Crema pastelera

Podemos preparar la crema pastelera y conservarla en la nevera durante 48 horas. Debido a que sus ingredientes son naturales y no lleva conservantes no se recomienda dejarla mucho más

La crema pastelera se puede utilizar para varias preparaciones de postres y dulces, tales como: tartas de frutas, buñuelos u hojaldres, entre muchos otros. Tiene un sabor delicioso y es muy sencillo de hacer… ¡y también muy rápido!

Crema pastelera

Para hacer tu mismo la crema pastelera de forma casera, necesitarás medio litro de leche, con leche entera te quedará una crema pastelera muy rica y con leche descremada cuidarás más tu línea. Puedes usar la que más te convenga.

Ingredientes:

  • Medio litro de leche
  • Una cucharadita de vainilla
  • Una cucharaditas de almidón de maíz
  • 1 vaso de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla fría

Preparación:

harina-y-huevos

Combina el azúcar y el almidón en un tazón. Coloca la sal, la leche y la vainilla en una olla y calentar a fuego medio. No dejes que hierva.

Cuando la leche esté caliente, pon los huevos, la mezcla del almidón y el azúcar en un tazón grande. Con una batidora, batir todo hasta que sea de un color claro, eso indicará que la masa está bien mezclada.

Apaga la leche, ya que debe estar bastante caliente y humeante por ahora. Vamos a templar la mezcla de huevo.

Vierte la leche caliente en un recipiente que no se sobrecaliente, ya que debes sostenerlo y preferiblemente con un mango. Pon un poco de la leche caliente en el recipiente con la mezcla de huevo y batir hasta que se mezclen.

Cuando has añadido la mitad de la leche, comienza a verter todo de una sola vez en los huevos mientras bates vigorosamente. Una vez que esto se ha combinado y la mezcla está espumosa, se vierte de nuevo en la olla original y pones a fuego medio-alto.

Importante: Enjuagar el recipiente que acabas de utilizar, ya que lo necesitarás más adelante. Colócalo en el congelador.

Mantequilla-Agua

Mover la mezcla alrededor de la olla. Debes mantenerlo en movimiento para que nada se pegue al fondo y de forma que se caliente uniformemente. El almidón necesita calor para ayudar a espesar arriba. Las proteínas, tanto de la leche como de los huevos, también ayudará a espesar la crema. Mientras se calienta, te darás cuenta de un ligero engrosamiento y las burbujas de la espuma comenzarán a desaparecer. Esto es una buena señal. Continuar batiendo un poco más vigorosamente, hasta que la crema pastelera hierva.

Apague el fuego.

Sigue batiendo hasta templar un poco la crema pastelera.

Aquí es donde se agrega la mantequilla, que crea una sensación en la boca suave y rica y también, con sus moléculas de grasa atrapados en la masa, ayuda a que la crema pastelera se haga bien cuando se enfría en la nevera.

Batir hasta que la mantequilla esté derretida. En esta etapa es posible que desees colar la crema pastelera si tiene algunos grumos de huevos revueltos, pero debes tener ya una crema suave y deliciosa. Recomiendo la degustación de la crema pastelera caliente, porque es realmente muy bueno. ¡Pero no te quemes la boca!

Enfriar la crema durante 2 horas o toda la noche. Depende de cuando lo necesites. Tendrás un producto más firme para trabajar una vez que se haya enfriado. Rellena tus bollos de crema, pasteles u hojaldres ¡y a triunfar!

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar