Crema casera con vitamina E para la estrías

Daniela Echeverri Castro · 31 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 1 mayo, 2019
Aunque es difícil eliminar las estrías por completo, hay una amplia variedad de productos que permiten nutrir la piel para minimizar su aspecto. Hoy te compartimos una crema casera con vitamina E.

Las estrías son líneas irregulares en la piel que se forman por un estiramiento excesivo de sus fibras elásticas. A menudo ocurren durante el embarazo, pero también se dan por cambios repentinos de peso y factores hereditarios. Descubre una crema casera con vitamina E para las estrías.

En la actualidad, hay muchas cremas y productos de uso tópico que permiten minimizar el aspecto de las estrías. Si bien esta condición no afecta la salud, su aparición puede causar problemas de autoestima. Por suerte, además de las alternativas convencionales, hay productos naturales para atenuarlas.

¿Por qué usar una crema casera con vitamina E para la estrías?

cápsulas de aceite de vitamina e
La vitamina E es un potente regenerador, gracias a su efecto antioxidante e hidratante de los tejidos.

La elaboración de una crema casera con vitamina E para las estrías tiene interesantes beneficios. De acuerdo con una publicación en Indian Dermatology Online Journal, la vitamina E es un importante antioxidante liposoluble con interesantes efectos en lo que tiene que ver con la cosmética y salud de la piel.

Aunque las evidencias sobre sus efectos para reducir las estrías son limitadas, con frecuencia se incluye en tratamientos estéticos contra este problema. Gracias a su efecto antioxidante, protege la piel contra la pérdida de elasticidad y el rompimiento de sus fibras.

Otras ventajas de esta crema son:

  • Su fórmula suave permite su uso seguro en la etapa de embarazo.
  • Es más económica que otros tratamientos convencionales para la estrías.
  • Sus ingredientes son 100 % naturales y no suelen causar reacciones alérgicas.

Lee también: Tratamiento de aceite de ricino y aloe vera para aclarar las estrías

¿Cómo hacer una crema casera con vitamina E para la estrías?

Crema
Además de la vitamina E, pueden emplearse otros componentes con efectos antioxidantes y regeneradores para un efecto mayor.

La aplicación directa de vitamina E sobre las estrías puede ayudar a minimizar su aspecto. Sin embargo, para un tratamiento más completo, proponemos una crema casera a base de esta vitamina. Este tratamiento se elabora con otros ingredientes beneficiosos, como el aceite de coco y la manteca de karité.

Ambos ingredientes aportan ácidos grasos, antioxidantes y aminoácidos que, tras ser asimilados sobre la piel, contribuyen a mejorar su aspecto. ¿Te animas a probarla? A continuación te dejamos la receta.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manteca de karité (40 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco (20 g)
  • 1 cápsula de aceite de vitamina E
  • 1/2 cucharada de aceite de aguacate (7 ml) (opcional)

Preparación

  • En primer lugar, incorpora la manteca de karité en un recipiente resistente al calor y llévala al baño maría.
  • Cuando se derrita, agrégale el aceite de coco y remueve, a fuego bajo.
  • A continuación, pincha una cápsula de vitamina E y agrega el contenido a la mezcla.
  • Sigue removiendo y retíralo del fuego.
  • Si deseas, agrégale media cucharada de aceite de aguacate.
  • Por último, envásala en un recipiente y espera hasta que se solidifique.
  • Almacénala en un lugar fresco y seco para que se conserve bien.

Modo de aplicación

  • Frota la crema en áreas como los glúteos, el abdomen y los senos, donde suelen aparecer las estrías.
  • Realiza un masaje durante 5 minutos, hasta que el producto se absorba bien.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite su uso todos los días, preferiblemente 2 veces al día.

Nota: puedes variar la cantidad de los ingredientes para hacer más cantidad de crema. Ten en cuenta que se mantendrá en buen estado durante uno o dos meses.

Descubre: Cómo prevenir las estrías en los senos: 8 consejos útiles

¡Para recordar!

La aplicación de esta crema casera con vitamina E para las estrías no ofrece resultados milagrosos o inmediatos. De hecho, ninguna crema antiestrías consigue eliminar por completo estas marcas. Para lograr una disminución de las estrías, debes ser constante con la aplicación del producto.

Por otro lado, es importante complementar su uso con una dieta saludable y la práctica de ejercicio físico. Estos hábitos son determinantes para la salud de la piel, ya que ayudan a mantenerla firme y libre de alteraciones. Incluso, mitiga los efectos del estiramiento que sufre durante el embarazo.

¿Te animas a probar este tratamiento? Ahora que sabes la receta, no dejes de probarla en tu rutina de belleza diaria. Sin embargo, si deseas conocer una forma más efectiva de combatir este problema estético, consulta a un dermatólogo para conocer las opciones.

  • Keen, M., & Hassan, I. (2016). Vitamin E in dermatology. Indian Dermatology Online Journal. https://doi.org/10.4103/2229-5178.185494
  • Nachbar, F., & Korting, H. C. (1995). The role of vitamin E in normal and damaged skin. Journal of Molecular Medicine. https://doi.org/10.1007/BF00203614
  • Thiele, J. J., Hsieh, S. N., & Ekanayake-Mudiyanselage, S. (2010). Vitamin E: Critical Review of Its Current Use in Cosmetic and Clinical Dermatology. Dermatologic Surgery. https://doi.org/10.1111/j.1524-4725.2005.31724
  • Lin, T. K., Zhong, L., & Santiago, J. L. (2018). Anti-inflammatory and skin barrier repair effects of topical application of some plant oils. International Journal of Molecular Sciences. https://doi.org/10.3390/ijms19010070
  • Brennan, M., Clarke, M., & Devane, D. (2016). The use of anti stretch marks’ products by women in pregnancy: A descriptive, cross-sectional survey. BMC Pregnancy and Childbirth. https://doi.org/10.1186/s12884-016-1075-9
  • Ud-Din, S., McGeorge, D., & Bayat, A. (2016). Topical management of striae distensae (stretch marks): Prevention and therapy of striae rubrae and albae. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. https://doi.org/10.1111/jdv.13223