Croquetas de garbanzos y queso

Estas riquísimas croquetas de garbanzos y queso son ideales para disfrutar como entrante o plato principal. ¿Te gustaría aprender a prepararlas?

Algunos dicen que las croquetas de garbanzos son griegas y se discute bastante su origen. Lo que nadie puede negar es que son muy ricas. En este artículo te traemos 3 recetas de riquísimas croquetas de garbanzos y queso.

Seguro que ya conocéis el falafel, una comida árabe tradicional y sabrosa. Estas croquetas se preparan de manera similar a él. ¿Te gustaría aprender a prepararlas? ¡Entonces sigue leyendo!

Croquetas de garbanzos y queso parmesano

Croquetas de garbanzos y queso parmesano

Ingredientes

  • 2 tazas de garbanzos cocidos (200 g).
  • 2 huevos.
  • ½ taza de pan rallado (100 g).
  • ¾ taza de queso parmesano rallado (70 g).
  • 1 cebolla.
  • 1 puñado de perejil picado.
  • Pimienta y sal a gusto.
  • Harina para rebozar.
  • Aceite de oliva para freír.

Preparación

  • La preparación de los garbanzos debe comenzar un día antes: deja en remojo toda la noche y el día que vas a cocinar las croquetas, hierve con abundante agua y un poco de sal hasta que estén tiernos. Deja que se enfríen en el líquido (no lo cueles porque luego lo vas a utilizar).
  • Pica la cebolla y el perejil.
  • Luego, en la trituradora de alimentos, coloca los garbanzos con un poco del agua de su cocción y muele lo más que puedas, pero que no te quede una pasta (no prepararás hummus).
  • Por otro lado, en un recipiente bate los huevos y echa, sin dejar de remover, la cebolla, el perejil, los garbanzos, el pan rallado y el queso rallado. Salpimenta.
  • Después, integra todo y comprueba que la textura quede algo compacta, de lo contrario, echa más pan rallado.
  • Con una cuchara forma bolas de un tamaño similar (no es necesario medir ni pesar), pasa por harina y aplasta un poco.
  • A continuación, coloca una buena cantidad de aceite en el sartén y fríe hasta que estén doradas.
  • Por último, dispón en una bandeja con papel absorbente para retirar todo el exceso de aceite.
  • Podéis comer estas croquetas como entrante con una salsa de yogur (bien tradicional árabe/griega) o bien acompañar con arroz, ensalada o hasta carne si lo prefieres en plato principal.

Croquetas de garbanzos y queso curado

Croquetas de garbanzos y queso curado

No existen demasiados secretos para preparar estas riquísimas croquetas. Pueden ir cambiando los ingredientes “secundarios” pero lo que nunca puede faltar son los garbanzos. En lugar de pan rallado, algunas personas optan por usar harina de garbanzos, por ejemplo. ¡Prueba de las dos maneras!

Ingredientes

  • 3 tazas de garbanzos (300 g).
  • 1/4 taza de queso curado (40 g).
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite.

Preparación

  • Como ya hemos explicado antes, pon los garbanzos en remojo y cocina al otro día.
  • Luego, pasa por el triturador de alimentos y mezcla con el queso troceado. Salpimenta.
  • Forma bolitas con una cuchara o con la mano.
  • Después, pasa por el huevo batido (y condimentado al gusto) y por el pan rallado.
  • A continuación, fríe en abundante aceite caliente hasta que se doren de ambos lados.
  • Pon en una bandeja con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
  • Sirve como prefieras, ya sea de entrante o de primer plato.

Croquetas de garbanzos y queso de cabra

Esta tercera opción lleva más ingredientes, pero lo bueno es que rinde muchas porciones. ¡Perfecto para agasajar a varios invitados! Puedes montar toda una cena árabe/griega con otros platillos tradicionales como puede ser el tabbuleh, el hummus, las empanadas fatay y la baklava de postre. ¡Ya se te está haciendo agua la boca, seguro!

Ingredientes

  • 5 tazas de garbanzos (500 g).
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • ½ pimiento.
  • ½ horma de queso de cabra.
  • Nata o crema.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.
  • Harina de garbanzo para rebozar.
  • Aceite para freír.

Preparación

  • Nuevamente cumple las instrucciones con respecto a los garbanzos.
  • Luego, pica la cebolla en juliana, el ajo bien fino y el pimiento en cubitos, rehoga todo en un poco de aceite.
  • Después, procesa los garbanzos y añade el queso de cabra rallado, los condimentos, las verduras rehogadas y la nata para espesar.
  • Cuando esté a temperatura ambiente y bien integrado, forma las croquetas.
  • Por último, fríe las croquetas en una buena cantidad de aceite. Si lo prefieras, también las puedes hacer al horno.

Sorprende a tu familia y amigos con estas sencillas y deliciosas recetas. Puedes disfrutarlas como un entrante o un plato principal, acompañadas de una salsa o vegetales.