¿Cuál es el tipo pareja más adecuada para mi?

Nuestra pareja deber alguien cuya imperfección se adapte a nuestras imperfecciones, que complemente nuestras necesidades, alguien a quien nuestras virtudes, llenen sus carencias.

En el amor no hay recetas mágicas. Ninguna de nosotras podemos elegir a la persona de la que acabamos enamorándonos; simplemente… ocurre. Pero siempre hemos de mantener cierto equilibrio y sentido común. Conocernos bien a nosotras mismas nos ayudará a comprender qué tipo de persona puede hacernos feliz. ¡Te lo explicamos!

¿Qué tipo de persona puede hacerme verdaderamente feliz?

pareja (1)

Bien, en primer lugar hemos de mantener la lógica y la objetividad. No podemos pasarnos una vida entera esperando a “la persona adecuada, a esa persona que soñamos y que consideramos perfecta”. El mundo está lleno de personas imperfectas que, al juntarse las unas con las otras forman en realidad personas perfectas que saben construir su propia y verdadera felicidad.

Es decir, no se trata de buscar la persona perfecta, sino de encontrar a alguien cuya imperfección se adapte también a tus imperfecciones. Alguien que complemente tus necesidades, alguien a quien tus virtudes, llenen sus carencias. Es fácil de entender y una aventura que todos merecemos vivir: la de construir entre dos, la de crecer y madurar para crear un vínculo único y especial. Pero veamos ahora qué dimensiones pueden ser las más adecuadas para nosotras:

1. ¿Eres introvertida?

Suele decirse que los perfiles introvertidos necesitan de personalidades extrovertidas. Siempre se suele pensar “en la cara y la cruz”. Pero hemos de ir con cuidado con estas ideas. Si una misma es ligeramente introvertida y tímida, lo más probable es que se sienta intimidada ante un carácter abiertamente extrovertido, social y atrevido. No será cómodo. Lo mejor es un término medio. Una persona que no llegue al extremo de la extroversión, sino al de equilibrar nuestra timidez, a ofrecernos una mayor apertura pero con respeto y sin cohibir.

2. ¿Eres una persona muy inquieta, dinámica y extravertida?

En estos casos, y por curioso que parezca, siempre es adecuado tener junto a nosotras a una persona que nos acompañen en dicho dinamismo, en dichas actividades. Si eres de las que gusta de salir a hacer excursiones, a ir de cenas, a quedar con más amigos y realizar mil cosas, siempre surgirán problemas y algunas discusiones si tenemos como parejas a personas más bien pasivas, que prefieren quedarse en casa.

El día a día siempre será más fácil y reconfortante si estamos con alguien que tiene nuestras mismas inquietudes, que gusta de hacer planes y que no pone reticencias a nuestras ganas por hacer cosas.

3. ¿Eres algo insegura?

Si sueles verte a ti misma como una persona a la que le cuesta tomar decisiones, que suele tener más dudas que certezas y le cuesta un poco iniciar proyectos o hacer cambios, entonces, lo ideal sería encontrar a alguien que demostrara seguridad y aplomo. Una persona madura, segura de sí misma pero nunca que llegue al extremo de la soberbia, el orgullo y el defecto de dominar a los demás.

Sería adecuado encontrar un compañero con una personalidad tranquila y más bien paternal, una persona a la que le gustara ofrecerte protección y apoyo. Alguien capaz de disminuir tus miedos y de darte seguridad en ti misma aumentando así tu autoestima. Una persona madura y seria.

4. ¿Eres impulsiva, un poco controladora y que valora ante todo su autonomía?

Son muchas las mujeres que buscan sobre todo el tener pareja pero no sentirse “atadas”. Puede que ello te parezca casi incompatible con la idea de tener un compañero y un compromiso, pero es una realidad cada vez más destacable. Mujeres que valoran ante todo el poder ascender en su trabajo, el tener control sobre sus cosas, sobre sus decisiones, que son seguras de sí mismas.

En estos casos no sería compatible otra persona con un carácter semejante. Podría dar resultado a una relación intensa, pero fugaz y no duradera. Dos personalidades a las que les gusta controlar y tener autonomía a la vez, no suelen durar demasiado como pareja. De ahí, que lo ideal sea encontrar un compañero de carácter más bien fácil, tranquilo, una persona hogareña que nos ofrezca complicidad y apoyo en cada una de nuestras decisiones. Que respete nuestro dinamismo, nuestras aspiraciones… alguien en esencia manejable y sencillo. 

Busca ante todo una pareja que te haga feliz

amor

Sabemos que todo lo explicado anteriormente no es fácil de conseguir. En ocasiones acabamos enamorándonos de alguien completamente diferente a nosotras, alguien que no encaja en nuestros esquemas. Pero no te preocupes, no importa lo diferente que sea, lo esencial son estos tres puntos:

  • -Encuentra una persona que, aunque tenga una personalidad diferente a la tuya, sea capaz de respetarte, de escucharte y de valorar tanto tus defectos como tus virtudes.
  • -Busca una pareja que te de un motivo para sonreír cada día. Alguien que cuando te despiertes por la mañana te haga pensar “no deseo nada más, estoy bien”.
  • -Quédate con esa pareja que te haga ser mejor persona. Alguien con quien se pueda convivir y que haga de las dificultades “facilidades”. Alguien optimista que, tenga el carácter que tenga, se complemente a la perfección contigo.

Porque tú lo mereces.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar