¿Cuál es el tiempo recomendado para una práctica de yoga?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 10 diciembre, 2018
Para obtener los mayores beneficios de una práctica de yoga es conveniente incluirla como parte de nuestra rutina y dedicar cada día un tiempo determinado a su realización.

El yoga es una disciplina milenaria originaria de la India. El objetivo que pretende este arte es la búsqueda del equilibrio y la felicidad. Para ello, la persona utiliza prácticas de relajación y de meditación que lo unen, en el silencio, a su parte espiritual o divinal. Pero ¿cuál es el tiempo recomendado para una práctica de yoga? ¿Cuándo es el mejor momento?

En este artículo te invitamos a adentrarte en esta técnica para que puedas sacarle el máximo provecho, tanto si lo practicas en grupo como si lo haces de manera individual. Déjate seducir por el yoga, que hoy en día se ha convertido en un estilo de vida para las personas que quieren mejorar por dentro y por fuera.

¿Cuánto tiempo debe durar una práctica de yoga?

Pose de yoga

No hay normas estrictas en la práctica del yoga. El desarrollo de esta disciplina es algo muy individual. Dado que el objetivo es la búsqueda del equilibrio entre la mente, el cuerpo y el alma, es muy difícil ponerle un tiempo. Por lo general, se entiende el yoga como un camino a largo plazo. Es decir, como un estilo de vida.

Por lo tanto, respetando siempre cada situación particular, lo ideal serían pequeñas prácticas varias veces a la semana. Muchas personas optan por sesiones de 20 a 30 minutos, 3 días a la semana. Sin embargo, la realidad depende de muchos factores que cada persona tiene en su vida (obligaciones laborales, compromisos familiares, etc.).

¿Cuál es el mejor horario?

Lee este artículo: Yoga infantil: grandes beneficios para tu hijo

Un horario ideal que muchas personas eligen para hacer los ejercicios de yoga es por la mañana, antes de comenzar las actividades y obligaciones diarias. De este modo, sirve para activar la mente y el cuerpo de la mejor manera posible, haciendo relajaciones, meditaciones o alguna serie de posturas. Aunque este horario requiere de cierto esfuerzo al madrugar, nos veremos recompensados por el aporte energético que nos ofrece.

También es habitual elegir el final del día para hacer unos minutos de yoga. Con esta elección conseguimos calmar la mente y el cuerpo del ritmo acelerado de las actividades diarias. Gracias a este método, millones de personas han podido superar problemas de insomnio, estrés y ansiedad.

yoga

Yoga a cualquier hora

Uno de los grandes beneficios de las prácticas de relajación y meditación que ofrece el yoga en cualquier momento es poder acallar el torrente de pensamientos que hay en la mente. Una mente serena, quieta y en paz aporta pensamientos más lúcidos, ordenados y coherentes. En cambio, cuando el centro intelectual está desbordado o sobrecargado, es más complicado ser productivo.

Con una práctica de yoga se intentan silenciar todos esos diálogos mentales que, sin sentido, gastan nuestra energía. Se trata de dejar la mente en blanco y concentrarse en el propio cuerpo. Con esta atención hacia dentro podemos conectarnos con nosotros mismos y, por ejemplo, llegar a escuchar el latido de nuestro corazón.

Día a día, con paciencia

Descubre: 10 razones por las que es ideal el yoga para personas con sobrepeso

El yoga no es una disciplina en la que se esperan resultados asombrosos a los pocos días. Los beneficios físicos necesitan su tiempo para hacerse notar, como por ejemplo:

  • Mejor salud cardiovascular
  • Mayor elasticidad
  • Músculos más tonificados
  • Mejora el sistema nervioso
  • Quema de calorías
  • Mejora de las articulaciones

Por lo tanto, es aconsejable tener una actitud paciente y sosegada a la hora de empezar a llevar a cabo una práctica de yoga. Es mejor enfocarlo como un estilo de vida en el que incorporamos esta disciplina como una actividad diaria más.

yoga

Sea el horario que sea, bebe agua

Aunque el yoga pueda parecer un ejercicio sencillo o sin apenas esfuerzo físico, no es así. Depende del tipo de yoga que vayamos a practicar, el organismo quema calorías y, por lo tanto, tejido adiposo. Por ello, es muy importante tener el cuerpo bien hidratado y beber a lo largo del día dos litros de agua, en especial durante la práctica. De esta forma, conseguimos que los tejidos y órganos funcionen mejor y evitamos algunas lesiones que son propias de la falta de hidratación.

Esta disciplina también se considera un buen método para depurar el organismo. Por lo tanto, al beber agua facilitaremos la eliminación de toxinas. Si lo practicamos por la mañana, ayudaremos a activar el organismo. En cambio, por la noche, mejoraremos el proceso de desintoxicación.

  • Telles, S., Gaur, V., & Balkrishna, A. (2009). Effect of a Yoga Practice Session and a Yoga Theory Session on State Anxiety. Perceptual and Motor Skills. https://doi.org/10.2466/pms.109.3.924-930
  • Field, T. (2016). Yoga research review. Complementary Therapies in Clinical Practice. https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2016.06.005
  • Sherman, K. J., Cherkin, D. C., Wellman, R. D., Cook, A. J., Hawkes, R. J., Delaney, K., & Deyo, R. A. (2011). A randomized trial comparing yoga, stretching, and a self-care book for chronic low back pain. Archives of Internal Medicine. https://doi.org/10.1001/archinternmed.2011.524