Cotrimoxazol: qué es y cómo actúa

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Este medicamento se utiliza para combatir algunas infecciones causadas por bacterias. Sin embargo, no está exento de causar efectos secundarios.
 

El cotrimoxazol es un medicamento formado por la combinación de dos antibióticos distintos. Por tanto, este fármaco es capaz de combatir infecciones que tienen un origen bacteriano como la neumonía o la bronquitis, entre otras. En la actualidad, su uso está ampliamente aceptado en el campo de la medicina.

Como todos los fármacos, no debe utilizarse sin prescripción médica. Respecto a su administración, es importante seguir siempre los consejos del especialista. No obstante, vamos a ver a continuación cómo actúa en nuestro organismo, qué efectos puede tener y para qué se utiliza.

Síntesis química del cotrimoxazol

Según hemos dicho y de acuerdo con el artículo Trimethoprim Sulfamethoxazole publicado en 2019, el cotrimoxazol se forma a partir de la unión de otros dos antibióticos:

  • Sulfametoxazol: una sulfonamida.
  • Trimetoprima: un inhibidor de la enzima dihidrofolato reductasa.

Por norma general, la combinación utilizada es 5:1; es decir, 5 partes de sulfametoxazol por cada parte de trimetoprima. Esto es así, en parte, debido a la toxicidad de este último compuesto y su elevado riesgo de provocar efectos secundarios.

Sin embargo, en bajas dosis estos compuestos actúan con eficacia para tratar infecciones bacterianas. No obstante, es importante la supervisión del médico a la hora de utilizarlo.

Existen diversas presentaciones de este fármaco en el mercado. La industria farmacéutica prepara el cotrimoxazol tanto en forma de comprimidos como en fórmula líquida para niños, por ejemplo.

 

Te recomendamos leer: ¿Qué tan bueno es utilizar gel antibacteriano?

¿Cómo actúa el cotrimoxazol?

El cotrimoxazol elimina las bacterias causantes de diversas infecciones. Sus dos componentes actúan de manera sinérgica; esto es, los efectos que presentan al utilizarlos combinados son mayores que los que tiene cada sustancia por separado. Por eso se utiliza esta asociación.

Ambos compuestos intervienen en la síntesis del ácido fólico. Impiden que las bacterias sinteticen este compuesto que necesitan para su ADN:

  • El sulfametoxazol inhibe la formación del ácido dihidrofólico porque tiene una estructura similar a la del ácido p-aminobutírico (PABA) utilizado en su síntesis y compite con él.
  • La trimetoprima se une a la enzima dihidrofolato reductasa. De esta forma, impide la formación del ácido tetrahidrofólico a partir del dihidrofolato.

Gracias a estos mecanismos, el cotrimoxazol tiene efecto frente a una amplia variedad de bacterias causantes de infecciones, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Staphylococcus epidermidis y S. aureus.
  • Streptococuus pneumoniae y S. viridans.
  • Numerosas enterobacterias como Salmonella o Shigella.
  • Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis y Stenotrophomonas maltophilia.
  • Enterococos.
  • Neisseria gonorrhoeae y Pseudomonas aeruginosa.

Hay que tener en cuenta que el proceso de síntesis del ácido fólico también se da en nuestras células e inhibirlo tendría consecuencias tóxicas. Sin embargo, las bacterias tienen más afinidad por la trimetoprima que nuestras células y esto evita que el fármaco actúe en estas últimas.

 

Usos del cotrimoxazol

Se recomienda la administración de este compuesto en el tratamiento de infecciones causadas por estafilococos y estreptococos. Se trata de dos familias de bacterias responsables de enfermedades como las siguientes:

  • Bronquitis.
  • Acné resistente, que persiste a pesar de tratarse con otros antibióticos.
  • Infecciones del tracto urinario, oídos, e intestinos.
  • Diarrea del viajero.

