Cuáles son los riesgos de ejercitarte en exceso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 7 enero, 2019
Debes adaptarte a tus posibilidades y ser realista con tus metas. Y es que ejercitarte en exceso sin tener estos factores en cuenta puede resultar perjudicial para tu salud

Practicar un deporte es algo que siempre será recomendado para obtener una calidad de vida positiva. Sin embargo, es importante considerar que existen una serie de riesgos de ejercitarte en exceso si no cuadras una rutina que en verdad sea la requerida por tu organismo.

Por eso, procura que el ejercicio siempre sea para tu beneficio y no para traer enfermedades o problemas. Busca ejercitarte de tal forma que el horario, la cantidad y la periodicidad tengan un equilibrio.

Ejercitarse de más puede traer más problemas que beneficios a la salud. Incluso es posible que empeoren condiciones ya establecidas y que incremente el riesgo de:

  • Lesiones
  • Dolores
  • Fatiga innecesaria

Vigila tu forma de proceder para poder así evitar caer en lesiones o afecciones de salud a raíz de actividades deportivas.

¿Tienes dudas sobre qué ejercicios realizar? ¿Has presentado lesiones que con el ejercicio te molestan? ¿Crees que estás haciendo algo mal?

En cualquiera de estos casos, es mejor que busques la asesoría de un entrenador experto.

Aquí te contamos los riesgos de ejercitarte en exceso, presta atención y evítalos.

Cansancio excesivo

Sentirte cansado luego del ejercicio es normal, pero vigila de cerca si tus músculos se sienten fatigados por muchos días.

  • Además, si sientes necesidad de descansar, dormir mucho y sufres mareos debes saber que se trata de algo inusual.

Tendinitis

Es la inflamación de uno o más tendones. Debes consultar a un especialista si sientes mucho dolor.

  • En el peor de los casos puede incluso haber rotura, algo que tarda mucho en sanar y a lo que es mejor no llegar.

Lee también: Cómo aliviar los síntomas de la tendinitis

Fracturasfractura de hueso

Entre los riesgos de ejercitarte en exceso, la fractura de un hueso es muy común aunque puede ser algo extremo.

  • También están las microfracturas que no son detectables de forma rápida. No obstante, a la larga, pueden resultar peligrosas.

Desmayos

mujer cansada

Es uno de los riesgos de ejercitarte en exceso más comunes. Pueden ocurrir cuando:

  • Corres más kilómetros de los que acostumbras repentinamente.
  • Levantas más peso.
  • Haces más repeticiones.
  • Aumentas el tiempo de entrenamiento.

En cualquiera de estos casos el oxígeno no llega correctamente al cerebro y provoca mareos que terminan en desmayos.

Defensas bajas

Entrenar de más puede traer como consecuencia que las defensas del cuerpo bajen. El resultado es que serás un blanco perfecto para enfermedades e infecciones.

Esto no suele deberse solo al exceso de ejercicio, sino a otros factores que suelen ir acompañados:

Salto de comidas

Ninguna rutina de ejercicio debe evitar que comas. Por el contrario, si estás dejando de comer por ejercitarte estás haciendo las cosas mal.

  • Este tipo de rutinas puede traer emparejado otros problemas que pueden llegar a lo psicológico.
  • Procura tomar conciencia de que, en el deporte, la buena alimentación es algo fundamental.

Poco descanso

Si estás ejercitándote de más es probable que evites dormir, más aún si tienes apoyo de vitaminas que te mantienen despierto.

  • Recuerda que igual que la alimentación, el descanso es vital en la vida deportiva.
  • Dormir menos no te hará el mejor ni rendir más en el deporte.

Amenorrea

La amenorrea es la ausencia inusual de la menstruación. En las mujeres que entrenan en exceso es uno de los riesgos más comunes.

Esta suele deberse a rutinas poco saludables con las que se intenta perder mucho peso de golpe y que suelen implicar el salto de comidas. Así, esto puede afectar a la menstruación.

Este síntoma se debe evitar, pues, con el tiempo, podría ocasionar reducción en la masa ósea, entre otros problemas.

Insomnio
mujer con insomnio

Si te ejercitas en exceso, el cuerpo se mantiene despierto y no descansa como debería. Esto podría evitar que duermas de forma placentera.

Problemas emocionales

Entre los riesgos de ejercitarte en exceso está la alteración de los estados emocionales.

Lejos de sentirte bien, podrías experimentar crisis de depresión e irritabilidad.

Esto se debe a la exigencia a la que suele someterse la gente que realiza este tipo de entrenamientos. Además, pueden decepcionarse muy fácilmente si no ven resultados en poco tiempo.

¿Cómo evitar el exceso de ejercicio?

Como ya dijimos, hacer ejercicio es bueno para la salud y muy recomendado. Sin embargo, es necesario que evites los riesgos de ejercitarte en exceso.

Por eso, puedes tomar en consideración estos dos aspectos para minimizar el riesgo:

Sé realista

No intentes ir más allá de lo posible. Siempre recuerda que antes de decidir hacer ejercicio debes considerar la situación particular de tu organismo.

  • No te exijas más de lo posible. Además, con ayuda de un experto, elabora una rutina que se adapte a tus posibilidades de tiempo, condiciones y edad.

Toma en cuenta tu salud en general

No puedes hacer ejercicios que afecten tu salud en vez de ayudarte. Si te ejercitas por recomendación médica, no actúes como si fueras a ir a las olimpiadas: solo ejercítate lo necesario.

Presta atención a cualquier recomendación especial que te dé tu médico.

Visita este artículo: Los 9 beneficios del ejercicio habitual

Lo tres riesgos más grandes de ejercitarte en exceso

Si de salud se trata, los riesgos de ejercitarte en exceso pueden ser muy notorios en algunos aspectos de tu vida.

Debes tener en cuenta que haces ejercicio para estar mejor y no para deteriorar tu salud. Así, el cuerpo debe cuidarse sin forzar su capacidad.

Aparte de los problemas ya citados, existen tres condiciones especiales que se dan por el exceso de ejercicio:

  • Fatiga: ya hemos hablado de este factor antes. No solo impide el descanso. Además, puede evitar el correcto desarrollo de musculatura.

Una sobrecarga en los músculos puede favorecer la debilidad muscular. Así, estos no crecerán como queremos.

  • Deterioro: es común que pierdan líquido y sufran un desgaste que puede afectar en especial los hombros y rodillas.
  • Radicales libres: son los causantes de envejecimiento, entre otros problemas. Con el exceso de oxígeno en nuestro organismo también pueden aumentar algunas sustancias, como los radicales libres.

Esto puede causar el deterioro de nuestro cuerpo. Esto es precisamente lo contrario a lo que se desea con la práctica de un deporte.

Esperamos que después de todo lo anteriormente expuesto hagas ejercicio de manera responsable. Además, recuerda que este siempre debería ir acompañado de una dieta equilibrada.

Lo mejor es siempre consultar un especialista que nos recomiende la mejor rutina para nuestro cuerpo.