¿Cuáles son los beneficios de un masaje en las manos?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 17 noviembre, 2018
Gracias a los masajes en las manos, además de liberar tensiones, podemos beneficiarnos a nivel general. ¿Cuáles son estas ventajas? ¿Cómo realizar un buen masaje? Te lo contamos en este artículo.

Tal vez no lo sepas, pero recibir un masaje en las manos es increíblemente beneficioso y relajante. No solo mejorarás su movilidad y circulación, sino que, según la reflexología, las manos disponen de múltiples puntos que se conectan a diversos órganos y partes del cuerpo, que reciben un alivio inmediato.

El masaje en las manos no es muy complicado de realizar y tiene un efecto reparador instantáneo. Puede que nunca te lo hayas planteado, pero sus virtudes son tan positivas que vale la pena experimentar el placer de recibir este tipo de masajes. En este artículo, te invitamos a conocer sus beneficios y cómo se realiza.

Beneficios de un masaje en las manos

Masaje

Según la Arthritis Foundation, si sufrimos de artritis crónica en la mano, aplicarnos un masaje de forma regular en esta zona nos ayudará a reducir el dolor y mejorar la movilidad.

Las personas que no sufren artritis también pueden beneficiarse de un masaje en las manos. Si sueles utilizarlas para realizar tareas cotidianas, ya sea con el ordenador o por otros trabajos manuales, e incluso si sueles tener dolores o calambres, este masaje te será muy beneficioso.

El masaje en las manos mejora la circulación, evita que los nervios y los tendones se queden rígidos y armoniza la movilidad de la mano en general. Asimismo, tiene la capacidad de relajar los músculos.

Si sufres de síndrome del túnel carpiano, notarás un gran alivio tras un masaje. El masaje de fricción, por ejemplo, contribuye a mejorar el rango de movimiento, ya que en estas sesiones se estiran ligeramente los dedos.

Según la reflexología, las manos tienen puntos de unión con diferentes órganos del cuerpo. Así, por ejemplo, la mano derecha está relacionada con el hígado, el intestino delgado, el estómago, o las glándulas tiroides.

En cambio, la mano izquierda se asocia con el cerebro, los riñones y las vértebras, entre otras partes del cuerpo. Entonces, ejerciendo presión en diferentes puntos de las manos, podemos encontrar alivio en estas zonas.

Cómo dar un masaje en las manos

Lo primero es que otra persona y tú aprendáis estos pasos para poder aplicar el masaje la una a la otra. Para hacer un masaje en las manos de alguien, debemos apoyarnos sobre en una mesa y sobre una toalla. El primer paso, desde luego, es sentarnos cómodamente y coger la mano de la otra persona.

Lee también: Consejos para dar masajes relajantes

masaje manos

La segunda instrucción a seguir es poner crema en su mano. Podemos utilizar crema de aloe vera (sábila), y aplicársela mientras le damos unas friegas suaves que van desde la muñeca hasta la punta de los dedos. Primero lo haremos suavemente; luego ejerceremos un poco más de presión, pero sin hacer daño.

Acto seguido, debemos presionar y hacer pequeños círculos con los pulgares en toda la palma de la mano de la otra persona. Es sencillo de hacer: presiona y haz círculos con el pulgar. Nuevamente, comienza suavemente y luego sigue con un poco más de presión, pero como siempre, sin provocar dolor.

palm massage

Ahora, vamos a pasar a los dedos. Coge la mano de la otra persona y, tal y como ves en el dibujo, masajea los cinco dedos de tu compañera.

Seguidamente, debemos situar los dos pulgares en el centro de la mano de la otra persona. Ve masajeando en este punto y ejerciendo presión durante cinco segundos; después, afloja.

Tras haber masajeado el punto central de la mano, haz lo mismo pero en la zona del pulgar. Esta zona suele ser la que más dolor concentra: es la articulación que más se usa y la que más se sobrecarga. Vuelve a hacer lo mismo: presiona cinco segundos y luego relaja.

Te puede interesar: Los 5 mejores masajes anticelulíticos

Las articulaciones, el toque final

masaje

El último paso es más complejo, pero tremendamente efectivo. Fíjate en la fotografía: el objetivo va a ser masajear cada articulación de los dedos.

Entonces, empieza desde la yema y luego ve descendiendo a lo largo de la falange. Masajea ejerciendo un poco de fuerza sin dañar; oprime unos segundos y luego relaja. Realiza este ejercicio durante dos segundos.

Como ves, dar un masaje en las manos es muy sencillo. El secreto está en hacerlo todos los días, por ejemplo a media tarde, cuando acabamos de trabajar. Si lo haces con una amiga o con tu pareja, será mucho más fácil. No olvides usar una crema para aplicar el masaje. ¡Notarás los beneficios en el corto plazo!