¿Cuáles son las causas de prematuridad?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 11 mayo, 2019
Carmen Martín · 15 mayo, 2019
A menudo, no se conocen las causas de la prematuridad. Sin embargo, existen ciertos factores de riesgo asociados a un inadecuado estilo de vida.

La prematuridad se define como dar a luz a un bebé antes de tiempo. Concretamente, antes de las 37 semanas de gestación. Un embarazo completo corresponde a 40 semanas de gestación. Por ello, cuando se da una situación de prematuridad, existe cierto riesgo.

Supone más inmadurez de todos los órganos y sistemas. También aumenta la incidencia de patologías que complican el desarrollo. En este artículo te explicamos los tipos de prematuridad y sus causas.

Tipos de prematuridad

Cuando un bebé nace, puede ser prematuro (de menos de 37 semanas de gestación), a término (de 37 a 42 semanas de gestación) o postérmino (nacido después de 42 semanas de gestación). Sin embargo, dentro de la prematuridad, encontramos:

  • Prematuro extremo: es aquel que nace antes de las 28 semanas de gestación.
  • Recién nacido muy prematuro. Nacido entre las 29 y 32 semanas de gestación.
  • Prematuro moderado: entre las 32 y 35 semanas de gestación.
  • Prematuro tardío. Nacido entre las 35 y 37 semanas de gestación.

La mayoría nacen solo unas semanas antes y no experimentan ningún problema relacionado con su prematuridad. Sin embargo, a menos semanas de gestación, hay mayor riesgo de sufrir complicaciones graves e incluso potencialmente mortales. La prematuridad extrema puede causar la muerte en los recién nacidos.

Además, los bebés prematuros tienen mayor riesgo de problemas a largo plazo. Por ejemplo, relacionados con retraso en el desarrollo y trastornos del aprendizaje. No obstante, la mayoría de los niños que nacen prematuramente crecen sin dificultades a largo plazo. 

Quizá te interese: Preeclampsia y sus complicaciones en el embarazo

Causas de prematuridad

Mujer rompiendo un cigarrillo
Evita las adicciones para minimizar los riesgos de parto prematuro.

A menudo se desconocen las causas de la prematuridad. Sin embargo, se han identificado algunos factores de riesgo como:

  • Ser adolescente o mujer mayor de 40 años.
  • Pertenecer a un nivel socioeconómico bajo. Esto provoca que la atención prenatal no sea la adecuada.
  • Estar embarazada de gemelos, trillizos o más.
  • Una mala alimentación. Las mujeres muy delgadas tienen más riesgo de prematuridad. Posiblemente, ocurra por una disminución del flujo uterino por mal nutrición. La obesidad también es considerada factor de riesgo. El tejido adiposo produce proteínas inflamatorias que desencadenan el parto espontáneo.
  • Sufrir infecciones durante el embarazo. Entre ellas destacan las infecciones urinarias y las ETS.
  • Haber padecido ya un caso de prematuridad. Es el factor de riesgo más importante. El número de partos prematuros y la edad gestacional en la que nacieron estos prematuros marcan el riesgo en la nueva gestación.
  • Poseer enfermedades cardíacas, renales, hipertensión arterial o diabetes.
  • Padecer insuficiencia cervicouterina. Consiste en que el cuello uterino comienza a dilatarse temprano.

Además, otros factores que incrementan el riesgo de prematuridad son:

  • Consumo de sustancias tóxicas: como tabaco, cocaína o anfetaminas.
  • Factores uterinos. La cirugía uterina, las malformaciones o los miomas influyen en la prematuridad.
  • Complicaciones de la gestación actual: sangrar en el 2º y 3º trimestre, presentar alteraciones del volumen del líquido amniótico, la rotura prematura de membranas, etcétera.

Podría interesarte. ¿Es seguro consumir cafeína durante el embarazo?

Síntomas de riesgo

Existen una serie de síntomas que deben alertarte si estás embarazada. Ante ellos, o ante cualquier otro problema, debes acudir a tu médico. En primer lugar, destaca el hecho de sangrar durante el segundo o tercer trimestre. Puede provocar que se rompan las membranas antes de tiempo. Por ello, puede causar prematuridad.

En segundo lugar, si sufres contracciones dolorosas antes de lo esperado. Pueden ser una alarma de parto prematuro. Del mismo modo, si pierdes líquido y no sabes que es. Podría tratarse de líquido amniótico. También es un síntoma de la rotura prematura de membranas.

Consejos para evitar ser madre prematura

Mujer embarazada con frutas
Durante la gestación, un estilo de vida saludable nos ayudará a evitar los factores de riesgo asociados con la prematuridad.

Aunque, como bien hemos mencionado, no se conocen las causas, existen una serie de recomendaciones para evitar la prematuridad. En primer lugar, si ya has tenido un bebé prematuro, deberías esperar 12 meses para quedarte de nuevo embarazada.

Es aconsejable evitar el tabaco y cualquier tóxico durante la gestación. Del mismo modo, debes mantener una nutrición adecuada. Lo ideal es corregir la malnutrición y la anemia antes del embarazo. También se recomienda seguir una dieta baja en grasas y rica en ácidos omega-3.

Cuando el parto comienza mucho antes de tiempo, los médicos administran fármacos a la embarazada. Su propósito es retardar las contracciones o detenerlas. También se busca acelerar el desarrollo pulmonar del bebé para evitar complicaciones.

En conclusión

En los últimos años han aumentado las tasas de prematuridad. Se debe, entre otras cosas, al incremento de la edad de la madre, así como de los casos de hipertensión y diabetes. También porque se ha aumentado el uso de los tratamientos de fecundidad. Estos, a su vez, dan lugar a más número de embarazos múltiples.

Por ello, es necesario detectar precozmente los síntomas y acudir a tu médico ante cualquier duda. Del mismo modo, es necesario seguir avanzando científicamente para aumentar las esperanzas de los prematuros.

  • Causas y factores de riesgo de la Prematuridad. (n.d.). Retrieved April 22, 2019, from https://portal.hospitalclinic.org/enfermedades/prematuridad/causas-y-factores-de-riesgo
  • Prematuridad - Salud infantil - Manual MSD versión para público general. (n.d.). Retrieved April 22, 2019, from https://www.msdmanuals.com/es/hogar/salud-infantil/problemas-en-el-recién-nacido/prematuridad#v814229_es
  • Nacimientos prematuros. (n.d.). Retrieved April 22, 2019, from https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/preterm-birth
  • Clark, R. H., Kelleher, A. S., Chace, D. H., & Spitzer, A. R. (2014). Gestational Age and Age at Sampling Influence Metabolic Profiles in Premature Infants. PEDIATRICS, 134(1), e37–e46. https://doi.org/10.1542/peds.2014-0329
  • Screening Examination of Premature Infants for Retinopathy of Prematurity. (2013). PEDIATRICS, 131(1), 189–195. https://doi.org/10.1542/peds.2012-2996
  • Postnatal Glucose Homeostasis in Late-Preterm and Term Infants. (2011). PEDIATRICS, 127(3), 575–579. https://doi.org/10.1542/peds.2010-3851
  • McGowan, J. E., Alderdice, F. A., Holmes, V. A., & Johnston, L. (2011). Early Childhood Development of Late-Preterm Infants: A Systematic Review. PEDIATRICS, 127(6), 1111–1124. https://doi.org/10.1542/peds.2010-2257