Cosas a tener en cuenta para aumentar tu energía día a día

Carolina Betancourth·
04 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
02 Enero, 2019
Además de promover la producción de endorfinas y conseguir que nos sintamos mejor, con el ejercicio físico aumentamos el ritmo cardíaco, mejoramos la circulación y obtenemos más energía
 

¿Sueles sentirte débil en algún momento del día? ¿Sientes una fatiga constante? Quizá sea necesario que modifiques algunos hábitos para aumentar tu energía.

Muchas veces sentimos tras algunas horas ese molesto cansancio que no nos motiva a realizar nuestras tareas diarias de la mejor manera y, aunque puedas ser la persona más entusiasta de todas, si te falta la energía, tu ritmo se verá muy afectado.

Si hablamos de cansancio debemos saber que un cansancio persistente puede aparecer sin importar qué edad tengas. Hay personas que tienen este problema y no mejoran ni siquiera después de una noche entera de sueño. Lo importante de esto es que la solución podrá estar relacionada con tus hábitos a la hora de ingerir alimentos.

Recomendaciones para aumentar tu energía

Comienza con un desayuno saludable

De ninguna forma debes descuidar tu desayuno. Procura que no esté lleno de calorías vacías, ya que esto te puede llevar a quedarte dormido a mitad del día. Por el contrario, si consumes un desayuno saludable, te ayudará a mantenerte activo por el resto del día.

Come cereales integrales

cereales integrales para aumentar tu energía

Trata de remplazar tus alimentos favoritos que tienen altos contenidos de azúcar por cereales integrales. Estos liberan la energía de manera más lenta, ayudando a que no te sientas cansado tan rápido.

 

Además, por este motivo, si comes cereales integrales, podrás aumentar la sensibilidad de tu organismo hacia la insulina. Por ende, tendrás mayor energía durante el transcurso del día.

Toma mucha agua

agua

Consumir buenas cantidades de agua en el día es importante, así que la recomendación es que mantengas tu cuerpo fresco a través del agua. Procura mantenerte alejado de las sodas o de otras bebidas que contengan altas cargas de azúcar. Diversos estudios afirman que el consumo de sodas con cafeína y azúcar generaría problemas para dormir.

Procura no comer a medianoche para aumentar tu energía

Siempre debes ponerte límites con respecto al horario de tus comidas, la idea es que la última comida que ingieras sea tres horas antes de irte a dormir. Esto se debe a que comer antes de acostarte puede causar tensión en todo tu cuerpo mientras ocurre el proceso de la digestión y, por lo tanto, te podría hacer sentir más cansado al día siguiente.

Si tienes hambre antes de acostarte, podrías ingerir vegetales. Son alimentos más fáciles de digerir para el organismo y contienen una menor cantidad de calorías.

 

Aumenta el consumo diario de magnesio

Magnesio

El magnesio es un elemento indispensable para tu cuerpo. De hecho, este mineral es necesario para la producción de energía, así como para el control de la glucosa en sangre, la regulación arterial y otras reacciones bioquímicas del cuerpo.

La dosis diaria necesaria es de por lo menos 300 milígramos de magnesio. Para obtener el magnesio, te recomendamos ingerir pescados o cereales de salvado. También las almendras y las nueces aportan magnesio, pero en menores cantidades.

Consume chocolate amargo

El chocolate amargo contiene flavonoides, sustancias que según datos científicos ayudarían a mejorar el rendimiento mental e incluso, el estado de ánimo. Esto produciría un aumento en el flujo de sangre que se dirige hacia el cerebro, ayudando a que te sientas más enérgico durante el día.

Haz ejercicio para aumentar tu energía

ejercicio

 

El ejercicio a diario contribuiría a la producción de endorfinas, sustancias que aumentarían los niveles de felicidad y, a su vez, influirían en la cantidad de energía disponible.

Como ves, para aumentar la energía en tu día a día es importante que lleves hábitos alimenticios saludables, además de realizar ejercicio físico habitual.

  • Challem, J., & Brown, L. (2007). Vitaminas y minerales esenciales para la salud: Los nutrientes fundamentales para potenciar tu energía y aumentar tu vitalidad (Vol. 4). Ediciones Nowtilus.
  • Riumallo, J. (2010). REQUERIMIENTOS Y RECOMENDACIONES DE ENERGÍA Y PROTEÍNAS. Revista internacional de futbol y Ciencia/Requerimientos Nutricionales de Energía y Micronutrientes.
  • Visus, F. S. V., López, A. M., Ibáñez, J., Serra, J. D., de la Asociación, C. D. N., & de Pediatría, E. (2014, August). Recomendaciones nutricionales para el niño deportista. In Anales de Pediatría (Vol. 81, No. 2, pp. 125-e1). Elsevier Doyma.
  • Sleep Health. Author manuscript; available in PMC 2017 Dec 1. Published in final edited form as: Sleep Health. 2016 Dec; 2(4): 272–276. Short and sweet: Associations between self-reported sleep duration and sugar-sweetened beverage consumption among adults in the United States. doi: 10.1016/j.sleh.2016.09.007
  • National Institutes of Health. Magnesium. https://ods.od.nih.gov/factsheets/Magnesium-HealthProfessional/
  • Genes Nutr. 2009 Dec; 4(4): 227–242. Published online 2009 Aug 13. Flavonoids and cognitive function: a review of human randomized controlled trial studies and recommendations for future studies. doi: 10.1007/s12263-009-0135-4