Es importante tener en cuenta que, aunque pertenezca al grupo de antibióticos, el cotrimoxazol no es eficaz para todas las infecciones bacterianas. Por eso, como hemos dicho, no puede utilizarse sin prescripción médica. En ocasiones, antes de recetarlo hay que hacer un cultivo de sensibilidad para el germen en concreto.

Efectos secundarios

Coincidiendo con el artículo publicado en 2011 en la revista Canadian Medical Association Journal, los efectos secundarios o adversos más frecuentes de este fármaco incluyen los siguientes:

  • Náuseas y vómitos.
  • Cefaleas o dolores de cabeza frecuentes.
  • Diarreas.
  • Erupción.
  • Fotosensibilidad: se trata de una reacción alérgica a la luz solar. Es característico que aparezcan pequeños granitos rojos por toda la superficie de piel que ha sido expuesta al sol.
  • Anemia: el paciente suele presentar cansancio general aunque no realice actividades físicas que requieran un gran esfuerzo. Esto se debe a la menor aportación de oxígeno al organismo.
  • Hipoglucemia o niveles bajos de glucosa en sangre.
  • Depresión, alucinaciones y convulsiones: son efectos secundarios que aparecen con menor frecuencia que los citados anteriormente. Se dan en aquellos pacientes con predisposición o en tratamiento con psicofármacos.
 
efectos secundarios

Te recomendamos leer: Antieméticos para prevenir náuseas y vómitos

Contraindicaciones

El uso de este compuesto químico debe estar adaptado al paciente en cuestión. En concreto, no se recomienda su uso en las siguientes circunstancias:

  • Enfermedades hepáticas: si el paciente padece alguna enfermedad, como la insuficiencia hepática o hepatitis, es más probable que aparezca intoxicación. Esto es porque en el hígado se lleva a cabo el metabolismo de las sustancias tóxicas.
  • Enfermedades renales: en aquellos pacientes con insuficiencia renal es necesario extremar precauciones puesto que sus riñones no filtran bien la sangre. Son las personas más vulnerables a la intoxicación.
  • Embarazo: no se han estudiado todavía los efectos que podría tener sobre los bebés a lo largo de su desarrollo embrionario. Se cree que estas sustancias químicas podrían provocar alguna alteración en el bebé, tanto en el vientre materno como en recién nacidos.
  • Porfiria: el cuerpo presenta problemas para sintetizar el grupo hemo que se encuentra en la hemoglobina de los glóbulos rojos, responsables de transportar el oxígeno a todo el organismo.
 
  • Otros trastornos hematológicos graves: patologías que afectan a las células sanguíneas, entre ellas, enfermedades que afectan a la coagulación, a los glóbulos blancos y a los glóbulos rojos.

A tener en cuenta antes de tomar cotrimoxazol

No utilices este fármaco si no tienes prescripción médica y sigue siempre los consejos y las indicaciones que te de el especialista. Consulta al médico o farmacéutico sobre sus efectos secundarios y, sobre todo, coméntale si tienes antecedentes de reacciones alérgicas a este medicamento o a cualquier otro fármaco.

Así mismo, informa al profesional si estás tomando otros medicamentos con o sin receta médica, incluyendo vitaminas, suplementos o fármacos de venta libre. No olvides que puede haber interacciones.

 
  • Argani H, Rahnama AMA, Amjadi M, Ghafari A, Bahlooli A. The role of stent and cotrimoxazole in prevention of UTI after kidney transplantation. In: Transplantation Proceedings. 2001.
  • Asociación Española de Pediatría: Comité de medicamentos. Cotrimoxazol. PEDIAMÉCUM. 2015.
  • S.C., M.A., S.M. Cotrimoxazol plus rifampicin in the treatment of staphylococcic osteoarticular infection. Enfermedades Infecciosas y Microbiologia Clinica. 1997
  • Ho JM, Juurlink DN. Considerations when prescribing trimethoprim-sulfamethoxazole. CMAJ. 2011;183(16):1851–1858. doi:10.1503/cmaj.111152