¿Cuáles son las causas de los calambres y qué hacer para tratarlos?

Daniela Echeverri Castro·
01 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
03 Mayo, 2020
Una buena hidratación puede tanto prevenir como contribuir con el alivio de los molestos calambres. Sigue leyendo para saber más.
 

Un calambre se produce cuando algún músculo se contrae de forma involuntaria, sin posibilidad de relajarse al instante y provocando dolor. A continuación, te contamos las causas principales así como los remedios para los calambres.

Por lo general, se presentan en la zona posterior de la pierna, aunque también pueden darse en otros grupos musculares. Además, se suele percibir una incómoda sensación de rigidez y tensión que desaparece de forma espontánea en cuestión de minutos. No obstante, hay quienes quedan con una molestia que persiste por varias horas.

Por todo esto, es importante descubrir qué los provoca y ver qué medidas se pueden tomar para aliviar las molestias. En este espacio, te queremos dar información detallada y algunas recomendaciones prácticas para actuar lo antes posible.

Causas de los calambres musculares

Un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. ha revelado que existen diversos factores asociados con la aparición de los espasmos musculares.

El sobresfuerzo físico, el embarazo y la edad son algunos de los responsables de su desarrollo. Sin embargo, la mayoría de los casos se producen cuando algo interrumpe la oxigenación de los músculos o provoca una pérdida excesiva de fluidos, sales y proteínas.

calambres en las piernas
 

Una dieta pobre en magnesio y potasio también tiene que ver en los constantes episodios de esta condición. Ambos minerales fortalecen y relajan los músculos, al tiempo que promueven la buena circulación.

Otra teoría publicada en 2016 por la Revista Muscle & Nerve sugiere que podrían tener su origen en la ineficiencia biomecánica, que también acarrea riesgos en la salud circulatoria.

Dependiendo de la causa, el tratamiento vendrá a ser uno u otro. Sin embargo, en líneas generales se recomienda mejorar los hábitos de vida: llevar una dieta sana, hidratarse correctamente y abandonar el sedentarismo de forma definitiva.

Lee: ¿Cómo mejorar la circulación de las piernas en casa?

¿Cómo aliviar los calambres musculares?

A continuación, te comentaremos algunos de los trucos que, según la sabiduría popular, podrían ser de utilidad a la hora de aliviar los calambres musculares. ¿Listo para descubrirlos? ¡Vamos con ello!

Incrementar el consumo de líquidos

Chica bebiendo agua de una botella.

El consumo de agua es esencial para prevenir los dolores en los músculos. Esto es porque contribuye a activar la circulación y mejora el transporte del oxígeno hacia las células.

 

Por su parte, las bebidas isotónicas también son una buena opción para rehidratar, sobre todo cuando la actividad física o el calor te han hecho perder fluidos.

De hecho, un artículo publicado por la Federación Española de Medicina del Deporte ha explicado que estas se recomiendan a los deportistas porque ayudan a sobreponer los minerales que se pierden a través del sudor.

Utilizar almohadillas de calor y frío

Según el siguiente artículo publicado por la Revista de Ciencias del Deporte, el calor ayuda a disminuir la inflamación; por lo que, si utilizas una almohadilla caliente, conseguirás relajar el músculo cuando esté rígido y en tensión durante el espasmo.

Por el contrario, el frío será idóneo para activar la circulación en cuanto la molestia haya finalizado.

Hacer ejercicios de estiramiento

mujer estirando antes de hacer ejercicio

Los ejercicios de estiramiento y flexión son una de las mejores soluciones para combatir y prevenir los calambres en cualquier parte del cuerpo. Estos deben hacerse al finalizar la rutina deportiva y también durante la jornada de trabajo.

Según el siguiente artículo publicado por la Revista de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología, los estiramientos de las extremidades activan el sistema nervioso central y hacen que envíe mayor número de señales inhibitorias para calmar la dolencia.

