Croquetas de pollo asado

Para que la bechamel no se queme y nos quede sin grumos es importante que no dejemos de remover según echamos la leche y que mantengamos el fuego medio

Muchas veces nos queda comida de la cena o del almuerzo del fin de semana y no sabes muy bien qué hacer con ella. O tal vez quieres algo diferente para ofrecerle a tus hijos para que no coman el pollo siempre de la misma manera (o no estás muy interesada en que siempre pidan ir a comer al local de comida rápida). Para todas estas opciones, y muchas más, en este artículo tienes varias recetas para preparar croquetas de pollo asado.

Croquetas de pollo asado: Alternativa 1

Te quedarán deliciosas, no parecerán que son caseras. ¿Quieres saber cómo se preparan?

Ingredientes:

croquetas salmon

Para la masa:

  • 350 gramos de carne de pollo
  • 175 gramos de harina
  • 1 litro de leche
  • 1 cebolla
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 30 gramos de mantequilla
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Para el rebozado:

  • 3 huevos
  • Pan rallado cantidad necesaria

¿Cómo se prepara?

  • 1-Pica bien pequeño el pollo ya asado (o lo puedes preparar en ese momento), con cuchillo o trituradora de alimentos, como prefieras.
  • 2-Corta la cebolla en juliana y sofríe con un poco de aceite de oliva, cuando comience a dorarse, cuela el aceite, ponlo en una cazuela donde prepararás la bechamel. Reserva la cebolla. En el cazo con aceite, coloca la mantequilla y la harina, remueve bien. Condimenta con nuez moscada, sal y pimienta. Vierte la leche caliente sin retirar del fuego, pero no dejes que hierva. Mezcla con las varillas y cuando esté bien homogéneo y sin grumos, echa el pollo picado y la cebolla frita. Tapa con papel film y deja reposar.
  • 3-Cuando esté frío, usando una cuchara y tomando trozos de la masa, dales forma ovalada. Pasa por pan rallado cada porción, luego por huevo batido (condimentados al gusto) y por pan rallado de nuevo. Fríe las croquetas de pollo asado con abundante aceite caliente en una sartén y deposita en una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de grasa.

Croquetas de pollo asado: Alternativa 2

Ahora que ya conoces la preparación básica de las croquetas, puedes ir jugando con los ingredientes del relleno. Por ejemplo, puedes añadir jamón:

¿Qué precisas?

  • 250 gramos de pollo asado deshuesado (la parte que más te guste)
  • 100 gramos de jamón serrano
  • 75 gramos de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 30 gramos de aceite de oliva
  • 30 gramos de mantequilla
  • 110 gramos de harina
  • 420 gramos de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada
  • Huevo y pan rallado cantidad necesaria

Elaboración:

  • 1-Pica el pollo lo más fino que puedas y haz lo mismo con el jamón. Corta la cebolla en juliana y los ajos bien pequeños.
  • 2-En una sartén, coloca un poco de aceite y sofríe primero el ajo con la cebolla y luego añade el pollo y el jamón.
  • 3-En un cazo aparte, derrite la mantequilla con la leche, la harina y los condimentos para hacer la salsa.
  • 4-Vuelca el sofrito de pollo y jamón a la mezcla anterior y remueve para que te quede homogénea.
  • 5-Cuando se haya enfriado, coloca en una manga de pastelería para hacer las croquetas todas iguales. Pasa por el pan rallado primero, luego por huevo batido y condimentado y nuevamente por pan rallado.
  • 6-Fríe en abundante aceite o bien coloca en una placa de horno para que sean más sanas. Puedes acompañar con un puré de patatas, arroz blanco o ensalada.

Croquetas de pollo asado: Alternativa 3

croquetas arroz

¿Y si en lugar de jamón le añades queso a la mezcla? ¡El resultado no puede ser menos que… súper delicioso! Sigue leyendo para conocer esta receta.

Ingredientes:

  • 250 gramos de pollo asado
  • 2 cebollas
  • 150 gramos de queso a elección (por ejemplo azul)
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto
  • 1 litro de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • Huevos y pan rallado cantidad necesaria

Los pasos a seguir son:

  • 1-Corta el pollo en trocitos bien pequeños, o pasa por el triturador de alimentos para que sea más fácil. Corta la cebolla en juliana fina. Sofríe primero la verdura y después el pollo, en un poco de aceite de oliva en la sartén.
  • 2-Cuando se hayan dorado bien, echa la mantequilla y remueve. Vierte poco a poco la leche, sin dejar de revolver. Cuando empieza a hervir, pon la harina, irá tomando consistencia y formándose como una masa. Añade el queso elegido y condimenta al gusto. Retira del fuego y deja enfriar.
  • 3-En un recipiente, bate los huevos y condimenta. En un plato coloca el pan rallado.
  • 4-Forma las croquetas con la masa a temperatura ambiente y pasa por pan rallado, huevo y de nuevo pan rallado.
  • 5-Sofríe en una buena cantidad de aceite y ve colocando en una bandeja con papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Come caliente y acompañado con la guarnición que más te guste. ¡A tus niños le encantará la idea!
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar