¿Cuáles son las causas del tinnitus?

28 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Las causas del tinnitus son variadas. Se trata de un síntoma caracterizado por un sonido persistente que se percibe sin causas externas que lo expliquen. Encontrar su origen es clave para el tratamiento.

Para hablar de las causas del tinnitus hay que entender que el mismo es un síntoma y no una enfermedad en sí mismo. Se trata de un signo que refiere a algún trastorno de fondo que lo produce.

En términos médicos, el tinnitus es un ruido que se siente en el oído como un pitido o un ronroneo persistente. No proviene de una fuente externa que lo origine, por lo que su existencia causa escozor en la persona que lo padece, que no puede darle una explicación certera.

Causas del tinnitus

Como bien adelantamos, las causas del tinnitus son variadas porque estamos ante un síntoma, no una enfermedad en sí. Tanto el daño en el oído como el uso de ciertos medicamentos se asocian a la aparición del sonido persistente.

Daños en el oído

El oído tiene tres partes principales: externo, medio e interno. La zona externa es la oreja, básicamente, y el conducto auditivo que lleva hasta la membrana del tímpano. Por dentro de la misma hay un espacio anatómico en forma de caja que constituye el oído medio. Luego, más adentro, ya están las conexiones con el sistema nervioso que llevarán la información al cerebro.

Anatomía del oído

Si el oído medio o el interno se lastiman, por la razón que sea, pueden conducir a la aparición de tinnitus. Estas condiciones se dividen entre las que afectan la conducción de las ondas de sonido, como un trastorno de los huesecillos, o la interpretación neuronal, en el cerebro.

Los tumores son una razón oncológica de gravedad que debe detectarse a tiempo. Muchos de ellos crecen con lentitud, pero de manera continua. A veces, el silbido percibido es originado por la presión de las células tumorales contra el nervio acústico.

Más interna y más difícil de detectar es la muerte de las células neuronales por un accidente cerebrovascular. Entre las secuelas del ictus se cuentan las pérdidas auditivas y los tinnitus. Esto dependerá, en gran medida, de la localización de la hemorragia o la obstrucción arterial, en un principio.

Sigue leyendo: La higiene del oído en el verano

Largas exposiciones a ruidos intensos

Las personas que trabajan con maquinaria ruidosa o en ambientes con altos decibeles durante gran parte de la jornada, se exponen a padecer este silbido fuera de su horario laboral. Es el caso de los operadores de martillos hidráulicos, por ejemplo.

Se han registrado daños, también, cuando se oye música a altos volúmenes con auriculares. En cierto sentido, para los disckjockeys se conforma una enfermedad laboral.

Estas causas de tinnitus pueden derivar en trastornos pasajeros o persistentes y crónicos. Siempre, el tratamiento consiste en disminuir la exposición a los ruidos o quitar al individuo del ambiente nocivo por un tiempo prolongado.

Medicamentos

Las aspirinas son medicamentos que pueden causar tinnitus.

Los fármacos que causan tinnitus lo hacen porque tienen como efecto adverso la ototoxicidad. Esto es la capacidad de dañar el oído en diferentes niveles tras el consumo. No siempre es una cuestión de dosis, aunque aumenta el riesgo cuando se superan los valores recomendados de tratamiento.

Entre los medicamentos ototóxicos más usados podemos mencionar los siguientes:

  • Diuréticos de asa: son fármacos para la hipertensión arterial que se pueden consumir solos o combinados con otros antihipertensivos.
  • Cloroquina: como medicamento para la malaria, su uso es extendido en el mundo.
  • Gentamicina: es, quizás, el antibiótico más vinculado a la ototoxicidad. Se puede emplear respetando los protocolos de uso, pero cuando se prescribe más allá del margen de seguridad, los oídos se resienten.
  • Aspirina: el ácido acetilsalicílico puede ser causa de tinnitus si durante largos meses se consume de manera inapropiada, superando las 10 tomas cada día.

