Cuál es la temperatura ideal para poner el aire acondicionado

La temperatura del aire acondicionado en nuestro hogar es muy importante no solo para nuestra salud, sino también para nuestro bolsillo, ya que un mal uso puede disparar el consumo.

Las tareas de mantenimiento, como cambiar el filtro del aire acondicionado y contratar a un profesional para ajustar la unidad de aire, hacen la diferencia. Asimismo, algo tan simple como la configuración de la temperatura desempeña un papel importante en la factura de la electricidad.

Ciertamente, debes saber que la temperatura objetivo de una habitación con aire acondicionado es de 25 a 26 °C. De esta forma evitarás un choque térmico al pasar de una habitación refrigerada a otra que no lo está.

Además, la diferencia entre la temperatura interna y externa no debe ser superior a 5 °C. Para garantizar esto, puede ser útil colocar los termómetros en la habitación fría y afuera de esta. Además, te recomendamos también tener en cuenta el ahorro de energía. Ya que al reducirse la potencia disminuye el precio de tu factura.

¿A qué temperatura debo poner el aire acondicionado?

el aire acondicionado

Los acondicionadores de aire no solo son el electrodoméstico perfecto para la refrigeración. Sino que también son muy eficientes en la regulación de la temperatura en interiores. Debido al calor sofocante del verano es tentador hacerlo funcionar a toda velocidad las 24 horas.

Sin embargo, esto no es exactamente bueno para tu salud, para tu bolsillo ni para el medio ambiente.

Si aún así decides utilizarlo, debes llevar a cabo un uso responsable. Del mismo modo, se recomienda utilizar el aire acondicionado a no menos de 25,5° C. De esta manera maximizaremos la eficiencia energética en el hogar. También es aconsejable que antes de encender el aire compruebes que todas las ventanas y puertas estén bien cerradas

Debes saber que la mayoría de las personas reducen la temperatura del aire acondicionado de manera instintiva para conseguir un enfriamiento más rápido. Sin embargo, no se trata de la mejor decisión. Ya que establecer los niveles del termostato en los niveles más bajos da como resultado un consumo excesivo de energía.

No te pierdas: 5 consejos para usar el aire acondicionado en verano

¿Cómo puedes reducir la factura de electricidad?

Utilizar el aire acondicionado aporta muchas comodidades. Sin embargo, puede ser un gasto adicional grande si no lo utilizas de manera adecuada.

Por ello, si deseas reducir la factura de electricidad te recomendamos que, si tienes un aire acondicionado programable, lo configures para que funcione menos durante el día. Es en ese momento cuando algunas salas queden desocupadas.

  • Si eres de aquellas personas que necesita el aire acondicionado para dormir, puedes programarlo para reducir la potencia durante la noche. Luego puedes subirla durante el día.
  • Debes tener en cuenta que dormir con el aire acondicionado puede provocar problemas para tu salud. Te sugerimos no utilizarlo durante las horas de descanso.
  • Asimismo, en los climas moderados o templados no suele ser necesario hacerlo funcionar todo el día. Si es relativamente más frío por la noche, puedes abrir las ventanas. Y después volver a encender el aire durante el día. Cuando lo consideres oportuno.
  • Si tiene ventiladores de techo, puedes elevar la configuración de tu termostato en 5° C.
  • También te aconsejamos tratar de mantener alejado el calor no deseado. Por ejemplo el que se filtra desde el exterior. También el que sale de otros aparatos, como lavadoras, secadoras y lavavajillas. Asegúrate de utilizarlos a la hora más fría del día.

Descubre: 7 consejos para gastar menos en electricidad

Procura hacer un uso responsable del aire acondicionado. Además de tu salud, tu bolsillo y el medio ambiente también te lo agradecerán.