Cuáles son los aportes del yoga a la salud mental

Solimar Cedeño · 20 junio, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 19 mayo, 2019
El yoga es una actividad física que llena de energía el organismo y mejora la salud mental. Al practicarlo conseguimos un estado de concentración que nos ayuda a múltiples niveles.

Los aportes del yoga a la salud mental son numerosos. Por eso es una de las actividades recomendadas por algunos especialistas como complemento de tratamientos psicológicos y físicos. Practicar yoga puede ayudar a equilibrar cuerpo y mente. Además, es una disciplina completa para atender la salud mental y física. No obstante, ¿cómo lo hace? Descúbrelo en este artículo.

Algunos de los aportes del yoga a la salud mental pueden ser…

Reducir el estrés y la ansiedad

Practicar yoga relaja el cuerpo y la mente a través de la meditación y técnicas de respiración profunda. Así, tener el cuerpo relajado y estar concentrado en eliminar pensamientos negativos contribuye a reducir los niveles de cortisol.

Esta hormona es liberada por la glándula suprarrenal como respuesta al estrés en el organismo. Por eso, es importante mantenerla en niveles normales.

El yoga te permite prestar especial atención a tus pensamientos y emociones para controlarlos. Puede que algunas situaciones en la vida estén fuera de tus manos y eso te generará ansiedad.

No obstante, debes recordar que algo que siempre puedes controlar es tu mente. Así, con ejercicios de meditación puede serte más fácil controlar los pensamientos negativos.

Aportes del yoga a la salud mental. Reduce el estrés

Aliviar la depresión

Entre los aportes del yoga a la salud mental también se encuentra el alivio temporal de la depresión. La práctica ayuda a liberar tensiones a través de ejercicios de meditación y respiración. Esto permite a las personas estar concentradas en el presente y conectar su cuerpo, mente y espíritu a la vez.

Mantener la mente y el cuerpo libres de energías negativas puede aumentar la capacidad de resiliencia emocional. El individuo deja de darle tanta importancia a los pensamientos negativos temporalmente y se siente capaz de superar cualquier adversidad.

Por eso, el yoga puede ser una excelente herramienta para el autoconocimiento y autoconciencia. Así, puede ser un buen complemento si estás siguiendo algún tratamiento contra la depresión.

Con todo, el yoga por sí solo no te ayudará a luchar contra la depresión. Lo mejor es acudir al médico para que nos recomiende el tratamiento más adecuado. No obstante, podemos combinar esta terapia o tratamiento con hábitos de vida saludables como el yoga.

Lee también: Conoce las 4 poses de yoga que casi nadie practica

Aumentar la concentración

A través de la meditación y respiración profunda el individuo aumenta su concentración al enfocarse de manera consciente en todo lo que piensa y siente en ese momento.

Además, la respiración profunda oxigena el cerebro. Esto puede contribuir a mejorar las capacidades cognitivas y su funcionamiento.

Durante la meditación, las personas tienen como prioridad la concentración. Esto las ayuda a ser más disciplinadas en la búsqueda del control de su mente.

Eliminar el cansancio mental

Así como el ejercicio físico te llena de energía y vitalidad, el ejercicio mental te ayuda a recargar la energía de tu cerebro. Esto puede ayudarte a eliminar el cansancio mental y a estar más activo en ese aspecto.

Por ejemplo, mantener la postura Savasana o del cadáver por unos minutos te ayudará a relajar tanto tu mente y cuerpo. Así, puede brindarte un descanso equivalente al que logras al tomar una siesta.

Ver también: ¿Qué es el yoga? Todo lo que debes saber de esta disciplina

Controlar pensamientos y emociones

Un problema común de los seres humanos es reaccionar según sus emociones porque se dejan dominar por ellas. La práctica de yoga puede ayudarte a aprender cómo separarlas de tus decisiones y acciones.

Este control también te puede permitir alejarte de la ansiedad, depresión y estrés. El yoga puede ayudarte a entender las consecuencias que trae permitir que ellos tomen el mando de tus pensamientos y acciones en cualquier circunstancia.

mujer con ansiedad

Mejorar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Uno de los mayores aportes del yoga a la salud mental es que agudiza nuestro cerebro porque le permite identificar diversos estímulos gracias a la concentración. Al practicar yoga no solo estarás atento a las posturas que debes hacer, sino al esfuerzo mental que requieres para hacerlas correctamente.

También se recomienda la práctica de yoga para niños con hiperactividad y déficit de atención. Esto se debe a que la disciplina puede ayudarles a canalizar la energía en todo su cuerpo y a estar concentrados en una sola cosa a la vez.

La actividad física ayuda a drenar la energía de los niños hiperactivos. Así, esta, acompañada de la meditación, puede favorecer que se mantengan atentos al ejercicio. El yoga enfoca sus pensamientos en el equilibrio de sus propios cuerpos y mentes y no en otros estímulos distractores.

De este modo, aunque no es un remedio en sí mismo, el yoga puede ser un buen complemento para la terapia o tratamiento que nos haya recomendado el médico.

Si aún no has decidido practicar esta disciplina, recuerda estos aportes del yoga a la salud mental. Te sentirás mejor física y espiritualmente contigo mismo y el entorno que te rodea.

Además, practicar la actividad puede ayudarte a sentirte parte de un todo y tomar consciencia de tu importancia en el mundo. Anímate y hazlo por tu bienestar mental.