 

Aflojar la ropa, uno de los remedios para los calambres

En cuanto notes la primera señal de un calambre, es importante que aflojes la ropa con el fin de dar más espacio a los músculos. Ten en cuenta que las prendas ajustadas dificultan la circulación y evitan el rápido alivio de este problema.

Si sabes que tiendes a sufrir de calambres, evita utilizar ropa ajustada y en su lugar, opta por prendas que no te compriman.

Mejorar la alimentación

Si los calambres se han convertido en parte del día a día, quizá debas revisar la calidad nutricional de los alimentos que estás consumiendo. Por eso, asegúrate de incorporar cantidades adecuadas de:

  • Calcio.
  • Hierro.
  • Potasio.
  • Magnesio.
  • Vitamina E.
  • Ácido fólico.
  • Vitamina B12.
  • Niacina (forma de vitamina B3).

Aplicarte aceite de oliva, uno de los remedios para los calambres

En cuanto sientas el dolor, toma un poco de aceite de oliva con las palmas de las manos y hazte un suave masaje presionando con las yemas de los dedos. 

Tal y como explica un artículo publicado por varios investigadores de la Universidad de Barcelona, el masaje es otro de los remedios para los calambres que te puede aliviar en un momento de necesidad.

Lo que plantea la sabiduría popular es que el aceite de oliva, al ser tan saludable para la piel, podría contribuir con la desinflamación y por ende, el alivio.

Beneficios del aceite de oliva extra virgen
 

Descubre: 8 beneficios que tal vez no conocías del aceite de oliva

Tomar un baño de agua tibia

Cuando esta molestia te interrumpe las noches y disminuye la calidad de sueño, lo mejor es tomar medidas antes de ir dormir. Por eso, calienta un poco de agua y toma un baño para aumentar la circulación en las piernas y prevenir los calambres.

¿Y si los calambres no se alivian?

En caso de que sufras de calambres con regularidad y otras molestias y no hayas podido obtener el alivio con las medidas mencionadas anteriormente, lo mejor será que acudas al médico para un chequeo y tratamiento.

¡No dejes pasar de largo el momento de acudir a consulta con el profesional! Cuanto antes sepas cómo actuar, más pronto obtendrás el alivio y te sentirás mejor.

 
  • Arnés, M.C., Saá Requejo, C.M., Moreno Hernández, A., Calvo Cebrián, A., Hernández Álvarez, L.F. y Calderero Castellano, G. Calambres nocturnos. SEMG, 2003; 57: 553 – 560.
  • Manual MSD. [Internet]. Calambres musculares. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/trastornos-neurol%C3%B3gicos/aproximaci%C3%B3n-al-paciente-neurol%C3%B3gico/calambres-musculares
  • Maquirriain, J. y Merello, M.J. Abordaje clínico del deportista con calambres musculares. Rev Asoc Argent Ortop Traumatol, 2005; 70(4): 367 – 372.
  • MedlinePlus. [Internet]. Calambre muscular. 2017. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002066.htm
  • Nelson, NL y Churilla, JR (2016). Una revisión narrativa de los calambres musculares asociados con el ejercicio: factores que contribuyen a la fatiga neuromuscular y a las implicaciones del manejo. Muscle & Nerve, 54 (2), 177-185. https://doi.org/10.1002/mus.25176
  • Pedro Manonelles Marqueta (2012). Utilidad en el deporte de las bebidas de reposición con carbohidratos. Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte, ISSN 0212-8799, Vol. 19, Nº. 147, 2012, págs. 542-553.
  • P. Rubinstein, J.G. Abraldes y J.C. García-Pagá. Tratamiento de los calambres musculares en el paciente cirrótico. Universidad e Barcelona. GH Continuada. Marzo- Abril 2003. Vol. 2 Nº2.
  • María Dolores Apolo Arenas, E López Fernández Argüelles, T Caballero Ramos (2006). Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo [Use of the termotherapy in the sport environment]. Journal of Sport Science. E-Balonmano.com: Revista de Ciencias del Deporte.