¿Cuáles son las carnes de ave más saludables para el consumo?

Okairy Zuñiga · 29 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 29 enero, 2019
Las carnes de ave son una fuente de alimento rica y saludable, tienen un bajo porcentaje de grasa y son fácil de digerir. Descubre cuáles consumir regularmente

Las carnes de ave constituyen uno de los grupos de alimentos más amplio y variado. Son esenciales para el organismo porque nos aportan proteínas, vitaminas, principalmente la B12, y sales minerales.

Este tipo de carne está altamente recomendada, a diferencia de otras procedentes de animales distintos. Por ejemplo, diversos estudios han mostrado que las carnes rojas, incluyendo las no procesadas, contienen altos componentes cancerígenos. Por eso, es vital seleccionar adecuadamente el tipo de carne que integramos en nuestra alimentación.

Las carnes de ave son una fuente de alimento rica y saludable, tienen un bajo porcentaje de grasa y son fáciles de digerir. Por ello, te daremos una lista de las más saludables para que puedas seleccionar la ideal y acomodarla a tu estilo de vida y de paso aportar bienestar a tu organismo.

1. Carne de pollo

Sin duda alguna, es la reina de las carnes de ave y una de las opciones más populares y recomendadas por expertos de la nutrición. Estudios han demostrado que la carne de pollo tiene un bajo contenido en grasas y un alto contenido en proteínas de alta calidad.

Además, aporta minerales esenciales como el zinc, hierro, magnesio, cobalto y vitaminas, B6 y B12. Por todo esto, la carne de pollo protege el sistema nervioso y, además, ayuda a la reparación de los tejidos.

Por otra parte, otro de sus beneficios es que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, por lo que es sumamente recomendada para curar la gripe y favorecer la producción de glóbulos rojos. Además, la carne de pollo es bastante económica, por lo que es accesible para casi todos los bolsillos o presupuestos. La gran ventaja es que se puede preparar de diferentes formas y no te cansarás de consumirla.

Para el uso en la dieta, lo mejor es cocinar el pollo a la plancha y quitarle la piel, que es donde se encuentra el principal porcentaje de grasa de esta carne. Puedes acompañar el pollo con verduras al vapor o con cualquier ensalada de tu preferencia.

Ver también: Una manera fácil de preparar pinchitos de pollo

2. Carne de pavo

El pavo es rico en hierro

El pavo es otra de las carnes de ave más saludables que podemos comer. Se destaca por su alto contenido en proteínas y su bajo nivel de grasas. En efecto, 100 gr de esta carne sólo contiene 158 calorías y una sorprendente cantidad de 34 gr de proteínas.

De igual forma, nos aporta vitaminas B3 y B6 y contiene ácido fólico. Además, debido a su alto porcentaje de agua, la carne de pavo ayuda a la hidratación de la piel.

Para cocinarlo, lo ideal es hacerlo por partes para conservar mejor los sabores y elegir las zonas más magras. No tendrás que complicarte mucho para incluir pavo en tu dieta. La opción más sencilla es aprovechar su jamón en tus sándwiches.

Por otra parte, quizá la carne de pavo no resulte tan económica como la de pollo, pero sus beneficios hacen meritoria la inversión. Procura incluir la carne de pavo en tu alimentación cotidiana, no lo dejes solo para las festividades de fin de año. Aprovecha todos sus nutrientes.

Te puede interesar: 6 beneficios que te convencerán de una dieta sin carne

3. Carne de pato

Receta de melocotón y carne de pato

La carne de pato es otra opción deliciosa de carnes de ave con la que podrás cuidar tu salud. Se caracteriza por tener uno de los niveles de grasa más bajo y ser una carne magra que aporta una gran cantidad de proteínas, minerales y vitaminas como:

  • La tiamina,
  • Niacina,
  • Riboflavina,
  • Vitamina B y B12, 
  • Zinc,
  • Fósforo,
  • Hierro.

Las propiedades del pato ayudan a que nuestro organismo pueda sintetizar adecuadamente las vitaminas y los minerales, fortalecen el sistema inmunitario y reparan las células. Para consumir carne de pato y no subir los niveles de colesterol de nuestro organismo, lo ideal es desprender toda la piel y la grasa. Entre las recetas más saludables, se encuentra el pato con vinagre balsámico aderezado con miel.

Incluye en tu dieta carnes de ave

Como puedes ver, las carnes de ave son sumamente ricas y beneficiosas para la salud. Nos aportan proteínas de alta calidad y aminoácidos esenciales, por lo que debes incluirlas en tu alimentación. Para no aburrirte, puedes distribuir los distintos tipos a lo largo de la semana.

  • Franca Marangoni et al. “Role of poultry meat in a balanced diet aimed at maintaining health and wellbeing: an Italian consensus document”, Food Nutr Res. 2015; 59: 10.3402/fnr.v59.27606.