Crema anticelulítica casera con romero, limón y abedul

Elena Martínez Blasco · 4 julio, 2016
Además de utilizar esta crema anticelulítica tres veces por semana deberemos vigilar nuestra alimentación y reducir el consumo de sal para que el tratamiento sea más efectivo.

Se puede preparar una crema anticelulítica casera tanto para prevenir como para tratar esta afección. Lo importante es saber qué ingredientes utilizar y, por supuesto, cómo mezclarlos para que puedan brindar un beneficio significativo.

La gran mayoría de las mujeres sufren cuando notan que tienen celulitis (en mayor o menor medida e independientemente de su peso). Llegado a este punto, es importante recordar que las claves para combatir este problema son: una alimentación equilibrada, ejercicio y la aplicación de los productos tópicos adecuados.

A continuación, te enseñamos a preparar una crema anticelulítica casera con ingredientes naturales para que comiences a ponerle solución al problema. Pero recuerda, la crema por sí sola no obrará milagros. Deberás llevar un estilo de vida saludable para poder lograr tu objetivo. 

¿Qué es la celulitis?

¿Qué es la celulitis

La celulitis no es una enfermedad grave pero sí es un problema estético que incomoda a las personas. Se caracteriza por darle un aspecto irregular a la piel, bien sea en forma de hoyuelos o de bultos. Las zonas más habituales son los glúteos y las piernas, pero también puede presentarse en otras zonas, como los brazos y el abdomen.

No se ha identificado una única causa a su aparición pero sí una serie de factores, entre los cuales se encuentran:

  • Genética.
  • Tabaquismo.
  • Sedentarismo.
  • Mala alimentación.
  • Mala circulación sanguínea.

Por este motivo, el tratamiento para combatirla debe tener un enfoque multidisciplinario; es decir, que no bastará solamente con mejorar la dieta o aplicarse una crema anticelulítica para reducirla como se desea.

Descubre: Cómo mejorar la circulación de brazos y piernas

Crema anticelulítica casera

Combatir la celulitis

Ingredientes

  • 15 gotas de aceite esencial de romero.
  • 4 gotas de aceite esencial de limón.
  • 9 cucharadas de gel de aloe vera (90 g).
  • 10 cucharadas de cera de abeja (100 g).
  • 15 gotas de aceite esencial de abedul.

Preparación

  • Calentamos la cera de abeja al baño María hasta que se derrita.
  • Mezclamos la cera con el gel de aloe y removemos bien con una cuchara para que se entibie.
  • Añadimos los tres aceites esenciales y volveremos a remover con la cuchara para integrarlo todo.
  • Conservaremos la crema anticelulítica en la nevera, en un bote opaco y que no sea transparente.

Aplicación

La aplicación de la crema anticelulítica es tan importante como las virtudes de sus ingredientes, ya que una buena técnica nos permitirá potenciar sus efectos.

Podemos empezar, si los deseamos, con un cepillado en seco, sin la crema, usando un cepillo específico de cerdas naturales o bien un guante de crin. Este primer paso, que no es necesario realizarlo cada día, nos permitirá activar la circulación y mejorar el drenaje linfático.

Los movimientos deben ser suaves, circulares y de abajo hacia arriba. Después del cepillado, nos aplicaremos la crema anticelulítica y haremos movimientos circulares con una presión media.

Otras técnicas de masaje

Si queremos potenciar los efectos de la crema, podemos realizarnos masajes más específicos en las zonas rebeldes, o bien que otra persona nos los haga. A continuación te decimos cuáles son los más efectivos:

Amasar

Con esta técnica deberemos pellizcar la zona afectada, sin que llegue a resultar doloroso, para a continuación realizar un suave amasado con la yema de los dedos.

Rotar

Pellizcaremos con suavidad una parte de la piel de unos dos centímetros, la mantendremos sujeta y luego realizaremos un movimiento circular. Después lo haremos con zonas más grandes y con mayor suavidad.

Golpear

Con el puño cerrado, iremos golpeando con rapidez y firmeza las partes con celulitis.

Friccionar

Para estas fricciones usaremos ambas manos y será una técnica excelente para terminar el masaje, ya que los movimientos son más grandes que en las anteriores. Empezaremos, como siempre, por los tobillos, y usaremos las dos manos para realizar fricciones circulares e ir subiendo hasta el abdomen.

Es recomendable aprovechar el momento después del baño o la ducha (por lo menos 3 veces por semana) para aplicar la crema anticelulítica y realizarnos los masajes.

  • Ngamdokmai, Ngamrayu & Waranuch, Neti & Chootip, Krongkarn & Jampachaisri, Katechan & Scholfield, Norman & Ingkaninan, Kornkanok. (2018). Cellulite Reduction by Modified Thai Herbal Compresses; A Randomized Double-Blind Trial. Journal of Evidence-Based Integrative Medicine. 23. 2515690X1879415. 10.1177/2515690X18794158.
  • Hexsel, Doris & Orlandi, Cecilia & Prado, Débora. (2005). Botanical Extracts Used in the Treatment of Cellulite. Dermatologic surgery: official publication for American Society for Dermatologic Surgery [et al.]. 31. 866-72; discussion 872. 10.1111/j.1524-4725.2005.31733.
  • Elio, Intilngelo, Cavezzi, Dimitrova, Paccasassi, Sigismondi. Treatment of Edematofibrosclerotic Panniculitis (Cellulite) and of Localised Adiposity with Extracts of Birch, Melilotus, Orthosiphon, Bromelin and Red Vine Leukocyanidine: Results from a Single-Centre Observational Prospective Study. Journal of Cosmetics, Dermatological Sciences and Applications, 2014, 4, 166-172. Published Online June 2014 in SciRes. http://www.scirp.org/journal/jcdsa http://dx.doi.org/10.4236/jcdsa.2014.43023