¿Cuál es la diferencia entre fotoprotector, bronceador y crema solar?

Solimar Cedeño · 21 julio, 2018
Tomando en cuenta tu tipo de piel y el tiempo de exposición al sol, escoge entre el fotoprotector y bronceador para que tu piel luzca hermosa en verano y, además, esté bien cuidada.

¿Llega el verano y no sabes cómo lucir una piel hermosa sin dañarla? En ese caso, debes escoger entre un fotoprotector, bronceador y crema solar. Aquí te contaremos cuáles son las diferencias entre cada uno.

El primer protector solar eficaz y comercialmente disponible no apareció en los estantes hasta 1946, cuando Franz Greiter desarrolló Gletscher Crème. Hoy en día, hay una variedad de productos de protección solar en el mercado, pero ¿sabes cuál escoger?

Fotoprotector

Escoge la mejor crema solar para el cuidado de tu piel

También son llamados “protector o bloqueador solar”. Son aquellos productos que defienden nuestra piel de los posibles daños que puede provocar el sol en el cuerpo.

Los bloqueadores solares actúan como un escudo y reflejan los rayos UVA y UVB, si estos son de amplio espectro. Contienen ingredientes como el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Existen protectores solares con filtros físicos y químicos. Los filtros físicos son una buena opción para las personas con alergias a los filtros químicos.

Estos últimos absorben los rayos UVA o UVB y contienen ingredientes como avobenzona y benzofenona. Los protectores solares químicos a menudo solo contienen químicos que absorben UVB. No obstante, hay algunos que también son efectivos con los rayos UVA.

Además de conocer la diferencia entre los protectores solares físicos y químicos, también debes tener en cuenta el factor de protección solar del producto, o FPS, al comprar protector solar. Esta es una medida de la cantidad de protección UVB que ofrece el protector solar. Actualmente no existe un sistema de clasificación que mida la protección UVA.

Bronceador

Los bronceadores son esos productos que nos ayudan a oscurecer nuestra piel pero nos dejan a la libre exposición de los rayos ultravioleta. Contrario a lo que algunas personas piensan, el bronceador per se no daña tu piel. De igual forma debes usarlo con prudencia para no broncearte demasiado.

Existen algunos que ejercen su función sin ayuda del sol y otros que ofrecen una ligera protección solar. Sin embargo, es más recomendable utilizar maneras naturales de acelerar el bronceado, como el uso de la planta de henna. Consumir alimentos que ayuden a broncear y proteger tu piel día a día también es una buena opción.

No te pierdas: Cómo preparar 3 autobronceadores caseros con ingredientes naturales

Cremas solares

Son todas aquellas que engloban lo anterior. Cualquier crema destinada a ser utilizada en nuestra piel con algo referente al sol es una crema solar.

En general, se tiende a creer que la crema solar solo son los bloqueadores solares y que el fotoprotector son los protectores químicos únicamente, pero no es así. Entonces, así uses bronceador o fotoprotector, ya sabes que se trata de una crema solar.

Tips para escoger tu crema solar

Si tienes piel sensible, busca toda protección natural posible:

  • Libre de PABA
  • Sin aceite
  • Hipoalergénico, sin fragancia ni químicos
  • A base de minerales: el dióxido de titanio y el óxido de zinc se asientan sobre la piel en lugar de ser absorbidos por ella.

Si eres propenso al acné, escoge lociones:

  • Ligeras y sin aceite, para que no obstruyan los poros
  • Con filtros solares químicos avobenzona y oxibenzona
  • No comedogénicas y sin fragancias

Si tienes piel grasa, busca un protector solar:

  • Sin aceite mineral
  • No comedogénico

Nota: Los protectores solares que no contienen aceite generalmente son a base de agua o gel.

Si tienes la piel seca prueba cremas o lociones con ingredientes hidratantes adicionales:

  • Opta por las que incluyan glicerina y aloe.
  • Evita aerosoles y geles con alcohol.

Si quieres todo orgánico, busca:

  • Productos que contengan solo hierbas, minerales y plantas y que sean libre de químicos.

Descubre: Cómo proteger la piel en verano si tienes alergia al sol

Consejos para la piel propensa al acné, grasa y sensible

Evita usar el mismo protector solar para el cuerpo y la cara. Asimismo, si estás usando un tratamiento tópico para el acné:

  • Aplícalo primero, espera 20 minutos más o menos y luego aplica protección solar sobre la parte afectada.
  • Recuerda lavarte la cara antes de acostarte para evitar que se obstruyan los poros.

Si eres un nadador o practicas deportes al aire libre, busca:

  • Protección solar resistente al agua
  • El FPS más alto que puedes encontrar (ningún protector solar es 100 % resistente al agua y al sudor)
  • Evita el contacto con los ojos.
  • Vuelve a aplicar después de salir del agua o cada 2 horas.

El uso de la crema solar no solo tiene como objetivo poder permanecer más tiempo al sol. La idea es que evite el daño solar por un desequilibrio entre la radiación recibida y la que la piel puede tolerar. ¡Protege tu piel y disfruta del sol sin excederte!