Cotrimoxazol: qué es y cómo actúa

Este antibiótico es eficaz frente a infecciones causadas por estreptococos y estafilococos. Sin embargo, no se recomienda su uso frente a otro tipo de infecciones.

El cotrimoxazol es un medicamento que funciona como un antibiótico. Por tanto, este fármaco es capaz de combatir infecciones que tienen un origen bacteriano. Está ampliamente aceptado y usado en el campo de la medicina.

Síntesis química del cotrimoxazol

Este compuesto se forma a partir de la unión de otros dos medicamentos, el sulfametoxazol y trimetropina. Por norma general, se procura utilizar una cantidad mucho más baja de trimetropina que de sulfametoxazol por su elevado riesgo de efectos secundarios. Por eso es importante la revisión del equipo médico a la hora de utilizar este tipo de medicamentos para evitar su toxicidad.

Sin embargo, en bajas dosis estos compuestos actúan como eficaces bactericidas a la hora de tratar infecciones bacterianas. La industria farmacéutica lo presenta tanto en forma de comprimidos como en fórmula líquida (para su uso en pediatría, de este modo los niños pueden tragarlo mejor).

Te recomendamos leer: ¿Qué tan bueno es utilizar gel antibacteriano?

Cómo funciona el cotrimoxazol

complicaciones en la utilización de bacterias como biofactorías

Este medicamento impide que las bacterias extraigan del medio ciertas sustancias imprescindibles para su crecimiento. Por tanto, no son capaces de sintetizar las estructuras necesarias para realizar la reproducción. El resultado es que la bacteria muera sin dividirse, así se limita la multiplicación del germen y la infección desaparece.

Usos del cotrimoxazol

Se recomienda la administración de este compuesto en el tratamiento de infecciones causadas por estafilococos y estreptococos. Se trata de dos familias de bacterias responsables de enfermedades como la bronquitis, el acné resistente (persiste a pesar de tratarse con otros antibióticos), etc.

Es importante tener en cuenta que aunque pertenezca al grupo de antibióticos, el cotrimoxazol no es eficaz para todas las infecciones bacterianas y antes de recetarse hay que hacer un cultivo de sensibilidad para el germen en concreto.

Efectos secundarios del cotrimoxazol

mujer con nauseas

Entre los efectos secundarios o adversos más frecuentes de este fármaco podemos citar los siguientes:

  • Náuseas y vómitos.
  • Cefaleas o dolores de cabeza frecuentes.
  • Erupción.
  • Fotosensibilidad: se trata de una reacción alérgica a la luz solar. Es característico que aparezcan pequeños granitos rojos por toda la superficie de piel que ha sido expuesta al sol.
  • Anemia: el paciente suele presentar cansancio general aunque no realice actividades físicas que requieran un gran esfuerzo. Esto se debe a la menor aportación de oxígeno al organismo.
  • Hipoglucemia o niveles bajos de glucosa en sangre.
  • Depresión, alucinaciones y convulsiones: son efectos secundarios que aparecen con menor frecuencia que los citados anteriormente. Se dan en aquellos pacientes con predisposición psíquica o en tratamiento con psicofármacos debido a una patología psiquiátrica.

Te recomendamos leer: ¿Cómo controlar las náuseas del embarazo con remedios naturales?

Contraindicaciones del cotrimoxazol

6 señales que te indican un hígado inflamado

El uso de este compuesto químico debe estar adaptado al paciente en cuestión. Por tanto, no se recomienda su uso en las siguientes circunstancias:

  • Enfermedades hepáticas: el hígado funciona como un importante procesador durante el metabolismo de las sustancias tóxicas. Si el paciente padece alguna enfermedad que impida esta tarea (como la insuficiencia hepática o hepatitis), es más probable que aparezca intoxicación.
  • Enfermedades renales: los riñones funcionan como filtros, en este caso de la sangre. En aquellos pacientes con insuficiencia renal es necesario extremar precauciones puesto que son las personas más vulnerables a la intoxicación.
  • Embarazo: no se han estudiado todavía los efectos que podría tener sobre los bebés a lo largo de su desarrollo embrionario. Se cree que estas sustancias químicas podrían provocar alguna alteración en el bebé, tanto en el vientre materno como siendo administrado en recién nacidos.
  • Porfiria: el cuerpo presenta problemas para sintetizar el grupo hemo que se encuentra en la hemoglobina de los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son las células responsables de transportar el oxígeno a todo el organismo. Para que esto sea posible, es necesario que la hemoglobina funcione correctamente.
  • Otros trastornos hematológicos graves: este término hace referencia a todo el grupo de patologías que afectan a las células sanguíneas. Por tanto, incluimos enfermedades que afectan a la coagulación, a los glóbulos blancos (serie blanca) y a los glóbulos rojos (serie roja).
  • Argani H, Rahnama AMA, Amjadi M, Ghafari A, Bahlooli A. The role of stent and cotrimoxazole in prevention of UTI after kidney transplantation. In: Transplantation Proceedings. 2001.
  • Asociación Española de Pediatría: Comité de medicamentos. Cotrimoxazol. PEDIAMÉCUM. 2015.
  • S.C., M.A., S.M. Cotrimoxazol plus rifampicin in the treatment of staphylococcic osteoarticular infection. Enfermedades Infecciosas y Microbiologia Clinica. 1997