Craving, el deseo de consumir

Carmen Martín · 7 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 30 octubre, 2019
La mayoría de personas que fuman experimentan el craving o el deseo constante de consumir tabaco posteriormente. Sin embargo, este problema va más allá. ¿Qué debes saber al respecto?

El craving es un concepto relativamente reciente, que se refiere al deseo intenso y casi imparable de consumir una sustancia (droga) o de abandonar la abstinencia a dicha sustancia.

La primera vez que se utilizó este concepto fue alrededor de la década de los 40. En aquel momento, se definió como una urgencia muy intensa de consumir opiáceos, como la heroína o la morfina, durante el síndrome de abstinencia.

No obstante, hoy en día, todavía parece ser difícil de definir concretamente esta situación. Lo que sí que está claro es que el craving es un aspecto fundamental en la drogadicción, y que se relaciona mucho con las recaídas ante la misma.

Por desgracia, son muchas las drogas que pueden hacer que el craving aparezca. Aunque la gente lo desconozca, es muy típico de los consumidores de alcohol o de los fumadores. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre este problema.

¿En qué consiste el craving?

Como ya hemos mencionado, el craving es el deseo imperioso de tomar una sustancia. Este deseo es un impulso imparable que se »apodera» en cierto modo de la persona. No obstante, no es lo mismo que el síndrome de abstinencia.

El síndrome de abstinencia comprende un conjunto de síntomas, tanto físicos como psicológicos, que aparecen tras dejar de tomar una sustancia a la que se es adicto (una droga). Es frecuente que ocurra en personas alcohólicas o adictas a drogas como la heroína.

Sin embargo, para diferenciarlos, hay que entender que el craving puede aparecer incluso tras superar el síndrome de abstinencia. Esto es así porque ese deseo de volver a tomar la droga permanece, incluso durante meses o años posteriores.

El craving se asocia a muchos tipos diferentes de sustancias. Abarca desde el deseo por fumar o beber alcohol, hasta el hecho de querer consumir de nuevo cocaína u opioides fuertes como la heroína.

Es necesario ser conscientes de este hecho: algo que tenemos tan aceptado socialmente como el tabaco, puede condicionarnos de por vida. Es una adicción igual de severa y dañina como el resto.

Craving en adolescente
El craving consiste en el deseo imperioso de consumir alguna sustancia, que pueden ser drogas, alcohol o tabaco.

¿Existen diferentes tipos de craving?

Hay científicos que afirman que existen dos tipos diferentes de craving. En primer lugar está el físico, que ocurre casi de manera paralela al síndrome de abstinencia. Al igual que este, se acompaña de síntomas físicos como las taquicardias, los sudores fríos e incluso convulsiones.

Es decir, este primer tipo se trata de un deseo de volver a consumir la droga, motivado por los síntomas tan fuertes que se experimentan durante la abstinencia. Suele ser el más complejo de afrontar y manejar.

Por otro lado, está el craving psicológico. Es el que aparece posteriormente, una vez se ha superado el síndrome agudo de abstinencia. Ocurre cuando ya se lleva tiempo sin consumir, ya sea meses o años.

Quizá te interese: Mi pareja es alcohólica, ¿cómo le puedo ayudar?

¿Cómo se puede tratar el craving?

Al fin y al cabo, debemos tener claro que tanto la adicción como la abstinencia o el craving son situaciones que se pueden tratar y mejorar. Para ello, lo ideal es recurrir siempre a un especialista, a un psicólogo que nos ayude a gestionarlo o, incluso, a grupos de apoyo.

El craving uno de los aspectos que más influyen en las recaídas de las personas que han sido adictas a algo. Del mismo modo, es el factor que suele provocar que la adicción se mantenga. Por ello, es importante conocerlo bien y manejarlo.

Craving
Para manejar el craving es necesario identificar aquellas situaciones asociadas al patrón de consumo de la sustancia. Así, el primer paso será evitarlas.

La idea es intentar evitar las situaciones que se asocian al patrón de consumo de esa sustancia. Es decir, intentar mantenerse alejado de esa situación que la persona relaciona con el hecho de adquirir la droga. Por ejemplo, si se trata de un alcohólico, lo ideal es reducir las salidas nocturnas o visitas a bares.

Además, es importante darle herramientas a esa persona para controlar esa conducta automática de consumir la droga. En esto también influye la situación psicológica o anímica, ya que en momentos de debilidad o tristeza siempre es más fácil recaer.

Incluso, las terapias se centran mucho en enseñar a estas personas a manejar el estrés o la autoestima. Del mismo modo, otra forma efectiva de controlarlo suele ser focalizar la atención en otras actividades, como el ejercicio.

Podría gustarte: Dejar de fumar: 3 remedios sencillos

En conclusión

El craving es ese deseo irracional e imperioso de consumir una droga o sustancia a la que se es adicto. Es importante saber que no aparece solo ante drogas como la heroína, si no que el tabaco o el alcohol pueden provocarlo.

  • Chesa Vela, D., Elías Abadías, M., Fernández Vidal, E., Izquierdo Munuera, E., & Sitjas Carvacho, M. (2004). El craving, un componente esencial en la abstinencia. Revista de La Asociación Española de Neuropsiquiatría, (89). https://doi.org/10.4321/s0211-57352004000100007
  • Craving y adicción a drogas | Trastornos Adictivos. (n.d.). Retrieved October 25, 2019, from https://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-craving-adiccion-drogas-13021690
  • Chandler RK, Fletcher BW, Volkow ND. Treating drug abuse and addiction in the criminal justice system: improving public health and safety [published correction appears in JAMA. 2009 Mar 11;301(10):1024]. JAMA. 2009;301(2):183–190. doi:10.1001/jama.2008.976