Costillas a la Coca Cola

Para que la carne no se reseque recuerda bañar el costillar con el jugo resultante cada 10 minutos. Gracias al sabor del refresco conseguirás un contraste agridulce delicioso

No sabemos a quien se le ha ocurrido esta receta tan original. Lo que sí podemos decir es que no pasará desapercibida entre tus invitados o comensales. Las costillas a la Coca Cola son bien crocantes y algo dulces debido al contraste de la bebida con la carne. ¿Te animas a preparar este plato?

Opción 1 de costillas a la Coca Cola

La Coca Cola no solo sirve para beber, también se usa para cocinar. ¿Cómo? Aquí aprenderás una manera de combinarla con costillas de cerdo o vaca para un resultado magnífico. ¡Y a comer con las manos se ha dicho! Niños y adultos tienen permiso solo por esta vez.

Ingredientes:

  • Un costillar completo
  • 1 lata de Coca Cola
  • 3 cucharadas de Kétchup

Preparación:

Receta de costillas a la coca cola

  1. Primeramente enciende el horno a 180°C.
  2. Salpimenta el costillar.
  3. Colócalo en una fuente para horno y pinta con las cucharadas de Kétchup. Es posible que necesites ponerle más si quieres, todo depende del tamaño del costillar.
  4. Reparte la Coca Cola por toda la carne en la fuente.
  5. A continuación colócalo en el horno durante 30 minutos. Cada 10 minutos retira y, con ayuda de una cuchara, vierte por encima el jugo que se va formando como resultado de la cocción.
  6. Da vuelta al costillar y cocina hasta que quede bien dorado.
  7. Finalmente cuando esté hecho retíralo del horno y listo. ¡Todos a la mesa!

Opción 2

Si queréis ser más “civilizados” y comer estas costillas a la Coca Cola con cuchillo y tenedor, entonces podéis acompañar el menú con otros ingredientes. Por ejemplo con un rico puré de patatas, una ensalada de lechuga, tomate y zanahoria, unas patatas fritas o lo que se te ocurra.

¿Qué necesitas? (para 4 raciones):

  • 20 costillitas de cerdo
  • 3 vasos de Coca Cola
  • Aceite de oliva
  • 5 cucharadas de Kétchup
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijón
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cubo de caldo de pollo
  • 1 diente de ajo
  • ½ cebolla
  • 1 chile
  • Cebollino al gusto

Instrucciones:

  1. En primer lugar salpimenta las costillitas al gusto.
  2. Coge un cazo grande, pon un poco de aceite y sofríelas para dorar por ambos lados.
  3. En un recipiente mezcla los vasos de Coca Cola con el Kétchup, la mostaza, el diente de ajo picado bien finito, la cebolla cortada en juliana y el chile bien picado.
  4. Prepara el caldo y vierte ¼ de una taza e integra todo muy bien.
  5. Seguidamente añade esta salsa a las costillitas ya doradas en el mismo cazo. Cocina tapado a fuego medio durante 1 hora aproximadamente.
  6. Estarán listas cuando casi se desprenda la carne sola.
  7. Finalmente sirve las raciones y decora con el cebollino bien picado.

Opción 3 de costillas a la Coca Cola

otra-receta-de-carne-a-la-coca-cola

Es una receta donde lo importante no es tanto la carne, sino la salsa, que es lo que le aporta ese sabor particular y diferente. El resultado es un plato dulce y con un color bien oscuro, pero además, muy crujiente.

Se necesita:

  • 1 costillar troceado (o las costillitas por separado)
  • 1 lata de Coca Cola
  • Sal
  • 1 sobre de caldo de pollo o de sopa de crema de cebolla

Cómo se prepara:

  1. Para empezar enciende el horno a 200°C.
  2. En una bandeja para horno coloca las costillas ya troceadas. Debes intentar que no queden muy juntas unas con otras, así se cocinarán mejor.
  3. Sala al gusto.
  4. En un recipiente vierte la Coca Cola y añade el sobre de sopa. Si usas cubo de caldo, fúndelo con un poco de agua caliente.
  5. Echa la mitad de esa preparación encima de las costillitas.
  6. Cocina durante una hora y de vez en cuando abre el horno para echar el jugo que se va formando en la base del molde.
  7. Da vuelta a las costillitas y vierte la otra mitad de la salsa.
  8. Hornea hasta que estén listas y, ¡a disfrutar!