Croissants de jamón y queso

Indira Ramírez Terán 28 julio, 2015
Para que nuestros croissants tengan el mismo aspecto brillante que los que compramos en la panadería deberemos pintarlos con yema de huevo antes de introducirlos en el horno

Aprende con nosotros a hacer croissants de jamón y queso caseros. La media luna francesa es un desayuno internacional. Un pan suave cuyo secreto es mantequilla y la técnica de amasado.  

Por lo general, tenemos a disposición en los supermercados o bollerías la venta de croissants listos para rellenar y consumir. De igual manera, sabemos  que la masa de hojaldre la venden en los supermercados refrigerada.

Pero no tiene gracia, la idea es realizar nuestros propios croissants y conocer cómo elaborar la masa de hojaldre, base de muchas recetas de la repostería francesa. Así que sigue leyendo y verás que hacer este pan desde cero, solo requiere paciencia.

Ingredientes:

  • ½ kilogramo de harina de repostería (con leudante)
  • 20 gramos de levadura en pasta o granulada
  • ¼ de taza de agua tibia
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • ½ taza de leche
  • 200 gramos de mantequilla helada
  • Ocho lonchas de jamón york
  • Ocho lonchas de queso gouda o 150 gramos de queso crema
croissant queso cebolla

Utensilios:

  • Un envase grande
  • Papel film
  • Una batidora eléctrica con varillas y ganchos para amasar
  • Rodillo
  • Superficie plana donde trabajar la masa de hojaldre
  • Una brocha o pincel de cocina
  • Una bandeja para hornear
  • Paños de cocina

Preparación:

  • Hay recetas que se saltan el paso de la levadura. Sin embargo, es importante que no lo obvies porque éste garantiza que la masa crezca.
  • En un envase pequeño coloca la levadura junto con el agua tibia y las dos cucharadas de azúcar. Remueve esos ingredientes y deja reposar cubierto con un paño de cocina en un lugar oscuro durante 15 minutos o hasta que la levadura esté disuelta.
  • Transcurrido este tiempo, mezcla el agua con levadura, la sal y la leche. Añade esta preparación en el vaso de  la batidora.
  • Agrega ahora el par de huevos ligeramente batidos y progresivamente añade el ½ kilo de harina tamizada. Bate hasta que se forme una pasta.
  • Sustituye las varillas de la batidora por los ganchos para amasar. Continúa el proceso mecánico hasta que la masa se despegue de las paredes de la batidora.
  • En este punto, retira la masa de la batidora y colócala en el envase grande previamente enharinado. Cubre con un paño de cocina y reserva en un lugar oscuro por 60 minutos, hasta que la masa haya doblado su tamaño.
  • Ahora toma los 200 gramos de mantequilla y colócala entre dos papeles film en la mesa de trabajo. Extiende con un rodillo hasta formar una placa de 20 centímetros de largo por 15 centímetros de ancho y solo dos centímetros de espesor.   Te recomendamos que realices este proceso con la mantequilla un poco templada, ya luego la llevas a la nevera para que nuevamente se endurezca.
  • Momento de trabajar la masa. Enharina la superficie de trabajo y coloca la masa, estira con el rodillo y sobre la masa coloca la placa de mantequilla. Dobla las esquinas de la masa hacía el centro y seguidamente estira con el rodillo.
queso lonchas

  • De nuevo dobla las esquinas hacia el centro. Repite tres veces los pasos de doblar la masa y estirar con el rodillo.
  • Culminado este proceso, se envuelve la masa en papel film y llévala a la nevera por 30 minutos.
  • Saca la masa de hojaldre de la nevera y repite el procedimiento de doblar y estirar dos veces la masa. Lleva de nuevo a la nevera mínimo por 30 minutos.
  • Una vez listo el amasado del hojaldre, se extiende en la mesa previamente enharinada, hasta que tenga forma de cuadrado.
  • Con un corta pasta o cuchillo, se corta este cuadrado en cuatro cuadrados iguales y estos a su vez en triángulos.
  • Sobre cada masa en forma de triangulo coloca una tira de jamón york y una de queso gouda, cuidando que no cubran los bordes del croissant. Comienza a enrollar los croissants sobre sí mismos desde el lado más ancho del triangulo hasta el más estrecho.
  • Guarda las puntas del croissant hacía abajo.
  • Ahora coloca los croissants en una bandeja engrasada y deja reposar hasta que doblen de tamaño. Antes de llevar al horno precalentado a 180º C, barniza los croissants con yema de huevo.
  • Hornea por 25 minutos.
Te puede gustar