Algunos cosméticos pueden poner en riesgo tu salud

Daniela Castro 23 marzo, 2016
Aunque su precio más barato puede resultarnos atractivo, lo cierto es que los cosméticos de baja calidad terminan siendo perjudiciales para la salud de nuestra piel y pueden producir lesiones cutáneas

Los cosméticos se han convertido en una parte indispensable de todos los rituales de belleza femeninos. Debido a esto, muchas compañías de todo el mundo han trabajado año tras año para ofrecer todo tipo de productos con estos de fines.

Sin embargo, en los últimos años ha crecido la alerta por los peligros que muchos de estos acarrean tras ser aplicados, ya que, por desgracia, personas sin escrúpulos han “pirateado” muchos de ellos y los han elaborado con sustancias bastante dañinas.

En este sentido, el querer ahorrar algo de dinero al adquirir maquillaje puede significar exponerse a un gran riesgo tanto para la salud como para lo que tiene que ver con lo estético.

Por esta razón, es primordial informarse bien y procurar tener más cuidado al momento de adquirir este tipo de artículos en el mercado.

Los peligros de algunos cosméticos para la salud

Los peligros de algunos cosméticos para la salud

Muchas de las sustancias químicas que ponen en riesgo la salud se han encontrado en jabones antibacterianos, lociones corporales y maquillaje.

Te recomendamos leer: 5 hábitos de maquillaje que podrían ser perjudiciales

Según una reciente investigación de científicos de la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos) componentes como los ftalatos, el triclosán y la oxibenzona son comunes en productos de uso cotidiano.

En estudios previos se había asociado el uso constante de estos productos con el incremento del riesgo de cáncer, menopausia prematura, dificultades cognitivas y muchos otros trastornos de salud.

Ahora, en el análisis liderado por el doctor Kim Harley, director asociado del Centro de Investigación de la Universidad de Berkeley para el medio ambiente y la salud infantil, se encontró que también causan alteraciones hormonales, que pueden desencadenar en varias complicaciones.

Para llegar a tal determinación, los expertos tomaron los datos de 100 mujeres adolescentes que dejaron de utilizar sus productos para el cuidado personal durante 3 días, remplazándolos por otros que no contenían químicos agresivos.

A todas se les realizó una muestra de orina posteriormente y el equipo de científicos encontró que los niveles de dichas sustancias se redujeron entre el 25 y 45%.

Cosmeticos

Según Harley, las mujeres estudiadas fueron adolescentes porque son las que más tienden a utilizar estos productos en comparación con las adultas.

Además, a esto se le suma el hecho de que sus cuerpos aún están en desarrollo, lo que particularmente incrementa el riesgo de alteraciones hormonales.

En los últimos años este y otros estudios han encendido las señales de alerta sobre el impacto negativo que tienen los químicos sobre las hormonas y varios sistemas importantes del cuerpo.

Los resultados realizados con animales demuestran que su uso constante aumenta de forma rápida los crecimientos de los tumores y la proliferación de células cancerígenas.

Si bien en este momento no hay pruebas contundentes sobre su relación con los problemas de salud en las personas, es primordial tomar algunas medidas preventivas.

Otras consecuencias de utilizar cosméticos dañinos

Además de los efectos mencionados, hay otra serie de consecuencias que se pueden padecer cuando no se tiene cuidado con los cosméticos:

  • Enfermedades cutáneas como el acné y la dermatitis.
  • Reacciones alérgicas y sensibilidad.
  • Pérdida de los aceites naturales de la piel.
  • Manchas y obstrucción de los poros.
  • Doble inversión de dinero porque no tienen un buen acabado.
  • Se desvanecen con facilidad.
  • No siempre están libres de gérmenes.
  • Pueden causar envejecimiento prematuro.

Ver también: 5 remedios caseros para la dermatitis

¿Cómo reducir el riesgo de los cosméticos dañinos?

Cómo reducir el riesgo de los cosméticos dañinos

En primer lugar, se deben leer las etiquetas para identificar si contienen triclosán, parabenos y oxibenzona. De ser así, es mejor descartarlos y optar por otro tipo de productos.

En el caso de los ftalatos es un poco más complejo porque, en ocasiones, no se especifican en los envases sino que se camuflan bajo términos como “fragancia” o “perfume”.

Asimismo, es primordial tener en cuenta algunas señales que indican que el producto puede ser pirata o de dudosa procedencia.

Entre esto se destaca:

  • La calidad y presentación de sus impresiones o etiquetas.
  • El estado de su caja.
  • La empresa o laboratorio fabricante.
  • El precio.
  • Los sellos de garantía.
  • La textura del producto.
  • Los aromas y colores extraños.
  • El registro sanitario.

Para concluir, es bueno considerar dejar la piel libre de todo producto químico varios días de la semana. De esta forma se deja respirar lo necesario, sus células se oxigenan con facilidad y se promueve su limpieza profunda.

Además, sería conveniente buscar cosméticos de origen natural como los que se elaboran con germen de trigo, avena y otras opciones saludables.

 

 

 

 

 

Te puede gustar