Cómo crear un interés a los museos en un niño

Antonella Grandinetti · 6 febrero, 2019
Ir a un museo con niños no tiene por qué ser una utopía. Descubre los mejores consejos para lograr que tus hijos disfruten de una salida diferente y educativa.

¿Te gustaría despertar el interés a los museos en tus hijos? Entonces, no dejes de leer este artículo. Te presentamos algunos prácticos consejos para lograr que tus pequeños disfruten de una actividad en familia ¡educativa y diferente!

Los museos son espacios de ciencia, arte y conocimiento, que ayudan a despertar las vocaciones y el interés desde los más pequeños. Cada vez más, existen museos con tendencias interactivas para atraer a los más pequeños con múltiples actividades. Anímate y fomenta el interés de los niños desde el ejemplo.

¿Por qué visitar un museo con niños?

Niño con su padre en un museo.
Los museos incluyen actividades para hacer con nuestros hijos, fomentando vocaciones e intereses en los más pequeños.

La visita a museos con niños suele ser una actividad que genera nervios e incluso, un poco de temor en padres y docentes, sencillamente porque ya desde un primer momento, los pequeños parecen “negados” a disfrutar de la salida“Es aburrido”, “no hay nada para hacer allí”, “es cosa de adultos” son algunas de las expresiones que salen de boca de los pequeños ante la propuesta.

Ahora bien, como padres, no debemos desistir porque ¡ir a un museo con los niños puede ser una experiencia única! Un museo presenta una oportunidad de aprendizaje perfecta para los más pequeños de la familia (y no tan pequeños).

Allí es posible disfrutar de una inmersión total en una temática y los descubrimientos que están a la orden del día. Por supuesto, es necesario despertar el interés a los museos en los niños para lograr que aprendan y ante todo, se diviertan.

No te pierdas: “Cómo mostrar interés por la lectura a un niño”

Crear un interés a los museos en los niños

A continuación, queremos presentarte algunos consejos prácticos para que el bichito de la curiosidad pique a tus hijos y ¡no puedan resistirse a esta actividad en familia!

1. Escoge bien la temática del museo

El primer paso para despertar un interés a los museos es elegir correctamente la temática del mismo. Si a tu hijo le gustan los dinosaurios, ¿a qué esperas para visitar el museo de dinosaurios de tu ciudad? O si está por perder un diente y vives en Madrid, ¿por qué no visitar el Museo del Ratoncito Pérez?

Piensa bien qué temas llaman la atención de tu pequeño y busca un museo que se enfoque en dicho interés. De esta manera, el niño será más proclive a ir y fascinarse por la visita. Hoy en día, existen muchos museos perfectos para despertar el interés en los niños que no pueden estarse quietos ni un minuto. ¡Averigua si hay alguno en tu ciudad!

2. Habla con tus hijos

Familia conversando: fomentar el interés en los museos.
Elige el museo más apropiado según los intereses de tu hijo.

En muchas ocasiones, los niños opinan sin conocimiento de causa, sino sencillamente porque un amigo les ha comentado algo al respecto. Piénsalo: ¿sabe tu hijo qué es un museo y qué encontrará allí? Si nunca ha ido, ¡es imposible que sepa!

Explica a tus hijos qué pueden esperar en un museo, cómo deberán comportarse y qué se puede o no hacer allí. Conversar con ellos es muy importante para que realmente comprendan de qué se trata la actividad que les propones.

3. Comparte experiencias con ellos

La empatía es sumamente importante en cada paso de nuestra vida y por supuesto, con nuestros hijos. Cuéntale a tus hijos alguna historia tuya en algún museo e intenta despertar así su interés. Si tu hijo ha visitado un museo y se ha aburrido, puedes compartir con él alguna experiencia similar que hayas tenido y luego, ¡otra donde te hayas divertido!

Ponernos en el lugar de los niños nos ayuda a fomentar la relación padre-hijo. Ellos se sienten así comprendidos y nosotros logramos que nos escuchen y tomen en consideración nuestras opiniones.

4. Prepara la visita

El interés a los museos depende muchísimo de la preparación antes de llegar al lugar. Para ello, ofrece a tus hijos un par de posibles museos a visitar y luego, enfócate en la temática. Es decir que si visitarás un museo de trenes, lee antes cuentos sobre los mismos, ve alguna película con ellos y fomenta sus preguntas sobre el tema.

Incluso puedes preparar actividades para realizar en el museo:

  • Llevar imágenes en blanco y negro para colorear sobre la base de lo que vean en el museo.
  • Preparar preguntas sobre lo que verán en el museo.
  • Imprimir una hoja con imágenes de las pinturas, trenes, dinosaurios o lo que sea que verán en el museo para que los niños marquen aquello que van encontrando.

Date una vuelta por la web del museo escogido, muchos ofrecen hoy en día imprimibles con actividades infantiles para hacer más amena la visita.

5. Crea una aventura

Padres dando un beso a una niña.
Crea un día especial para despertar su entusiasmo.

La visita al museo no tiene por qué ser una salida aislada. Te recomendamos que, por el contrario, prepares toda una aventura a su alrededor. Por ejemplo, salir juntos a comer a algún lado, ir al museo juntos y a la vuelta, pasar un rato por el parque. De esta manera, ayudarás a tus hijos a relajarse sin la “presión” de ir al museo.

Antes de irte, lee: “6 canciones infantiles para enseñar a tu hijo a calcular”

6. Baja tus expectativas

No pretendas pasar toda la tarde en el museo. Es importante que tus hijos se sientan cómodos allí y cuando no lo estén más, pues a casa y listo. Recuerda: la comodidad y el placer de tus hijos ante todo.

7. Estómago lleno y vejiga vacía

Puede parecer una obviedad pero tus hijos disfrutarán más de la actividad si no tienen hambre ni ganas de ir al baño. Asegúrate de que sus necesidades primarias estén satisfechas antes de ingresar al museo.

8. Ármate de paciencia

El objetivo de esta salida es disfrutar en familia. Piensa que para tus hijos es una nueva experiencia, así que ármate de paciencia para responder a sus preguntas, captar su atención cuando comiencen a aburrirse y descansar a cada rato si lo necesitan.

Esperamos haberte ayudado a crear un interés a los museos en tus hijos. ¡Prueba visitar el museo de tu ciudad con los pequeños y disfrutar de una actividad educativa en familia!