Desórdenes de la articulación temporo-mandibular

La articulación entre el maxilar inferior y el hueso temporal del cráneo es la que permite masticar. Junto a este mecanismo, el músculo masetero asegura que la boca se abra y se cierre con la movilización de la mandíbula.

En personas con bruxismo, que es el apretamiento nocturno patológico de la dentadura, la articulación entra en un estado de disfunción. No cierra como debería, se inflaman los tejidos blandos circundantes y se pierde el eje central sobre el que se asienta.

Al inflamarse la zona cercana al oído, por solidaridad también se inflaman estructuras vinculadas al oído externo y medio. Esto puede originar, en algunos pacientes, el tinnitus.

Lo mismo aplica para las contracturas cervicales intensas que trasladan su contracción hacia la zona frontal, afectando el maxilar inferior. También por cercanía, el oído se inflama y se generan ruidos internos que no se refieren a ninguna fuente externa de sonido.

Descubre más: ¿Es la otitis contagiosa?

¿Cómo evitar las causas del tinnitus?

Mujer respirando aliviada

Evitar las causas del tinnitus no es fácil porque son variadas las formas de presentación y los orígenes. De todas maneras, se pueden tomar medidas generales para reducir el daño posible y proteger los oídos.

Entre estas medidas está el control de la exposición a ruidos intensos. Ciertos trabajos necesitan de una protección auditiva especializada que reduzca los decibeles que ingresan a la membrana timpánica, a través de protectores.

Por otro lado, ante la aparición de los síntomas y su persistencia, es fundamental acelerar la consulta médica. Cuestiones graves como un tumor del nervio auditivo pueden detectarse con métodos complementarios de imágenes que den cuenta del trastorno.

Si eres una persona con bruxismo, seguramente llegarás a tener síntomas auditivos al no aplicar un abordaje odontológico. No dejes que evolucione. Consulta con el dentista, quien puede indicarte una placa de relajación nocturna, por ejemplo, para reducir la fricción.

La molestia del tinnitus altera la calidad de vida y, en algunas personas, conduce a estados de falta de ánimo o depresión. Es mejor acudir con presteza al diagnóstico para encontrar una solución.

  • Stott, Carlos, Nicolás Albertz, and Cristian Aedo. "Neurinoma del acústico (schwanoma vestibular): Revisión y actualización de la literatura." Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello 68.3 (2008): 301-308.
  • Martínez-Vila, E., et al. "Ictus isquémico de causa inhabitual. Trombosis venosa cerebral. Infarto cerebral silente." Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 12.70 (2019): 4108-4119.
  • Merino, Francisco Otárola, Francisco Otárola Zapata, and Andrés Finkelstein Kulka. "Ruido laboral y su impacto en salud." Ruido Laboral 8.20 (2006): 47.
  • Potier, Morgan, et al. "The risks of amplified music for disc-jockeys working in nightclubs." Ear and Hearing 30.2 (2009): 291-293.
  • Figueiredo, Marcelo Cardoso, et al. "Antimaláricos e Ototoxicidade." Revista Brasileira de Reumatologia 44.3 (2004): 212-214.
  • Bates, Duane E., Steve J. Beaumont, and Barry W. Baylis. "Ototoxicity induced by gentamicin and furosemide." Annals of Pharmacotherapy 36.3 (2002): 446-451.
  • Sepúlveda, Rodrigo A., et al. "Intoxicación por ácido acetilsalicílico, fisiopatología y manejo." Revista médica de Chile 146.11 (2018): 1309-1316.
  • Nieto Mena, Sandra, Héctor Tiscareño, and José Luis Castellanos. "Neurofisiología y bruxismo." Revista ADM 75.4 (2018).
  • González, Marisol Corrales, Horacio Tovalín Ahumada, and Marlene Rodríguez Martínez. "Percepción del riesgo sobre protección y pérdida auditiva en trabajadores expuestos a ruido en el trabajo." Cienc Trab [periódico na internet] (2009): 1-4.