Crema de brócoli con huevo escalfado

Maite Córdova · 29 julio, 2018
El brócoli es un vegetal que puede quedar suculento al prepararse como una crema, razón por la cual no debemos pasarlo por alto a la hora de elegir nuestros ingredientes.

La crema de brócoli es un plato con mucha sustancia y, también, muy buen sabor. Si nos apetece preparar un entrante para un almuerzo o bien, una cena nutritiva, sin duda las siguientes recetas nos ayudarán a conseguirlo a la primera. En cuanto a los posibles acompañantes, estos quedarán completamente a nuestra elección.

Crema de brócoli con huevo escalfado

Ingredientes (para 4 comensales)

  • Agua
  • Aceite de oliva
  • 1 puerro
  • 3 dientes de ajo
  • 1 taza de queso azul (135 g)
  • 4 zanahorias pequeñas
  • 1 brócoli grande
  • 2 cebollas medianas
  • 1 o 2 ramas de apio
  • 1 vaso de leche evaporada (200 ml)
  • 4 huevos escalfados (1 por persona)
  • 1 bandeja de tocineta (120 g)
  • Opcional: tres pimientas (recién molida).

Preparación

brócoli

  1. Pelamos y picamos la cebolla en cubos pequeños, y reservamos.
  2. Aparte, pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas finas y el puerro en aros.
  3. Ponemos a hervir el agua en una olla a fuego medio. Antes de que alcance el punto de ebullición, añadimos el ajo pelado.
  4. Cuando la olla comience a desprender un aroma a ajo, añadimos el puerro y la zanahoria.
  5. Colocamos una sartén a calentar a fuego medio, con un chorrito de aceite de oliva.
  6. Pasados unos 4 o 5 minutos de cocción, añadimos el apio a la olla y dejamos cocer todo durante 15 minutos, aproximadamente.
  7. Sazonamos al gusto el contenido de la olla.
  8. Mientras tanto, procedemos a pochar la cebolla en la sartén.
  9. Cortamos el brócoli en trozos pequeños y llevamos a cocer al vapor.
  10. Vaciamos el caldo de brócoli sobre la olla con verduras y añadimos la leche y el queso azul. Removemos constantemente para integrar bien los ingredientes y apagamos el fuego.
  11. Añadimos el brócoli cocido a la mezcla y procesamos todo con ayuda de la batidora de mano, a velocidad lenta.
  12. Aparte, preparamos los huevos escalfados de acuerdo al método que nos resulte más fácil y reservamos.
  13. Antes de servir, cortamos la tocineta en trozos pequeños y la salteamos durante un par de minutos en la sartén donde pochamos las cebollas anteriormente. Añadimos los huevos escalfados y ¡listo!

No te pierdas: Los tipos de queso más saludables

Crema de brócoli vegana

Ingredientes (para 2 comensales)

  • Una pizca de sal marina
  • 1 brócoli grande
  • 2 cebollas grandes
  • 1 patata mediana
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • Opcional: pimienta negra

Preparación

  1. Primeramente, cortamos el brócoli en piezas más o menos pequeñas y llevamos a cocer al vapor. Una vez estén al dente, reservamos.
  2. Precalentamos una cazuela con la cucharada de aceite de oliva, a fuego medio.
  3. Pelamos, lavamos y picamos la patata en rodajas finas o bien, en dados de poco grosor, según prefiramos.
  4. Aparte, cortamos la cebolla en dados pequeños.
  5. Llevamos la cebolla y la patata a la cazuela. Removemos constantemente mientras se cuecen.
  6. Cuando la cebolla haya dorado, integramos las piezas de brócoli a la cazuela y procedemos a salpimentarlo todo.
  7. Vertemos el agua en la cazuela y nos aseguramos de que todos los ingredientes queden bien cubiertos. Luego, tapamos y dejamos cocer todo durante 20 minutos, a fuego medio.
  8. Una vez pasado este tiempo, apagamos el fuego y vertemos la crema resultante en un bol para procesarla en la licuadora y así, remover todos los grumos.
  9. Servimos al momento con un poco de pan o un par de cucharadas de tofu rallado.

Crema de brócoli con semillas de calabaza

Ingredientes (para 4 comensales)

  • Aceite vegetal
  • 1 diente de ajo fresco
  • 3 tallos de apio
  • 1 brócoli grande
  • 2 cucharadas de cebolla (30 g)
  • 1 vaso de bebida de almendras (200 ml)
  • Condimentos: sal, pimienta negra

¿Lo sabías? Beneficios para la salud de la leche de almendras

Preparación

  1. Al igual que en la receta anterior, tomamos el brócoli y lo cortamos en trozos pequeños para poder llevarlos a cocer al vapor. Una vez estén al dente, reservamos.
  2. Retiramos las hojas de los tallos de apio y los cocemos al vapor hasta que estén medianamente blandos.
  3. Aparte, pelamos y cortamos la cebolla en cubos pequeños.
  4. Precalentamos una cacerola a fuego medio, con un poco de aceite vegetal.
  5. Colocamos el apio y el brócoli en la licuadora junto con los demás ingredientes y procesamos hasta obtener una mezcla homogénea. 
  6. Llevamos la mezcla a la cacerola y dejamos que se reduzca lo suficiente para que adquiera la consistencia de una crema. Una vez haya espesado, salpimentamos al gusto, apagamos el fuego y servimos.

La crema de brócoli es una buena opción como comida debido a varias razones. Para empezar, el brócoli es un vegetal carnoso, con lo cual, al integrarse con otros alimentos, se obtienen platos con la consistencia suficiente para saciar el apetito.

Por otra parte, incluye una serie de nutrientes necesarios para el organismo, tales como: hierro, fósforo, potasio o proteína vegetal, entre otros. Tampoco hay que olvidar que el brócoli es un alimento que aporta fibra, con lo cual, favorece el buen tránsito intestinal.