¿Cuál es el vino adecuado para acompañar tus comidas?

A continuación, verás una serie de comidas y recomendaciones para acompañar según el tipo de comida y el platillo. Descubrirás que en el mundo de la gastronomía y la subjetividad del sabor todos los pequeños detalles hacen una gran diferencia.

Elegir el vino adecuado para tus comidas no es una cuestión tan sencilla como aparentemente pueda parecer. De hecho, hacerlo de manera correcta requiere conocimiento, experiencia y habilidad. Cualidades que estás a punto de conocer al detalle.

Es por esto que, al momento de ir a un restaurante o simplemente realizar una deliciosa comida, resurge de nuevo la duda “¿Cuál es el vino adecuado para esta comida?”. Para responder esa pregunta de una sencilla, pues dependiendo del tipo de comida.

Y es que las características propias de cada preparación son realmente la clave de todo este asunto. Recuerda que el vino es una sustancia que adquiere sabor e interactúa al mismo tiempo con los demás ingredientes.

Es decir, dentro de la composición del alcohol en la elaboración de cada tipo de vino, está implícito una degustación selectiva para cada comida. Puesto en otras palabras, la elección adecuada para tus comidas irá a la par del tipo de cosecha, año, entre otros.

Si bien es cierto que la mayorías de vinos evidentemente están hechos con la cosechas de la mejores uvas, no es menor cierto que esto es solo un paso dentro del proceso.

Además, todo esto sin mencionar el gusto de cada individuo y la sensación producida por las papilas gustativas. No olvides, si no estás habituado al consumo de vino, puede que todo te parezca desagradable.

Ahora bien, como decíamos al inicio, la experiencia y la habilidad son primordiales al momento de acompañar con comida. Estos pequeños detalles cuentan con respecto a la sensación que puedas saborear e incidirá en si lo has hecho bien o no.

Conoce el vino adecuado para tus comidas

Vinos para carnes

Vinagre de vino

Este es un elemento importantísimo. Debido a que la mayoría de preparaciones, recetas, platillos, bocados, entre otros, contienen de una u otra manera algún tipo de carne.

No obstante, lo que tienes que saber y que te dará la clave para saber cuál es el mejor vino para tus comidas es la asociación. Este es un dato imprescindible que debes recuerdar. No es lo mismo la carne blanca, como la carne roja. Igualmente sucede con el vino.

¿Qué debes hacer si se trata de carnes rojas?

  • Lo más recomendado es usar vinos rojos. Es decir, vino tinto, rosado, tintos ligeros.
  • Las carnes rojas son aquellas como: ternera, buey, caballo, codorniz, perdiz.
  • Las carnes blancas por otro lado son: conejo, pollo, pavo, cordero, e incluso (dependiendo) cerdo.

Ver también: ¿Qué vino es más saludable, el caro o el económico?

Vino para carnes blancas

En este apartado es importante que sepas identificar que la carne tiene esta peculiar división entre: rojas y blancas. Este término sirve y funciona para muchísimas ramas funcionales dentro de la preparación de las comidas, con el vino es exactamente igual.

El vino adecuado para tus comidas que incluyan carnes blancas, será aquel cuyo aspecto, aroma y textura sea suave, blanco. De hecho, existe una regla no escrita del consumo de vinos “vino blanco para el pollo y vino tinto (oscuro) para la ternera)”.

¿Qué debes hacer si se trata de carnes blancas?

  • Si la comida está hecha a base de pollo, lo mejor opción es el vino blanco o incluso rosado (muy claro).
  • Este tipo de vino es más suave, menos conservado y menos reiterado al contrastar con el sabor del pollo.
  • Al igual sucede con el pavo, cordero y cerdo. Aunque para estos tipos de carnes blancas, el vino blanco variará dependiendo de la preferencia de cada paladar.

Vino para pastas

vino-tinto

Esta propuesta es mucho más sencillo de asociar y aprender. Con respecto a las pastas, la clave reside en el tipo de salsa.

¿Qué debes hacer si se trata de pastas con salsa roja?

  • Si está compuesta de salsa roja (tomates, pimientos, entre otros) el sabor del platillo será más ácido, y lo mejor será acompañar con vino tinto.

¿Qué debes hacer si se trata de pastas con rellenos?

  • Sin embargo, en lo concerniente a pastas con relleno como la lasaña, pues cambia considerablemente la apreciación del vino ideal.
  • Debido a que la salsa es de bechamel (blanca y con sabor dulce), la elección debe incluir un vino muy suave, blanco.

Te recomendamos leer: 8 motivos para tomar vino tinto moderadamente

Vinos para quesos

Vino tinto

Para la apreciación y deguste máximo de los diferentes tipos de quesos con el vino, pues la cosa se complica un poco. Pero no te preocupes, que tampoco es tan difícil.

Hay aspecto que hay que considerar. Estos son el modo de elaboración del queso, (ingredientes activos, técnica, interacción, etcétera) y el sabor. Es decir, para quesos blancos hay un tipo de vino y para quesos amarillos otro.

¿Qué debes hacer si se trata de quesos blancos?

  • El vino adecuado para tus comidas con queso blanco, por lo general, es casi siempre de textura blanda y sabor fuerte. Por consiguiente, el mejor acompañante es el vino blanco. Que es dulce y no pierde protagonismo al interactuar en el paladar al encontrarse con el sabor del queso.

¿Qué debes hacer si se trata de quesos amarillos?

  • Si se trata de un queso con contextura dura pero sabor suave. El vino adecuado para tus comidas de color rosado es el ideal. 
  • Aunque, por otro lado, el queso azul debido a la humedad y el olor debe acompañarse con vino blanco o amarillo.
  • Y si el queso es como el tipo gouda suizo, característico por el sabor cremoso y suave el mejor compañero sería un vino tinto o rojo.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar