¿Cuáles son los beneficios de tomar agua con bicarbonato de sodio todos los días?

7 noviembre, 2015
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Una sola bebida, un solo hábito no es suficiente para gozar de buena salud. Por ello, siempre es importante mantener todo un estilo de vida saludable, basado en hábitos coherentes. 

A pesar de que se haya llegado a afirmar y recomendar ciertas bebidas para «mejorar» la salud, prevenir o curar enfermedades, lo cierto es que ninguna bebida, por sí sola, es capaz de hacer tales cosas. En este sentido, el agua bicarbonato de sodio o con limón han sido dos de las opciones que consiguieron alcanzar mayor popularidad.

Ciertamente, la idea de preparar una bebida en casa, de forma sencilla, con ingredientes de uso común y, en apariencia, solo con propiedades beneficiosas para la salud puede parecer correcto. Sin embargo, esta idea dista mucho de ser un hábito saludable o recomendable desde el punto de vista médico.

Beber un vaso de agua con bicarbonato de sodio, limón, naranja, arándanos, espirulina, o cualquier otro supuesto superalimento no va brindar una solución a una enfermedad ni va a otorgar al organismo una especie de escudo protector contra los excesos. Tampoco va a ayudar a controlar los niveles de colesterol ni de azúcar en la sangre. Ni siquiera por el hecho de consumirse a diario.

Para entender mejor esto, veamos un poco más acerca del bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es una sustancia química que se ha empleado de diversas maneras. Se suele utilizar con frecuencia en panadería, repostería y producción de bebidas gaseosas, ya que tiene la capacidad de liberar dióxido de carbono cuando se usa junto con compuestos. También forma parte de la composición de varios productos de limpieza por su efecto abrasivo y desodorizante.

Es utilizado comúnmente para desatascar tuberías, blanquear suelos, limpiar la plata y otras cuestiones afines.

Usos no recomendados del bicarbonato de sodio

Recientemente, Gemma del Caño, farmacéutica y máster en Innovación, biotecnología, seguridad y calidad  y coautora de la Guía de los bulos en la alimentación, desmontó los mitos más comunes en torno al uso que se le da a esta sustancia en una entrevista, los cuales se resumen a continuación.

  • Como remedio para las infecciones de la garganta. Aunque sea un remedio muy recomendado tradicionalmente, el bicarbonato es abrasivo y puede quemar.
  • Como blanqueante casero para dientes. Utilizar en casa cualquier cantidad de bicarbonato para intentar blanquearse los dientes puede terminar provocando la erosión del esmalte. Por ello, lo mejor es optar por los productos que ya han sido cuidadosamente preparados para estos fines, dentífricos, enjuagues, etcétera.
  • Para «desintoxicar» el cabello. Por ya mencionado anteriormente, el bicarbonato de sodio puede resecar y maltratar en exceso el cabello, por ende, no es recomendable utilizarlo para el aseo personal.
  • Para calmar la acidez. Consumir un vaso de bicarbonato de sodio con agua a diario puede favorecer la aparición de cálculos renales, alterar el pH del estómago (en lugar de «regularlo») y también puede barrer las defensas del aparato estomacal, exponiéndolo a las bacterias patógenas. 

Por todo lo expuesto, el consumo agua con bicarbonato de sodio a diario, en ayunas o de cualquier manera, no es recomendable para la salud y, en lugar de brindar beneficios, en realidad, puede suponer un riesgo.

Descubre: ¿Por qué debemos comer frutas a diario?

A tener en cuenta

Si deseas mejorar tus hábitos de vida para gozar de buena salud y tienes inquietudes acerca de cómo hacerlo, lo más recomendable es que consultes a tu médico. El profesional siempre podrá orientarte de la manera más adecuada para tu caso.

Por otra parte, si padeces alguna enfermedad, estás bajo tratamiento farmacológico y deseas probar algún tratamiento coadyuvante, no dudes en comentárselo a tu médico tratante en primer lugar. Recuerda que los remedios pueden producir interacciones y causarte reacciones adversas.