¿Cuáles son los beneficios de cocinar al vapor?

Cocinar al vapor es un arte milenario que ha vuelto a ponerse de moda para hacer de las comidas familiares un momento saludable y exquisito

Cocinar al vapor es sinónimo de comida saludable. Si se desea cambiar los hábitos de alimentación, comenzar con este tipo de cocción es un buen punto.

El organismo siente las mejoras de inmediato y los resultados se traducen en un bienestar general.

Se puede observar que los asiáticos siempre parecen mucho más jóvenes de lo que en verdad son. Uno de los motivos es, precisamente, que basan sus dietas en alimentos cocinados al vapor.

Por lo tanto, copiar esta técnica es una decisión inteligente para mejorar la edad metabólica.

Los hombres suelen presentar mayor resistencia a este tipo de cocina, por lo que hay que tomar la decisión y convencerlos.

Una vez que hayan probado algún menú de su preferencia con una colorida presentación, de seguro lo aceptarán. La tarea es modernizar las habilidades culinarias en casa.

Beneficios de cocinar al vapor

1. Bajo costo

vapor

En la actualidad disminuir los gastos familiares es un objetivo de la mayoría de los hogares. Cocinar al vapor es realmente más económico.

Basta con tener los alimentos, agua y sal. También disminuyen los costos de gas o energía por la rapidez de su cocción. Es posible ahorrar mientras se preparan los mejores almuerzos en casa.

Poco tiempo

Con el trabajo, la atención de los niños y los quehaceres de la casa, el tiempo es cada vez más escaso.

Si queremos optimizarlo, cocinar al vapor es una gran solución: no se necesita estar pendiente de la cocina y lleva solo algunos minutos.

Disfrutar un poco más de tiempo en la ducha o frente a la televisión es un gratificante cambio.

Visita este artículo: Alimentos que aportan más potasio

Bajas calorías

Bajas calorías

Cocinar al vapor elimina la utilización de aceites y productos grasos. Asimismo los alimentos que se ingieren con ese tipo de preparación le proporcionan menos calorías al cuerpo.

Para aquellos que tienen algunos kilogramos de más es una excelente opción. Todos los nutricionistas lo recomiendan a sus pacientes.

Acelera el metabolismo

Como consecuencia de lo anterior y por el proceso de vaporización la digestión es más fácil y rápida.

  • El hígado y todo el sistema digestivo agradecen estas preparaciones.
  • Incluso disminuirán inflamaciones y la pesadez que puede aparecer luego de ciertas comilonas.

Al momento de ir a dormir será más fácil conciliar el sueño y se eliminarán algunas píldoras poscena.

Preserva las vitaminas y nutrientes de los alimentos

Preserva las vitaminas y nutrientes de los alimentos

Al no tener contacto con el agua se mantienen intactas las propiedades naturales de los ingredientes.

  • Se ingieren de este modo todas las vitaminas y nutrientes, por lo que el sistema inmunitario se refuerza considerablemente. 

Logra platos más atractivos

Una presentación linda, llena de colores y aromas consigue una mejor atención de los comensales. Así cocinar al vapor hace que ningún ingrediente pierda su fisonomía.

 Es asombroso ver la diferencia estética de una misma receta cuando se cambia el tipo de cocción. Además está comprobado que un plato visualmente atractivo abre el apetito.

Lee también: Ensaladas sencillas y saludables para una alimentación sana

Libera el organismo de toxinas

Libera el organismo de toxinas

Con esta cocción se consumen más fibras. Si se desea mantener un organismo desintoxicado, cocinar al vapor es la mejor opción. 

Además se eliminan las toxinas y la sangre se purifica. Así, durante toda la jornada tendremos una sensación de liviandad y mayor energía.

Para toda la familia

Alimentarse con productos cocinados al vapor es recomendado para todos. Tanto niños como adultos y ancianos se verán favorecidos.

Finalmente se puede hacer una única comida para todo el grupo familiar: Verduras, carnes, pescados, pastas… para todos los gustos y de todos los sabores.

Por su simpleza puede ser una linda tarea para compartir con los niños. Y lo que es mejor: ensuciaremos muy pocos utensilios.

  • Comer saludable, rico y económico es posible. Simplemente se necesita una olla, una vaporera o colador y agua.
  • También es importante aclarar que no se limita a verduras. Se pueden elaborar múltiples recetas con esta técnica antigua de cocina.

Se trata de cambiar la concepción de que cocinar al vapor es comida de enfermos. Para ser sinceros, es exactamente todo lo contrario. Los que utilizan este método tienen una vida mucho más saludable.

Cada vez son más quienes se están sumando al grupo que se beneficia con este hábito. Nuevos sabores, suaves aromas, fuertes colores y un plato al que nadie podrá negarse.

 

Te puede gustar