¿Cuáles son las fases del sueño en adultos?

María Vijande · 6 octubre, 2018
Las fases del sueño en adultos tienen cada una una serie de características específicas que veremos a lo largo de este artículo.

Las fases del sueño en adultos se pueden estudiar mediante diferentes instrumentos como el electroencefalograma, el electromiograma y el electrooculograma. Estos aparatos registran diferentes parámetros eletrofisiológicos durante las diferentes fases del sueño.

Además, recogen parámetros tales como la frecuencia cardíaca, el ritmo respiratorio y la conductancia eléctrica de la piel. Antes de entrar directamente en el tema de las fases del sueño en adultos, es importante tener ciertos conceptos claro para poder entenderlas.

¿En qué consiste el sueño?

Como ya sabemos, las fases del sueño en adultos cambian mientras una persona está dormida, sin embargo, ¿sabemos exactamente lo que es el sueño?

El sueño es un proceso activo generado por la descarga de neuronas específicas. Además, actúa sobre la mayoría de procesos fisiológicos y psicológicos y a su vez es afectado por ellos. Esta relación hace que el sueño sea muy importante para nuestra salud física y mental.

Este proceso está regulado por la glándula pineal, la cual se encuentra en la base de cerebro. Esta glándula es la encargada de sintetizar una sustancia química denominada melatonina y que es crucial para regular el sueño.

Tanto la síntesis como la liberación de la melatonina están aumentadas por la noche y disminuida por el día. Esto se debe a que estas variaciones son las responsables de controlar el ritmo circadiano del sueño-vigilia, el cual se adapta al horario solar.

A lo largo de la vida, las fases del sueño pueden variar haciendo que el sueño cambie tanto en cantidad como en calidad. Esta variación va a depender de:

  • Edad de la persona.
  • El estado de salud.
  • Cambios fisiológicos.
  • Otros.

Quizá te interese: ¿Qué pasa en el cuerpo durante el sueño?

Fases del sueño en adultos

Durante las horas de sueño, la actividad cerebral cambia. Estos cambios se pueden observar en los instrumentos anteriormente mencionados ya que dependiendo de la fase del sueño en la que este la persona, emite unas ondas eléctricas u otras. Además, durante el sueño se pueden distinguir dos actividades muy bien diferenciadas:

  • Actividad rápida o de alta frecuencia: también denominada fase REM (Rapid Eye Movements en inglés) caracterizada por unos movimientos rápidos en los ojos de la persona. También se denomina sueño paradójico. En esta fase es cuando soñamos con historias con un hilo argumental.
  • Actividad lenta o sueño no REM: se caracteriza por reflejar en el eletroencefalograma ondas de baja frecuencia.

Cuando una persona está dormida, sufre breves despertares que suelen ir acompañados de movimientos físicos cuando se pasa de la fase no REM a la fase REM y viceversa.

Por otra parte, la fase no REM, se divide a su vez en otras 4 fases con características diferentes entre ellas. Estas fases se alternan de forma cíclica mientras una persona está dormida. Aproximadamente cada 90-100 minutos, comienza un nuevo ciclo de sueño en el que los últimos 20 o 30 minutos se corresponde con la fase REM.

Fases del sueño en adultos NO REM: fase I

Se caracteriza por un sueño ligero. Las personas todavía son capaces e percibir la mayoría de los estímulos.

Es un sueño poco o nada reparador en el que el tono muscular disminuye en comparación a cuando la persona está despierta.

Fases del sueño en adultos NO REM: fase II

El sistema nervioso bloquea las vías de acceso de la información sensorial, por lo que se desconecta del entorno y facilita que la persona se quede dormida. En esta fase el sueño es parcialmente reparador por lo que no es suficiente para descansar completamente. Ocupa el 50% del tiempo de sueño en adultos y además, desaparecen los movimientos oculares.

Descubre: ¿Cómo afecta la fibromialgia al sueño?

Fases del sueño en adultos NO REM: fase III

Es un sueño más profundo. En el caso en el que el individuo se despertase en esta fase, se sentirá confuso y desorientado. En la fase III no se sueña, ya que hemos visto que se sueña en la fase REM, pero la tensión arterial y el ritmo respiratorio disminuyen notablemente. Además, se incrementa la síntesis de la hormona del crecimiento.

Fases del sueño en adultos NO REM: fase IV

Esta última fase es la de mayor profundidad del sueño. Es esencial para recuperarse tanto física como psíquicamente. A pesar de no ser la fase típica de los sueños, sí que pueden aparecer imágenes sin ninguna línea argumental. Además, es esta fase se producen ciertas alteraciones del sueño como el sonambulismo.

  • Carley, D. W., & Farabi, S. S. (2016). Physiology of sleep. Diabetes Spectrum. https://doi.org/10.2337/diaspect.29.1.5
  • Colten, H. R., Altevogt, B. M., & Research, I. of M. (US) C. on S. M. and. (2006). Sleep Physiology. In Sleep Disorders and Sleep Deprivation: An Unmet Public Health Problem. https://doi.org/10.1097/01.CHI.0000270812.55636.3b
  • Memar P, Faradji F. A Novel Multi-Class EEG-Based Sleep Stage Classification System. IEEE Trans Neural Syst Rehabil Eng. 2018 Jan;26(1):84-95.
  • Della Monica C, Johnsen S, Atzori G, Groeger JA, Dijk DJ. Rapid Eye Movement Sleep, Sleep Continuity and Slow Wave Sleep as Predictors of Cognition, Mood, and Subjective Sleep Quality in Healthy Men and Women, Aged 20-84 Years. Front Psychiatry. 2018;9:255.