Cómo hacer crecer aloe vera en casa

El aloe vera es una planta que no requiere demasiados cuidados y cuyos beneficios para nuestra salud son infinitos, por lo que no debemos desaprovechar la oportunidad de plantarlo en casa

Aloe vera o sábila, cualquier de los nombres es válido para esta planta. No importa cómo lo conozcas: sus propiedades, componentes y beneficios para el organismo no dejarán de ser los mismos.

La sábila es conocida por sus múltiples beneficios en cuanto al ámbito medicinal y estético, y por ello es demandada con tanta regularidad en las tiendas de plantas o naturista.

No obstante, existen otras maneras más prácticas y sencillas de aprovecharlas.

Beneficios y propiedades del aloe vera

5. Aloe vera

Ya hemos mencionado sobre la amplia gama de posibilidades en ámbitos medicinales y estéticos con respecto a esta planta.

No obstante, merece la pena profundizar en los beneficios latentes en el aloe vera:

  • Contribuye en la regeneración de los tejidos cutáneos (afecciones, cortes o quemaduras).
  • Es rica en vitaminas de todos los grupos, especialmente del B, aminoácidos y ácidos grasos.
  • Combate el estreñimiento y fomenta la buena digestión.
  • Es una planta depurativa.
  • Favorece la regeneración de tejidos internos.
  • Es un analgésico natural y no provoca efectos secundarios.
  • Ayuda al sistema inmunitario.
  • Es antiinflamatoria.

Te recomendamos leer: 5 razones por las qué deberías tomar aloe vera cuando sufres gastritis

La opción más factible

Sin duda alguna, luego de leer los principales beneficios y propiedades del aloe vera, todas las personas querrán tener a su alcance esta maravillosa planta.

Para su suerte puede ser plantada en la comodidad de sus hogares y sin necesitar espacios de tierra exagerados.

Tipos de aloe vera

aloe vera

Antes de dirigirse a plantarlo, se deben tener en cuenta la existencia de los diferentes tipos de aloe vera. A continuación te hablamos de los más comunes y beneficiosos para el organismo.

Aloe aristata

Se caracteriza por poseer un rosetón central, de un diámetro de 15 a 30 centímetros, y hojas bastante voluminosas o carnosas.

También goza de las propiedades comunes del aloe vera común y su empleo es mayor en cuando a tratamientos medicinales.

Aloe arborescens

Esta variedad crece rápidamente. Su figura es similar a la de un pulpo y puede alcanzar hasta más de 4 metros.

Sus propiedades y beneficios son iguales a las de las demás tipos. No obstante, sus usos principales se centran en la cicatrización.

Aloe saponaria

Las hojas de este tipo de planta miden aproximadamente 15 o 20 centímetros. Son carnosas y sus extremos las adornan un grupo de espina en línea recta.

Es una de las más utilizadas en los hogares, ya que no crece mucho y es bonita.

¿Qué es necesario para hacer crecer el aloe vera en casa?

Con base en lo anterior y habiendo escogido ya el tipo de planta que queremos cultivar, no se deben perder de vista otros detalles bastante relevantes.

A estas alturas apenas se está comenzando el camino para tener el aloe vera en la comodidad de la casa.

Materiales

  • Una maceta hecha en barro.
  • Gravilla para el sistema de drenaje.
  • Tierra de jardín y tierra turba, a partes iguales.
  • Esqueje de aloe vera (de la variedad escogida anteriormente).

Lee también: Aprende a cultivar canela en casa

Pasos para cultivar y hacer crecer la planta

aloe vera

Prácticamente está listo todo. Aquí es donde se pone a prueba la habilidad y la mano de la persona que desea plantar el aloe vera en su casa.

Presta mucha atención a los pasos:

  • Poner la gravilla en el fondo de la maceta. Ésta cumplirá dos funciones. Primero, servirá como drenaje, y segundo, evitará el pudrimiento de la planta.
  • Depositar las mitades de tierra mencionadas en los materiales (de jardín y turba). Evitar mezclarlas con arena de playa, ya que es nocivo para la sábila.
  • Centrar el tipo de aloe vera escogido y cubrir con la tierra hasta donde empiezan a salir las hojas de la misma. Ya está plantada.
  • La regaremos en este momento, pero después se debe evitar regarla en un tiempo estimado de 2 semanas.
  • Poner la maceta con el aloe vera cerca de una ventana con el fin de que pueda recibir buenas cantidades de sol. No podemos olvidar que este tipo de planta requiere mucha luz solar.
  • Regar con agua cada 2 semanas.
  • Proteger sus hojas durante el invierno para evitar el marchitamiento de las mismas. El frío puede matarla, por tal razón el cuidado debe ser muy disciplinado.
  • Arrancar las crías y plantarlas en un jardín o en una maceta diferente para evitar el daño a la más grande o principal.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar