Crema de calabacín y algas para remineralizarte

Elena Martínez · 17 agosto, 2016 · Última actualización: 7 febrero, 2019 7 febrero, 2019
Una dieta inadecuada puede hacer que tengamos carencia de nutrientes y que nuestras capacidades no estén al 100%. Para remineralizarte sin necesidad de suplementos, debes mejorar tu alimentación

A veces nuestra alimentación diaria es un poco pobre en minerales y otros nutrientes imprescindibles para la salud. Por este motivo, compartimos contigo recetas elaboradas con ingredientes muy sanos y nutritivos que te ayudan a remineralizarte sin necesidad de tomar suplementos. Te proponemos una crema de calabacín, avena y algas. 

Remineralizarte comiendo bien

La mejor manera de aumentar el consumo de minerales consiste en incluir en tu dieta diaria alimentos ricos en estos nutrientes, como los que citamos a continuación:

1. Verduras

verduras para remineralizarte

Las verduras y las hortalizas son ricas en minerales, sobre todo si las comemos crudas o poco cocinadas. El calabacín es rico en fósforo, potasio, yodo y calcio.

No olvides leer: Cómo quitar los pesticidas de las verduras y frutas

2. Frutas

Entre las frutas que más minerales nos aportan destacan la chirimoya, el aguacate, el plátano, los higos y las uvas. ¿Los comes habitualmente?

3. Algas

Las algas son un alimento excelente para aumentar la dosis de minerales en las proporciones que nuestro organismo necesita. Tenemos una gran variedad de algas que se cocinan de diferentes maneras. El alga wakame, por ejemplo, es rica en calcio, yodo, potasio y hierro.

4. Legumbres

Las legumbres son ricas en minerales como el potasio, el zinc, el magnesio, el hierro y el fósforo. Si lo deseamos también podemos añadir un puñado de ellas a esta crema.

5. Frutos secos

frutos secos

Un puñado de frutos secos cada día nos asegura una buena cantidad de minerales, en especial si los ponemos en remojo unas cuantas horas para mejorar su digestión.

6. Agua de mar

El agua de mar es una alternativa saludable a la sal común, ya que te ayuda a remineralizarte y mejora la función de los riñones.

7. Pescado y marisco

Además de ser una buena fuente de proteína y grasa saludable, el pescado y el marisco también contienen muchos minerales.

8. Cereales integrales

A diferencia de los cereales y harinas refinadas, los integrales contienen fibra y los minerales que se encuentran en la cáscara. Para esta crema, proponemos la avena, un delicioso y nutritivo cereal muy beneficioso para el tracto digestivo y el sistema nervioso.

¿Quieres conocer más? Lee: Batidos e infusiones para nuestro sistema nervioso

9. Huevo

El huevo nos aporta buenas cantidades de calcio, selenio y zinc. En el pasado, no se recomendaba su consumo habitual ya que se creía que aumentaba el colesterol. Sin embargo, en la actualidad se aconseja su consumo de dos a tres veces por semana.

¿Por qué necesitas remineralizarte?

Deficiencia-minerales

Los minerales son imprescindibles para la salud de los huesos, el equilibrio de líquidos y del metabolismo y las secreciones glandulares. También regulan la función de los músculos y el sistema nervioso.

Los minerales son todavía más necesarios si sufrimos anemia u osteoporosis, y también durante el embarazo y la menopausia.

Cuando nos faltan minerales podemos sentirnos fatigados e irritables, y sufrir trastornos de piel, uñas y cabello. Esta crema de calabacín, avena y algas es una manera sencilla y deliciosa de superar estos déficits.

Crema de calabacín, avena y algas

Ingredientes para 2 raciones

  • 3 calabacines medianos
  • 1 puñado de algas wakame
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas soperas de copos de avena (20 g)
  • 1 ½ vaso de agua (300 ml)
  • 5 cucharadas de agua de mar (50 ml)
  • Especias al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra

Las algas wakame y los copos de avena darán mucha cremosidad a esta receta, a la vez que sustituyen a la leche o el queso que se suele utilizar en las crema de calabacín. La sal marina sustituye a la sal, mientras que el ajo y las especias le pueden dar diferentes toques de sabor.

Elaboración

Para mantener los minerales en esta crema de calabacín, avena y algas debemos evitar el cocinado excesivo y las altas temperaturas.

  1. Pon el alga wakame en remojo durante tres minutos. Puedes utilizar el agua del remojo para batir la crema más tarde
  2. Saltea los ajos, la cebolla y el calabacín durante unos cinco minutos.
  3. Añade las especias, que pueden ser curry, cayena, orégano, tomillo, etc.
  4. Incorpora el agua y el agua de mar, así como los copos de avena y cocina a fuego suave durante 5 minutos.
  5. Incluye el alga wakame y bate bien toda la mezcla, hasta obtener una textura cremosa.
  6. Puedes consumir esta crema caliente, tibia o bien, conservarla en la nevera y tomarla fría.

Recomendamos consumir esta crema como primer plato en la comida y en la cena durante al menos una semana para empezar a notar sus beneficios.

A largo plazo podemos acostumbrarnos a incluir los alimentos remineralizantes que hemos citado en nuestra dieta para que no nos falten las cantidades necesarias para nuestro organismo.

  • Slavin, J. L., & Lloyd, B. (2012). Health Benefits of Fruits and Vegetables. Advances in Nutrition: An International Review Journal. https://doi.org/10.3945/an.112.002154
  • Boeing, H., Bechthold, A., Bub, A., Ellinger, S., Haller, D., Kroke, A., … Watzl, B. (2012). Critical review: Vegetables and fruit in the prevention of chronic diseases. European Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1007/s00394-012-0380-y
  • Liu, R. H. (2013). Health-Promoting Components of Fruits and Vegetables in the Diet. Advances in Nutrition: An International Review Journal. https://doi.org/10.3945/an.112.003517
  • Graham, P. H. (2003). Legumes: Importance and Constraints to Greater Use. PLANT PHYSIOLOGY. https://doi.org/10.1104/pp.017004