Crema nocturna para atenuar las patas de gallo con 3 ingredientes naturales

Para prevenir la aparición de patas de gallo o atenuarlas es fundamental utilizar protector solar, así como cremas cuyos ingredientes nos ayuden a regenerar la dermis de esta zona

Las llamadas patas de gallo son líneas finas que se forman en el contorno de los ojos. Esto sucede debido al deterioro que sufre la piel por las constantes expresiones faciales. También por la reducción en sus niveles de colágeno y elastina.

Estas aparecen como parte del proceso natural de envejecimiento. Sin embargo, también son el resultado de la exposición al sol y los efectos negativos de los radicales libres.

Incluso, está comprobado que la práctica de ciertos hábitos tiene mucho que ver con su aparición prematura. Tales como:

  • El estrés.
  • La mala alimentación.
  • El consumo de cigarrillo y alcohol.

Por suerte para todas, hay muchos productos y tratamientos cosméticos cuyos nutrientes protegen esta área del rostro, y reducen de forma notable las arrugas.

Si bien muchas opciones están fuera del alcance por sus elevados precios, hay alternativas naturales que pueden prepararse por un bajo costo.

Entre estas nos encontramos con una crema nocturna elaborada con tan solo 3 ingredientes.

Por sus propiedades, reparan la piel delicada y, además, ayudan a lucir un aspecto rejuvenecido, mejorando el aspecto de las molestas patas de gallo.

A continuación te contamos de qué se trata y cómo elaborarla en casa siguiendo unos sencillos pasos.

¡Apunta!

Crema nocturna con 3 ingredientes para disminuir las patas de gallo

Esta crema de uso nocturno se prepara con ingredientes saludables como: el aceite de semillas de uva, las cápsulas de vitamina E y la manteca de karité.

Es un producto 100% orgánico. A diferencia de las opciones comerciales, no cuesta demasiado ni tampoco genera efectos secundarios indeseados.

Sus principales beneficios se deben a su alto contenido de ácidos grasos esenciales y sustancias antioxidantes. Estas al ser absorbidas, estimulan la reparación de la piel mientras aumentan los niveles de colágeno y también de elastina.

Su uso diario revierte los daños ocasionados por los radicales libres y, de paso, ejerce un efecto reafirmante para evitar la flacidez y las indeseables patas de gallo.

Lee también: Combate eficazmente la flacidez con esta crema casera

Beneficios del aceite de semillas de uva

semillas-uva

El aceite de semillas de uva es un producto muy popular en lo que tiene que ver con el cuidado y el rejuvenecimiento de la piel.

Cuenta con una alta concentración de ácido linoleico. Esta es una sustancia natural que fortalece las membranas celulares para mejorar el aspecto de la piel.

Sus antioxidantes disminuyen el debilitamiento cutáneo y las arrugas prematuras ocasionadas por el daño celular.

Cuenta con una acción antiinflamatoria que ayuda a reducir el tamaño de las bolsas en los ojos, así como los párpados inflamados.

Actúa como un astringente natural. Es ideal para mantener el cutis tonificado, firme y libre de imperfecciones como las arrugas tempranas.

Incluso, su uso regular en esta zona del cutis es una buena solución contra las antiestéticas ojeras y también las manchas.

Beneficios de la vitamina E

La vitamina E, está presente tanto en alimentos como en suplementos. Es un antioxidante natural que disminuye la presencia de cicatrices, manchas y líneas finas de la piel.

  • Su uso continuo ejerce un efecto protector frente a los rayos solares.
  • Además, minimiza la pérdida de colágeno y elastina.

Actúa como agente rejuvenecedor, por lo que está más que recomendada para atenuar las patas de gallo y otros signos de la edad que suelen manifestarse de manera prematura.

Beneficios de la manteca de karité

Manteca-de-karite

La manteca de karité es una grasa vegetal. Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias se han utilizado como complemento de los productos de belleza.

Algunos consideran que es un regenerador natural por excelencia. Nutre a profundidad la dermis para evitar la aparición temprana de líneas finas de expresión y también otras imperfecciones.

Cuenta con sustancias suavizantes y revitalizadoras que: dejan el cutis saludable, tonificado y con menos riesgo de desarrollar arrugas.

Contiene vitamina E, catequinas y ácido linoleico que, en conjunto, estimulan la actividad celular para conseguir un rostro renovado y joven.

Visita este artículo: Minimiza las arrugas de tu rostro con esta crema casera de ajo y arcilla

¿Cómo preparar esta crema nocturna para atenuar las patas de gallo?

Crema-hidratante las patas de gallo

El secreto para que esta crema nocturna dé buenos resultados es adquirir ingredientes de buena calidad, preferiblemente de origen orgánico.

La vitamina E, la manteca de karité y el aceite de semillas de uva suelen conseguirse con facilidad en las farmacias y tiendas cosméticas.

Ingredientes

  • 5 ½ cucharadas de manteca de karité (70 g).
  • 2 cápsulas de vitamina E.
  • 2 cucharadas de aceites de semillas de uva (30 g).
  • 1 frasco de vidrio hermético.

Preparación

  • Primero, pon a derretir la manteca de karité al baño María y, cuando esté líquida, mézclala con el contenido de dos cápsulas de vitamina E y el aceite de semillas de uva.
  • Retira todo del fuego, déjalo reposar unos minutos y, antes de que se solidifique, viértelo en un frasco de vidrio hermético.

Modo de aplicación

  • Toma la cantidad necesaria de crema y frótala en el contorno de los ojos antes de ir a dormir.
  • Repite su uso todas las noches, o mínimo tres veces a la semana.

Ten en cuenta que los resultados se comienzan a notar tras varias semanas de tratamiento y es necesario apoyar sus efectos con el uso diario de protector solar y otras cremas antienvejecimiento.

 

  • Roca, P. (2014). Arrugas. In Arrugas.
  • Gac, H. (2000). Algunos cambios asociados al envejecimiento. Boletin Escuela de Medicina.
  • Alvarez Fontanet, E. (1995). Consecuencias del estrés oxidativo de la piel por radiaciones ultravioleta. Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas.
  • Palomar-Llatas, F., Fornes-Pujalte, B., Arantón-Areosa, L., & Rumbo-Prieto, J. (2013). Envejecimiento cutáneo y dermatoporosis. Enfermeria Dermatologica.
  • Consalvo, L., Dabhar, M., Santiesteban, M. M., Stengel, F. M., & Femando, D. (2006). Envejecimiento cutáneo ¡La expectativa de vida no deja de aumentar... el envejecimiento tampoco! Arch Argent Dermatol. https://doi.org/10.1007/s10032-005-0147-6