¿Cuál es la mejor hora para consumir carbohidratos y cuidar la figura?

6 mayo, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Carlos Fabián Avila
Los profesionales de la salud indican que la idea de cortar drásticamente el consumo de carbohidratos o pasar mucho tiempo sin comer en realidad no ayuda mucho a la pérdida de peso o la quema de calorías.

Se ha vuelto una idea bastante extendida que los carbohidratos son uno de esos grupos alimenticios con los que debemos tener más cuidado si queremos perder peso o mantenernos en forma. En base a esto, se han hecho populares diferentes mitos y creencias sobre diversas formas de comer alimentos altos en carbohidratos, las cuales, aparentemente, ayudarían a cuidar la figura.

Si bien esta idea tiene algunos puntos válidos, hay que tener cuidado para no erradicar los carbohidratos de nuestra alimentación. Estos tienen una función sumamente importante en el funcionamiento de nuestro organismo.

Es fundamental entender que ante todo, el organismo funciona y la salud se mantiene gracias a una alimentación equilibrada, completa y basada en alimentos reales. Eliminar un determinado grupo de alimentos por sus propiedades no solo no es inútil a la hora de adelgazar o cuidar la figura sino que también puede acarrear problemas de salud.

A continuación cómo tratar los alimentos con carbohidratos en base a opiniones profesionales.

¿Qué son los carbohidratos?

Variedad de carbohidratos

Los carbohidratos son uno de los principales tipos de nutrientes y la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Su función es dotar nuestro organismo de combustible para llevar acabo gran parte de sus funciones, entre las cuales cabe destacar la actividad cerebral y neurológica.

Igualmente, cuando hacemos ejercicio o trabajo corporal, nuestro cuerpo obtiene esa energía en gran parte de los carbohidratos, seguido de la energía que brindan las grasas.

Los carbohidratos se dividen entre los denominados simples y los complejos dependiendo de su estructura química. Los carbohidratos simples son aquellos que incluyen el azúcar que se encuentra naturalmente en productos como la fruta, los vegetales, la leche y sus derivados. Este azúcar no es malo, y es necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo

Por su parte, los carbohidratos complejos son aquellos que se incluyen en panes y cereales integrales, vegetales ricos en fécula (almidón) y legumbres. Muchos de los carbohidratos complejos son una buena fuente de fibra.

¿De dónde se obtienen los carbohidratos?

Se obtienen principalmente de alimentos como son:

  • El pan
  • La pasta
  • Los alimentos dulces
  • El arroz
  • Las papas o patatas
  • Las frutas
  • Los cereales como la avena.

Por su parte, los siguientes alimentos ricos en carbohidratos tamién tienen un contenido alto de almidones. Muchos tienen también un contenido alto de fibra. Estos son los frijoles, alubias, guisantes y garbanzos entre otros. También las verduras ricas en almidón, como las papas, el maíz, o la chirivía. O los granos integrales, como el arroz integral, la avena, la cebada y la quinoa.

Como se puede observar, los carbohidratos son un elemento presente en muchos alimentos saludables que es bueno consumir habitualmente. Entonces ¿por qué tienen esa mala fama?

Lo que ocurre es que en otros muchos productos, durante el procesamiento y refinación de los alimentos se incluyen muchos azúcares añadidos. Así se crean los populares alimentos procesados, que no son buenos para la salud por su alto contenido en «calorías vacías». Como indican los profesionales de MedlinePlus, comer demasiados carbohidratos en forma de alimentos ultraprocesados, con altos contenidos de almidón o azucarados puede causar un incremento de las calorías totales, lo que puede llevar a un aumento de peso y los problemas que esto conlleva a posteriori.

Por ello, para poder seguir una buena dieta, equilibrada, y cuidar nuestra figura, lo que hay que hacer no es dejar de comer carbohidratos ni limitarlos a una franja horaria sino eliminar el consumo de productos que incluyan azúcares añadidos; no consumir productos ultraprocesados.

En todo caso, antes de iniciar cualquier tipo de dieta lo más recomendable es acudir a un especialista que nos recomiende qué dieta es la más adecuada a nuestro caso en concreto. Somos diferentes y cada uno podemos necesitar un trato diferenciado.

¿Quieres perder peso o mantener tu figura? Atento

Un error bastante común entre las personas que desean perder peso o mantener su figura es dejar de comer por periodos prolongados de tiempo durante el día. Esto, en realidad, no solo no ayuda a adelgazar, sino que puede acarrear problemas de salud con el tiempo.

Los profesionales de la salud indican que la idea de cortar drásticamente el consumo de carbohidratos o pasar mucho tiempo sin comer en realidad no ayuda mucho a la pérdida de peso o la quema de calorías.

Además, en el caso de personas que hacen ejercicio de alta intensidad, los carbohidratos juegan un papel especialmente necesario y beneficioso. Los estudios demuestran que consumirlos entre 30 minutos y 4 horas después de un entrenamiento puede ayudar a restaurar sus reservas de glucógeno.

Eliminar de golpe o limitar radicalmente el consumo de carbohidratos (carbohidratos presentes en buenos alimentos, no los presentes en alimentos procesados), puede causar cetosis. La cetosis sucede cuando el cuerpo utiliza la grasa para producir energía debido a que los alimentos no aportan suficientes carbohidratos para que el cuerpo los utilice como fuente de energía.

Y ¿entonces hay un periodo de tiempo donde es mejor consumirlos?

Hora adecuada para consumir alimentos.

La hora en la que deberíamos consumir más carbohidratos puede estar determinada por nuestra actividad física. La creencia popular que escuchamos de que no es recomendable consumirlos por la noche, se debe más a que, en general, la mayoría de personas realizamos la mayor parte de actividades físicas durante el día.

En esas horas matinales de ejercicio, nuestro cuerpo quema la mayoría de carbohidratos que comemos. Por ello, los alimentos con carbohidratos los consumen durante la mañana.

Ahora bien, hay que tener presente que no existe en realidad la mejor hora para consumir carbohidratos. Las buenas dietas no se basan en el momento del día en el que se toman los alimentos sino en que estos alimentos sean de calidad.

De hecho,  una investigación publicada en European Journal of Nutrition determinó que las dietas bajas en «calorías vacías» y azúcares añadidos, pero que aportan más carbohidratos «buenos» son iguales de efectivas para la pérdida de grasa ya se incluyan estos alimentos en mayor cantidad en el almuerzo o en la cena. 

La clave está en el equilibrio, los buenos alimentos y los buenos hábitos de vida.  

Ver también: