte

Hombre pidiendo explicaciones a su novia

1. Cambiar para ser como otra persona

Una de las primeras cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras es que cambies para convertirte en la persona que él o ella desea.  

Da lo mismo si prefiere que seas rubio o rubia o si le encantaba que su pareja anterior se comportase de otra forma. Tú no tienes que cambiar si no quieres. 

Esto no se trata solamente de que respete tu esencia y ame a la persona que eres. También involucra el respeto hacia ti mismo con tus aciertos, tus miedos, tus retos y tu historia.

El único caso en el que es válido que tu pareja te sugiera un cambio es cuando esto se relaciona con un aspecto que te está dañando o afectando de alguna forma. Por ejemplo, si eres una persona muy negativa o que tiene hábitos negativos, tu pareja puede sugerirte ciertas mejoras.

Sin embargo, esto debe quedarse en una sugerencia. Nunca debería haber un sentimiento de obligación por tu parte. Después de todo, si esa persona no ama lo que eres, quizás no debería estar contigo.

Quizá te interese: La confianza en la pareja: necesaria y saludable

2. Dejar de lado tus sueños

La segunda de las cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras es renunciar a aquellas cosas que te motivan.

Hay muchas mujeres que dejan su vida laboral por la maternidad o que hacen cambios similares. Esto es muy válido y es una buena idea si las dos personas conversan y llegan a la conclusión de que así son más felices, o de que esto les ayudará a crecer en conjunto.

El problema aparece cuando tu pareja decide por ti que un sueño o una meta ya no es importante o necesaria. En este momento, ya estarías cayendo en una situación de control excesivo.

3. Llevar tu sexualidad a una zona en la que no te sientes cómodo

Otra de las cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras es obligarte a romper tus límites en lo que se refiere a la intimidad.

Todo el mundo tiene fetiches que puede explorar conforme se tiene más confianza con la pareja. No obstante, esto nunca debe implicar que tu pareja te obligue a realizar actos, posiciones o probar cosas que te parecen poco atractivas. Además de que no disfrutarás del sexo, la relación se verá afectada y es una forma de violencia.

Por supuesto, tu pareja puede exponerte alguna inquietud y podéis realizar acuerdos para probar e ir rompiendo esos tabúes. La clave es tomárselo con calma y hacer solo aquello con lo que ambos os sintáis a gusto.

4. Alejarte de tus seres queridos

Mantener una red de conexiones sólidas es vital para todos. Por eso, alejarte de tus seres queridos es algo que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras.

Puede darse el caso de que tu pareja no se lleve del todo bien con algún amigo o familiar. A ti puede pasarte lo mismo y en realidad no tiene por qué ser algo grave.

Sin embargo, esto no da derecho a ninguno para pedir al otro que se quede solo. Si estás cayendo en esta situación similar, conversa con alguien de confianza y descarta el riesgo de estar en una relación dañina.

Las parejas manipuladoras se caracterizan por alejar a su víctima de toda persona que pueda ofrecerles un apoyo. Por eso, debes tener mucho cuidado y evitar esta situación.

Quizá te interese: Mi madre no acepta a mi pareja: ¿Cómo puedo solucionarlo?

5. Eliminar todo rastro de privacidad

Algunas personas creen que en una relación de pareja no debe haber privacidad. No obstante, esta es otra de las cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras.

Es aceptable que el otro tenga la confianza suficiente como para usar tu teléfono si se ha quedado sin batería y necesita hacer una llamada urgente. Lo que nunca deberías aceptar es que todo el tiempo esté revisando y vigilando con quién hablas.

Siempre debes mantener tus contraseñas, datos financieros y cualquier otra información sensible solo para ti, a menos que decidas lo contrario.

En caso de que quieras darle alguna contraseña, debe ser por decisión propia, y no porque te sientas obligada.

6. Obligarte a tomar el control de todo

Cada uno tiene habilidades y características que le hacen bueno para algunas cosas. Por eso, es normal que si eres bueno con las finanzas, tú lleves el control de las cuentas de la familia. A su vez, él o ella podría ser excelente para cocinar.

Sin embargo, una de las cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hicieras es que, en todo momento, tengas la responsabilidad de gestionar todo lo que ocurre. 

Esto te drenará la energía y, tarde o temprano, te sentirás sobrepasado. En lugar de ello, cada uno debe tener responsabilidades que se complementen dentro de la relación.

Pareja sosteniendo una casa de juguete

Presta atención a los comportamientos tóxicos

Como ya se ha mencionado, debes estar al tanto y aprender a identificar los comportamientos más tóxicos. No permitas que te obliguen a hacer algo que no deseas ni que coarten tu libertad. 

Eres un ser humano, con sus cualidades y sus defectos y mereces que te respeten. No dejes que nadie te haga sentir que no eres lo suficientemente válido para ser amado.